El Supremo ratifica el ERE de Panrico: la intrahistoria de dos años de espera

Publicidad

El pasado 13 de julio, la sala IV del Tribunal Supremo respondió negativamente al recurso contra el Expediente de Regulación de Empleo en la empresa Panrico. El ERE formaba parte del plan de viabilidad responsable de más de ocho meses de huelga indefinida en la planta que la panificadora tiene en Santa Perpètua de Mogoda. El recurso, interpuesto no sin tropiezos internos por CCOO, pedía por segunda vez la nulidad del despido colectivo que la Audiencia Nacional ya había declarado ajustado a derecho. El Supremo ratifica la validez de los despidos realizados entre los años 2013 y 2014 (el 80% de los planificados, 589 personas en total) pero corrige el criterio de la AN en dar validez legal al pago aplazado de las indemnizaciones por despido. La decisión ha sido adoptada por mayoría de la Sala con un voto particular en contra.

El dictamen del Supremo llega en plena formalización de la compra del imperio de los donuts por la multinacional de la bollería, Bimbo
Después de dos años de espera, el dictamen del Supremo llega en plena formalización de la compra del imperio de los donuts por la multinacional de la bollería, Bimbo. El Grupo Bimbo pactó el pago de 190 millones de euros pero condicionó la materialización de la adquisición de Panrico en la obtención del visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) y la ratificación del ERE por los tribunales. El permiso de la CNMC llegó a finales junio, con la venta de la división de pan de molde y derivados de Panrico al grupo catalán Adam Foods, sorteando así la concentración monopolística del sector. La segunda, y vital pieza, la ha obtenido ahora.

Por la parte de las huelguistas y algunos miembros del grupo de apoyo a la huelga, había la expectativa de que la sentencia que declaró legal la huelga influyera en un resultado diferente, dado que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña señalaba elementos que eventualmente podían afectar el criterio de la Audiencia Nacional.

El miedo a un «Coca-Cola»

Aunque, finalmente, no ha sido el caso, UGT y la empresa manifestaron su inquietud ante la posibilidad que el ERE fuera tumbado por el Supremo. Una semana antes de la respuesta del tribunal, UGT oraba en un comunicado la resolución positiva del Supremo, para que se redujera «la incertidumbre» para la plantilla de Panrico.

Coincidiendo con el discurso de la empresa, el comunicado de UGT considera que «el presente y el futuro de todos los trabajadores / as que conforman la empresa» dependía de la decisión del tribunal
Coincidiendo con el discurso de la empresa, el comunicado de UGT considera que «el presente y el futuro de todos los trabajadores / as que conforman la empresa» dependía de la decisión del tribunal. También hacía patente el desacuerdo respecto CCOO, sindicato que firmó el acuerdo del ERE y que luego recurrió la decisión en los tribunales. Según UGT «la impugnación no obtuvo el éxito esperado y, ante la falta de razón en la Audiencia Nacional, probó suerte recurriendo la decisión ante el Tribunal Supremo».

La preocupación de UGT ha sido compartida por la prensa económica y el grupo Panrico que, semanas antes, se adelantaba a los eventuales efectos catastróficos que podrían suponer una sentencia no ajustada a los planes del grupo Bimbo. Así, el diario Cinco Días titulaba el día 6 de julio «Los Donuts en peligro: Si el Supremo tira el ere Habrá preconcurso». Las fuentes de la empresa citadas por el diario cuantificaban la magnitud de los efectos en 50 millones de euros: «El impacto salarial que tendría declarar ilegal el ERE sería inasumible»; y añadían: «en el caso de que el Supremo hiciera un Coca-Cola nos llevaría a la empresa a situarse muy cerca de los 75 millones [de pérdidas].» Y es que Coca-Cola Iberian Partners ha visto como todas las instancias judiciales le han impedido sacar adelante los planes de concentración de embotelladoras en España, que implican el cierre del centro de Fuenlabrada … Sin embargo, la multinacional aún no ha realizado el que por sentencia está obligada: la reincorporación de la plantilla en las mismas funciones y condiciones, tal como reiteraba la Audiencia Nacional el pasado 6 de julio.

Una sentencia lesiva para los derechos de las trabajadoras

CCOO por su parte, en un comunicado público lamentó la resolución del judicial respecto Panrico y considera que «es muy lesiva para los intereses de los trabajadores y trabajadoras de Panrico». Para el sindicato, que «respeta pero no comparte» la decisión del TS, «existían razones suficientes para que el tribunal los considerara nulos, al igual que ocurrió con Coca-Cola» y quedan a la espera de una reunión con el empresa para concretar los detalles de la adquisición definitiva de Panrico por parte de Bimbo y pedir el mantenimiento de la plantilla.

A pesar de las declaraciones de CCOO, a lo largo del conflicto hubo también un acuerdo entre CCOO y la dirección de Panrico. El pacto, firmado el 10 de octubre de 2013, incluía la garantía de la paz social y, ante la convocatoria de la huelga de las trabajadoras de Santa Perpètua, «la no convocatoria de la huelga objeto del presente conflicto». El conflicto que refiere el documento era el rechazo de los planes de recortes y despidos planteados por Oaktree, fondos buitre propietario de Panrico. Posteriormente, se conoció la existencia de un acuerdo «de mejora sindical» entre la federación agroalimentaria de CCOO y Panrico, de abono de 30.000 euros al año y dos personas liberadas de trabajo a sueldo de la empresa. La sentencia que condenó Panrico a continuar con el acuerdo -rompiendo por la empresa a raíz de que la plantilla de Santa Perpètua comenzó a visualizar su distanciamiento respecto a los posicionamientos de la dirección del sindicato- revelaba la existencia de un pacto similar con la dirección de UGT.

https://directa.cat/suprem-ratifica-lero-de-panrico-intrahistoria-de-dos-anys-despera

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More