El Sistema

El Sistema es algo tan monstruoso que la gente ni se da cuenta. Creen ciegamente que son soberanxs de sus propias vidas, de sus propias decisiones, de sus propios pensamientos y emociones pero todo está condicionado por el Sistema. 

Es como un gran Dios que todo lo crea y controla y contra lo que aparentemente no se puede ni debe hacer nada, pues es el Sistema Perfecto, fuente de progreso y dador de bienestar. 

Seguramente algo que parezca a ojos de cualquiera insignificante puede dar un buen golpe que haga tambalearse al Sistema. Cuestionarlo todo sería un buen comienzo…

El Sistema no es o Comunismo o Capitalismo u otra cosa. El Sistema lo es todo. Desde que abres el grifo de tu casa para beber agua hasta que te haces banquerx y despedazas más abiertamente a la gente. Pasando por cambiarte de ropa, las aficiones, hacer un chiste, pensar, escribir, dibujar, cantar, amar, cursar estudios Superiores, procrear, salir con una pancarta a la calle a protestar, etc…

Hay quien cree estar fuera del Sistema. Que ellxs hacen lo que realmente desean. No es cierto, no existe un ‘fuera del Sistema’, sus actos son los designios del mismo. El Sistema también necesita de ‘anti-sistema’ para subsistir y ahí lxs tiene. Contentxs y dispuestxs a representar su papel..

Es Todo una Gran Mentira. Como una super paranoia colectiva. 

La gente cree ser libre, cree que tiene aficiones, cree que ama, que odia, que piensa, que siente, etc pero nada más lejos de lo que el propio Sistema nos dicta (sin que nos demos cuenta, claro, con mecanismos muy sutiles, pulidos desde el origen de la humanidad).

Pero lo peor del Sistema es el de nuestras mentes. Eso que no se puede tocar pero si controlar.

Pensar es aparte de contraproducente en lo que se refiere económicamente en base al Sistema actual, es también peligroso.

Tenemos medicamentos que nos anulan. Una educación basada en lo que quieren que aprendamos y todo lo que sea ir en contra de ese modelo se considera suficiente delito como para castigarlo de forma brutal (trabajo, marginación, cárceles, psiquiátricos, etc)

Sociedades y familias que censuran e imponen el castigo. 

Campañas de publicidad que nos dicen que es lo que queremos/necesitamos.

Informativos que nos dicen qué es importante y qué no.

ONG’s en las que confiar para quitarnos el sentimiento de culpa.

Replesaliadxs aniquilando a otrxs represaliadxs porque se avergüenzan de ser la escoria del Sistema.

Criticxs, libertarixs, anarquistas, con su propio modelo de pensamiento único que castigan a cualquiera que se salga de sus doctrinas.

Zombies luchadorxs que gritan, matan, torturan y mueren por la Libertad cuando lo único que quieren es que el Sistema cambie de nombre.. Malditxs Hipócritas!

Gritos de Guerra únicamente contra lo visible (riqueza, pobreza, las clases, modas, el cumplimiento o no de las doctrinas, los ISMOS, etc)

Una razón basada el la propiedad, que no quiere que veamos mentes pensantes con derechos sino billetes o monedas.

La falsa creencia de que las armas físicas hacen más daño que las palabras…

Una Historia que pocxs cuestionan y escrita siempre por lxs Vencedorxs, nunca por lxs Vencidxs.

Programas de Humor que se ríen del/la diferente.

Humillaciones públicas.

Programas que nos alivian, llevándonos muy lejos de donde estamos para sedarnos.

Películas que ensalzan todo lo que el Sistema considera bueno y/o malo y siempre en su propio beneficio.

Matrimonios, trabajos, estudios, parejas, comida, familia, etc, todo para alejar al/la individux de su propia cabecita.

Nos convertimos en un peligro cuando empezamos a pensar y cuestionar todo lo que vemos y también lo que no vemos (a nosotrxs mismxs). 

Al construir nuevas formas de ver las cosas. 

Al identificar al/lxs enemigx(s) verdaderxs. 

Al decidir sufrir antes que besarle el culo al Sistema.

Si fuera fácil no se llamaría lucha y la primera batalla en esta guerra es luchar contra unx mismx porque sino no hay futuro que valga la pena si no destrozamos al Sistema que nos han metido a presión en nuestras mentes desde nacimiento..

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS