El subsidio temporal de desempleo para trabajadoras del hogar deja fuera al 40% del sector

Lo denuncian la Asociación Servicio Doméstico Activo (SEDOAC) y Alianza por la Solidaridad-ActionAid

    Un 40% de las trabajadoras del hogar en España se han quedado sin posibilidades de acceder al subsidio temporal de desempleo que fue aprobado por el Gobierno el pasado 31 de marzo, en el marco del segundo paquete de medidas aprobadas para mitigar el impacto económico y social de la crisis generada por el coronavirus.

   Así lo denuncian la Asociación Servicio Doméstico Activo (SEDOAC) y Alianza por la Solidaridad-ActionAid, organizaciones que, si bien consideran positivo que se haya aprobado esta ayuda pública, piden medidas complementarias para aquellas empleadas del hogar que trabajan en la economía sumergida y que se quedarían fuera de este derecho.

   Hay que recordar que más de 200.000 mujeres trabajan en la economía sumergida en España por la imposibilidad de conseguir papeles y que la actual Ley de Extranjería impide conseguir la residencia hasta cumplir los tres años de estancia en España. Esta normativa relega a miles de personas a la precariedad y, en muchos casos, a los abusos por parte de los empleadores, que no les dan de alta en la Seguridad Social. Además de excluirles de la sanidad, en un contexto de crisis sanitaria como el actual, al no tener contratos se les impide el acceso medidas como las aprobadas, por lo que se pide al Gobierno su regularización.

  Carolina Elías, presidenta de SEDOAC ha señalado, en este sentido: “Es una buena ocasión para que España siga la senda de Portugal, que ha regularizado a las trabajadoras del hogar que están cuidando a nuestras familias, consiguiendo así que tengan los mismos derechos que otras personas con empleos formales”.

   Asimismo, las asociaciones solicitan al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que desarrolle de manera urgente el procedimiento para reclamar las ayudas, considerando la precariedad del sector y la preocupante situación económica de muchas trabajadoras del hogar, que llevan sin cobrar desde principios de marzo. En este sentido, recomiendan que el subsidio de desempleo se pueda solicitar con la baja de la Seguridad Social, dado que otros trámites burocráticos, como certificados de los empleadores, son difíciles de conseguir. “En muchos casos, los empleadores no estarán dispuestos a hacerlos», explica Elías.

  Por último, SEDOAC y Alianza por la Solidaridad-ActionAid recuerdan que la cotización a la Seguridad Social de este colectivo se realiza por tramos, no por su salario real, lo que les supondrá recibir subsidios más bajos. De hecho, han denunciado, en varias ocasiones, fraudes recurrentes a la Seguridad Social con empleadores que cotizan menos horas o que no han actualizado las horas en relación al salario mínimo.

  No hay que olvidar que las empleadas de hogar suplen, en muchos casos, un servicio que debería ser proporcionado por el Estado a través de la Ley de Dependencia. Para Elías, además “se debería valorar la posibilidad de solicitar desgravaciones fiscales a las familias que contraten los servicios de cuidados, como ocurren en algunas comunidades con menores de 0 a 3 años”.

Fuente: Rebelion.org

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS