El Tribunal Constitucional anula la prohibición de las corridas de toros en Catalunya

La resolución se basa en que dicha prohibición invade la competencia del Estado español en materia de cultura –artículos 1.28 y 149.2 de la Constitución- al contemplar la tauromaquia como “patrimonio cultural inmaterial”

El Pleno del Tribunal Constitucional español ha anulado el artículo 1 de la Ley catalana que prohíbe las corridas de toros con el voto favorable de ocho de sus miembros. La resolución se basa en que dicha prohibición invade la competencia del Estado español en materia de cultura –artículos 1.28 y 149.2 de la Constitución- al contemplar la tauromaquia como “patrimonio cultural inmaterial”.

Así pues, el Tribunal Constitucional considera que Catalunya tiene competencia para regular los espectáculos públicos y para proteger a los animales, por lo que estas circunstancias por sí solas no convierten la ley catalana en inconstitucional. Ya el Estado, en los años 2013 y 2015, dictó dos leyes que no fueron recurridas ante el Tribunal Constitucional, con las que declaró los toros “patrimonio cultural inmaterial”, recoge la sentencia dictada este jueves.

La magistrada Encarnación Roca es la ponente de la sentencia y fue propuesta por CIU, con el apoyo de PP y PSOE, para el TC. El fallo, que ha contado con el voto favorable de ocho miembros del TC, ha obtenido tres votos en contra de otros tantos magistrados, los cuales formularán un voto particular. Roca considera que las competencias que posee la Generalitat en materia de protección de animales y de espectáculos de importancia cultural y económica, le permite gestionarlos pero no prohibirlos.

El Partido Popular recurrió uno de los apartados de la Ley de Protección de los Animales catalana, el que prohibía las “peleas de animales y otras actividades”. El citado apartado prohibía además “las corridas de toros y los espectáculos con toros que incluyan la muerte del animal y la aplicación de las suertes de la pica, las banderillas y el estoque, así como los espectáculos taurinos de cualquier modalidad que tengan lugar dentro o fuera de las plazas de toros”. Y al mismo tiempo quedaban fuera de dicha prohibición las fiestas con toros sin daño al animal.

Según el recurso, que fue avalado por 50 senadores, la prohibición catalana vulnera la Constitución española al considerar que va más allá de lo que permite el decreto de transferencias territoriales en materia de espectáculos. Dicho recurso también argumentaba que el principio constitucional no escrito de la unidad del orden económico estatal, estaría contravenido por la decisión del Parlament catalán.

“La actividad taurina constituye un mercado económico propio, de producción de bienes y servicios, que se configura como un sector económico de primera magnitud (…) y es evidente que una norma prohibitiva es un elemento distorsionador y desequilibrante del mercado, que afecta a otros territorios e intereses diversos”, sostenía el recurso.

Por su parte, la alcaldesa de la ciudad condal Ada Colau, ha señalado este jueves en su cuenta de Twitter que “Barcelona es ciudad antitaurina desde 2004. Diga lo que diga el TC haremos cumplir todas las normativas que impiden el maltrato a los animales”. Al mismo tiempo, el conseller Justicia de la Generalitat, Carles Mundó, ha subrayado también en su cuenta de Twitter que “en nombre de la cultura no se puede amparar el maltrato animal”.

http://arainfo.org/el-tribunal-constitucional-anula-la-prohibicion-de-las-corridas-de-toros-en-catalunya/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS