El tablero geopolítico se mueve en América latina

Tres acontecimientos se sucedieron y se espera&nbsp otros más. La conferencia de Ministros de la OEA, la "embarrada" del diario El Tiempo al publicar una foto con el texto equivocado y las declaraciones macabras de George Bush.

La historia se repite en América Latina. Luego de la sangrienta incursión uribista a territorio ecuatoriano, los Cancilleres se vieron envueltos en la palaciega gestión de ponerse de acuerdo si se debía o no condenar al gobierno narcoterrorista de Uribe. Interviene entonces, tal como ayer en la historia, la diplomacia norteamericana que se abstiene a pesar de la contundencia de las pruebas y los argumentos. Este es un hecho muy peligroso porque de manera descarada reconoce la agresión y asimila para si la declaración de Uribe de continuar con las incursiones cuando el las considere necesario. A esto se suma la amenazante declaración en la Florida del presidente norteamericano contra Venezuela y su presidente.

Es decir que están alistando los cañones. Ahora mas que nunca cuando se acelera la crisis de la economía yanqui los gestos y las palabras se tornan mas amenazadoras y para ello se Irán creando las condiciones para cualquier intervención militar.

Los agentes infiltrados volaran puentes, barcos, iglesias, asesinaran a lideres y empujaran a la prensa a portarse mas belicosa. El aparato de las embajadas trabajara las 24 horas para crear un ambiente de pánico en el que los infaltables líderes religiosos anunciaran la invasión comunista atea. Las Comisiones secretas del Congreso yanqui votaran a favor de asignar miles de millones de dólares para incrementar la industria militar y lo justificaran diciendo que el suministro de petróleo venezolano esta en peligro y que el fantasma del comunismo avanza en Ecuador, Bolivia y poco a poco a la Argentina y Uruguay, por lo que se ordenara a generales y almirantes preparar la invasión. La cabeza de puente será Colombia ya que el ejército colombiano no termina de aniquilar a la guerrilla y se involucra cada vez mas con el tenebroso mundo del narcotráfico.

Uribe esta consiguiendo extender el conflicto a toda América. Lo hizo de la manera mas provocadora: lanzando a un comando militar a territorio ecuatoriano a sabiendas que Correa iba a reaccionar armando el barullo internacional, pero también movilizando a las tropas para defender las fronteras y amedrentar y perseguir a las guerrillas, con lo que ponía nuevamente a los insurgentes frente a dos fuegos.

Si bien el narcofascista de Bogota recibió una formidable andanada internacional en su contra, no es menos cierto que también consiguió consolidar el rabioso apoyo de la quinta columna en el Ecuador a través de periodistas, columnistas, y politiqueros de viejo cunio, algunos de ellos agazapados en la Constituyente. Una breve revisión de los denominados "grandes" periódicos latinoamericanos nos permite observar esta condena tibia y de manera solapada el apoyo a Uribe y a la estrategia militar de los Estados Unidos.

En este sentido se siente que la reacción popular es todavía débil en el Ecuador y en los demás países. La movilizacion popular debe hacerse sentir pero ahora con la diferencia de que no tropezaremos con la misma piedra de movilizarnos, poner los muertos y dejar que las cosas queden igual o peor que antes. Si Uribe y los norteamericanos provocan la guerra también en esta parte del mundo, esta vez será con resultados muy diferentes a los que anhela el imperio.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS