El sindicato vasco ELA tampoco convoca al 14-N, ni a huelga ni jornada de lucha. Argumentos poco convincentes

[Para ver bien el cartel de la imagen, clic sobre ella, ratón derecho, mejor opción]

Este es un análisis serio, en profundidad y con sentido de responsabilidad ante toda la clase trabajadora, del pronunciamiento de ELA respecto al 14-N. No es una disquisición académica, un entretenimiento, un ataque demagógico, ni una invitación a los que se divierten polemizando. Surge de una genuina y gran preocupación por nuestro presente y nuestro futuro, el temor a la amenaza de una derrota histórica que se aproxima. Aborda cuestiones de trascendencia que a la mayoría, si no a la totalidad de los analistas, se les habrá escapado, como comprobaréis. Aunque cerremos lo ojos y tapemos los oídos, no haremos que la verdad desaparezca. Quien no se sienta capaz de sintonizar con esta onda, puede ahorrarse la lectura. Quien sí, copiará el artículo o la dirección para asegurarse de leerlo hasta el final porque le aseguro que compensaré su esfuerzo y obtendrá beneficios más allá de lo que ahora cree.

He procurado hacer un análisis lo más ecuánime y objetivo posible, exhaustivo, casi detectivesco, y la primera sorprendida por las conclusiones he sido yo porque no esperaba encontrarme parte de lo que he hallado. Se puede discutir, como todo, pero no cuestionar la evidencia de las pruebas y menos mi honestidad intelectual.

Después de mucho esperar a su pronunciamiento, deseando que la discusión interna se acabase inclinando a favor de la huelga general (ver http://www.diariovasco.com/v/20121102/economia/remite-ahora-reforma-pensiones-20121102.html  ) no ha resultado así y ELA ha emitido la siguiente declaración que, de su web, trascribo en su totalidad, aunque sustituyendo los puntos y aparte por  // para reducir espacio:

ELA no convoca huelga general el 14-n.  02/11/2012   //  ELA, adoptada esta decisión, mantiene su apuesta por trabajar en la Plataforma Sindical y Social que convocó la huelga del pasado 26 de setiembre. Hacemos una valoración positiva de la reflexión compartida, del trabajo realizado, así como de la necesidad de mantener una agenda propia en Euskal Herria de propuestas alternativas y de movilización.  //  ELA ha decidido no convocar Huelga General el 14 de noviembre. Las principales razones por las cuales hemos tomado esta decisión son:   // * Hemos hecho una huelga general el pasado 26 de setiembre. ELA valoró la huelga de manera muy positiva. Hay que recordar que esa huelga general era la quinta celebrada en Euskal Herria en tres años y medio para exigir un cambio radical en las políticas y denunciar los recortes en derechos laborales y sociales.  //   * La huelga general del 26-S fue convocada por una Plataforma Sindical y Social para rechazar los brutales recortes aprobados por Rajoy en el mes de Julio y para exigir a las Administraciones Vascas que no siguiesen al pie de la letra la política del PP. Analizadas las posiciones políticas actuales ELA está convencida que próximamente el gobierno español y otras Administraciones (Gobiernos de Gasteiz, Iruña, Diputaciones…), procederán a hacer nuevos y duros recortes: en pensiones, desempleo, destrucción de empleo, prestaciones sociales, etc… Esas políticas tienen por objeto cumplir con lo establecido en la reforma de la Constitución, en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y en el resto de legislación básica para imponer una sola política en todo el Estado. Es así como, con la obsesión por el cumplimiento del déficit público, se detrae dinero público –vía recortes- para dárselo a la banca. ELA, sin ningún género de dudas, continuará contestando esas medidas tal y como ha hecho hasta ahora.   //   ELA quiere dejar constancia de que en ningún caso nuestra decisión debe ser entendida como algo contrario al proceso de movilizaciones que se está desarrollando en diferentes países europeos. Nada más lejos de nuestra intención. ELA se congratula de la extensión de movilizaciones por Europa a raíz del llamamiento de la CES. Nuestro sindicato apuesta por la movilización como única vía con capacidad para obligar a cambiar la política.   //    Dicho lo anterior, ELA entiende que en este contexto toda movilización debe tener en cuenta algunos elementos importantes:    // * El movimiento sindical y social no debe excluir de crítica a quienes son responsables de hacer la política que interesa al poder financiero, al capital. Debemos exigir que se rectifiquen aquellas decisiones, que como la reforma de la Constitución (propuesta por el PSOE), han supuesto un antes y un después en la legitimación de la ortodoxia neoliberal.   //   * Entendemos que “Europa” no puede ser utilizada como coartada por parte de los gobiernos para aplicar políticas de recortes sociales. Gobiernos locales e instituciones europeas son igualmente responsables.    //    * Las movilizaciones en las que participamos no tienen por objeto dar apoyo a un inexistente “diálogo social”. No es coherente defender su utilidad mientras el Estado Español es el lugar de la OCDE en el que más ha aumentado la desigualdad social.     //   * ELA busca con la movilización que Instituciones y partidos atiendan al clamor social que está en la calle: al desempleo creciente, a la pobreza, a los desahucios… Nos movilizamos para colocar los intereses de las personas por encima de la dictadura del capital. Pues bien, ELA constata que ni en el Estado español ni en Euskal Herria, Instituciones y partidos se hacen eco de esta exigencia; al contrario, prestan su apoyo al capital rompiendo todos los equilibrios y, más allá de la estricta competencia electoral, desgraciadamente no existen políticas que, en la práctica, rompan con el dogma neoliberal.   //    ELA, adoptada esta decisión, mantiene su apuesta por trabajar en la Plataforma antes citada. Hacemos una valoración positiva de la reflexión compartida, del trabajo realizado, así como de la necesidad de mantener una agenda propia en Euskal Herria de propuestas alternativas y de movilización.”

Salta a primera vista que el pronunciamiento de ELA es mucho más inteligente, afinado, ecuánime que el torpe, tramposo e incluso mentiroso de LAB que he criticado en mi artículo “Sindicato abertzale LAB se descuelga de HG del 14-N en Euskadi con pretextos. Crítica desde la clase trabajadora”.

ELA dice bien “Las movilizaciones en las que participamos no tienen por objeto dar apoyo a un inexistente “diálogo social”. No es coherente defender su utilidad mientras el Estado Español es el lugar de la OCDE en el que más ha aumentado la desigualdad social.” Pero a diferencia de LAB no dice que la huelga convocada sea “para impulsar un referéndum en el Estado español sobre las políticas que el PP está implementado desde el Gobierno”, lo que he demostrado documentalmente que es mentira, aprovechando una media verdad, como pretexto para rechazar la convocatoria para una jornada europea contra las agresiones, no para pedir en cada país un referéndum sobre la política de su gobierno. Sin embargo, parece que sigue siendo un factor contra la huelga, aunque no se lo parezca así al otro sindicato abertzale ESK, a no ser que ELA y LAB le quieran achacar la pretensión de participar en y favorecer la estrategia de “diálogo social” de CCOO y UGT.

Bastaría con que ELA convocase a la huelga general en sus propios términos, con reivindicaciones propias, dejando bien claro en su comunicado y hojas que no es para pedir un referéndum ni para una política de “diálogo social”. Así de simple y combatiría la trampa de CCOO y UGT del mejor modo, en los hechos y con el ejemplo, favoreciendo la unidad, no de los sindicatos, sino de la clase trabajadora independientemente de si está o no afiliada, de a quién vota en las elecciones sindicales, facilitando que se superasen las vacilaciones para luchar y todos lo que tuviesen interés lo hiciesen, logrando así una huelga general que sería un nuevo toque de atención a la burguesía y su Estado, un aviso de que no nos rendimos y que estamos dispuestos a seguir luchando. Es tan evidente que parece mentira que haya que decirlo. Pero por lo visto, esto que lo entiende y puede aplicar cualquier trabajador/a, debe ser una misión imposible para los expertos en agit-prop de estos sindicatos cuando no son un obstáculo los minúsculos recursos de ESK y otros. ¡O ponemos por delante los intereses comunes a la clase trabajadora o anteponemos los intereses particulares de los aparatos sindicales! Y todo lo demás no son más que excusas baratas.

ELA, a diferencia de LAB, tampoco nos pretende colar la trampa de que esta convocatoria sea meramente estatal y no parte de una campaña más extensa, europea, aunque de forma desigual. No puede hacerlo porque ELA es miembro de la Confederación Europea de Sindicatos (la CES), su promotora. Por eso “ELA quiere dejar constancia de que en ningún caso nuestra decisión debe ser entendida como algo contrario al proceso de movilizaciones que se está desarrollando en diferentes países europeos. Nada más lejos de nuestra intención. ELA se congratula de la extensión de movilizaciones por Europa a raíz del llamamiento de la CES. Nuestro sindicato apuesta por la movilización como única vía con capacidad para obligar a cambiar la política.” Una actitud muy diferente de la manifestada en el comunicado de LAB que silencia completamente esa dimensión europea de la jornada, como si respondiese a una convocatoria exclusiva para España y de CCOO y UGT. Pero iremos viendo en qué queda en la práctica.

