El tribunal de apelaciones de la Audiencia Nacional condena a un tuitero que había sido absuelto

Publicidad

La Sala de  Apelaciones de la Audiencia Nacional ha condenado a tres meses de cárcel a un  un usuario de Twitter de 25 años que fue absuelto por mayoría y no por unanimidad de la Sala de lo Penal de este órgano el pasado mes de marzo. Entonces no se entendieron los mensajes publicados en la red social fueran constitutivos de enaltecimiento del terrorismo, aunque ahora el Tribunal de Apelaciones considera que si son un «incentivo indirecto» al odio y la violencia y merecen reproche penal.

Luis Solorzano publicó entre 2012 y 2014 comentarios en Twitter como “El terrorismo hoy por hoy parece ser la única opción que puedan entender que Canarias no se vende, lucha por defender”; “El 11-S no fue un drama, fue justicia”; “Hacen falta más comandos, más atracos y por mí que fusilen a Rodrigo Rato y Emilio Botín”; “Soy del GRAPO puta España”; y “policía bueno, policía muerto”.

También ‘retuiteó’ un mensaje de otro usuario que pedía la vuelta del grupo terrorista ya extinto Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario.

La Fiscalía presentó recurso de apelación frente a la resolución de marzo emitida por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que le absolvió al considerar que los ‘tuits’ y las expresiones que publicaba no implicaban la elaboración de un verdadero discurso, sino “una mera protesta abrupta, a modo de grito”, sin que pudiera hablarse de “incitación, si quiera indirecta, al odio, a la violencia o al terrorismo”.

Frente a esta consideración, y de acuerdo con el voto particular emitido en su día por uno de los miembros del tribunal de instancia, los magistrados del tribunal de apelaciones  consideran que las expresiones contenidas en los mensajes de este joven constituyen un «incentivo indirecto al lector a apreciar de manera positiva la realización de un acto criminal, y tienen como fin desencadenar un reflejo emocional de hostilidad, incitando y promoviendo el odio y la intolerancia».

En su sentencia, adelantada por la SER y a la que ha tenido acceso Europa Press, el tribunal de apelaciones -una nueva instancia previa al recurso de casación en el Tribunal Supremo que comenzó a funcionar el verano pasado- destaca la pluralidad de los mensajes del condenado, «la palmaria manifestación del odio de raíz ideológico para determinados colectivos, en especial los policías y banqueros, la invitación explícita a la comisión y reiteración de actos terroristas».

Consideran los magistrados de apelación que las manifestaciones vertidas por el joven ‘tuitero’ «van más allá de la expresión de coincidenciade objetivos políticos o expresión de vínculos ideológicos, siendo sin lugar a dudas una justificación de los medios violentos y una invitación a la utilización de métodos terroristas, representado el terrorismo como merecedor de elogio y el asesinato de policías y banqueros como algo necesario».

Pese a que no hubo muestras de adhesión por parte de los seguidores del tuitero (otro de los motivos que justificaron su absolución anteriormente)  la Sala de apelaciones razona que se infiere un riesgo abstracto derivado de «la literalidad tan expresiva indirecta de las expresiones» que llegaron a sus 250 seguidores en Twitter.

 

Fuente: Agencias

 

 

 

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More