El Supremo obliga a Interior a dar asilo, que le había sido negado, a un camerunés perseguido por homosexual

Publicidad

El Tribunal Supremo ha ordenado al Ministerio del Interior que tramite el asilo a un camerunés que alegó ser perseguido en su país por homosexual, al entender que su relato es veraz y especialmente en un país que tipifica como delito esta inclinación sexual.

De esta manera, el alto tribunal ha revocado la denegación del asilo a este hombre en noviembre de 2014 por parte de Interior, que consideró que sus alegaciones sobre la persecución padecida en Camerún por su condición de homosexual eran «inverosímiles e insuficientes».

El ciudadano camerunés, Prosper K.T., había relatado en su demanda a su llegada al aeropuerto de Barajas que, al enterarse de su condición de homosexual, los jóvenes de su barrio en Camerún le dieron una paliza a él y a su novio en julio de 2014, a consecuencia de la cual este último habría muerto.

Él decidió huir, primero a Nigeria, luego a México y por último a España, donde reclamó asilo y protección internacional subsidiaria, que le fue denegada.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) presentó un informe apoyando el asilo, a pesar de lo cual la Audiencia Nacional dio la razón a Interior, aunque, según el Supremo, ese tribunal resolvió “en términos genéricos” y no explicó por qué creía que los argumentos del camerunés eran incoherentes, tal y como informa Efe.

Agencias

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More