ELA apunta a un asunto de extraordinaria importancia cuando dice: “Esas políticas tienen por objeto cumplir con lo establecido en la reforma de la Constitución, en la Ley de Estabilidad Presupuestaria”. Cuestión en la que vengo insistiendo en multitud de artículos, relacionándolo con una estrategia para nuestra clase para toda Europa, porque la Ley de Estabilidad no es más que la traslación al estado español del Tratado de Estabilidad de la U.E., que también supondrá un castigo para el resto de la clase en la U.E. (en Francia lo llaman el Tratado de la Austeridad a Perpetuidad). A este Tratado y Ley de Estabilidad, le puso la alfombra roja la reforma del artículo 135 de la Constitución, por parte del PSOE en el gobierno, de la mano del PP en la oposición (agosto-septiembre 2011), a la que se refiere ELA. Comentaré más adelante aspectos muy importantes de la posición de ELA ante esto. Como vengo explicando en muchos artículos, la Ley y el Tratado de Estabilidad son pilares fundamentales del diseño de la U.E. y presuponen la derrota y sometimiento de la clase trabajadora de Europa, sobre todo de los países más débiles, como muy tarde, para 2020.

ELA termina diciendo “Hacemos una valoración positiva de la reflexión compartida, del trabajo realizado, así como de la necesidad de mantener una agenda propia en Euskal Herria de propuestas alternativas y de movilización.” Pero sin llega a afirmar como LAB de que se pueden resolver los problemas y vencer al capital con las solas fuerzas de la clase trabajadora vasca. Como tampoco es posible con las solas fuerzas de la clase trabajadora del conjunto del estado español (para dejárselo claro de una vez a mis críticos).

No puede haber objeción a que la clase trabajadora en Euskal Herria tenga su agenda propia de propuestas y alternativas de movilización. Pero esto no quiere decir que siempre obligadamente deba ser diferente y separada del resto del estado y Europa. Por eso, cuando en Euskadi, ELA, LAB y otros convocaron huelga general para el 26-S, yo la apoyé con mis artículos en Kaosenlared, y además que esa misma fecha fuese también la de la huelga general en todo el estado, criticando la actitud de CCOO y UGT de evitar la convocatoria o retrasarla lo máximo posible planteando la trampa del referéndum, que he criticado una y otra vez en mis artículos (quede así claro a mis críticos).

Dicho todo esto, dada la gravedad de las agresiones pasadas, presentes y futuras, sigo sin encontrar justificación a que ELA no se una a la huelga general en España, Portugal, Chipre, Malta, y paros de cuatro hojas en Italia y otras protestas en Europa.

¿Creen que es suficiente por ahora con la convocatoria del 26-S, a la espera de mejor ocasión para más convocatorias necesarias por los ataques que ya se nos echan encima? No nos engañemos. Debido sobre todo a que no se unieron ni siquiera en Euskadi a esa convocatoria CCOO y UGT, el seguimiento fue muy desigual. Esto es sin duda responsabilidad sobre todo de CCOO y UGT que no tenían ninguna voluntad de huelga general ni en España, agitando el espantajo de la convocatoria de un referéndum por el gobierno, o en su defecto, de una consulta desde la Cumbre Social.

El 14-N ocurrirá que muchos trabajadores/as estarán dispuestos a seguir la convocatoria de ESK, CNT, CGT, CCOO y UGT, y otros, pero al producirse la división en la empresa por afiliación sindical, dado el peso que sobre todo tiene ELA, es muy probable que vacilen más de lo que habrían hecho de ser conjunta, y se echen atrás, o tengan que hacer un esfuerzo extra para atraer a los afiliados y votantes de ELA y LAB. Sin lugar a dudas va a ser un factor debilitante para el éxito de la huelga general que puede llevarla directamente al fracaso, para disfrute de la burguesía de toda Europa y en particular de la vasca del PNV que ya se estarán frotando las manos. ELA cuenta con el 39,8% y LAB el 17,2% de la representación en los centros de trabajo (frente al 20% de CCOO y 12,4% de UGT). Los medios de comunicación están dando una gran cobertura informativa para asegurarse que todos los trabajadores/as se enteren y así fracase estrepitosamente la huelga general. Mandará una señal de división y debilidad que pasará factura al afrontar la renovación de los convenios colectivos, que se presenta de la peor manera en muchas décadas a causa de la reforma laboral que permite el descuelgue de la patronal de los convenios de ámbito provincial para imponer condiciones de empresa, y puede condenar a muchos trabajadores a limitarse a las peores de los convenios estatales, y de no existir, al Estatuto de los Trabajadores.

No puedo tomar directamente el pulso a la disposición de los trabajadores/as en las empresas de Euskadi. No es lo mismo la afiliación sindical, los votos obtenidos en las elecciones sindicales, la representatividad del sentir general que puedan tener las decisiones de las centrales sindicales. Ni ESK (convoca) ni LAB, ni ELA (tampoco CCOO y UGT) apuntan que se esté dando un agotamiento de las fuerzas, o que haya riesgo alto de desgastarlas con una convocatoria para el 14-N. Todos coinciden en que el 26-S ha sido totalmente insuficiente para frenar siquiera momentáneamente y menos hacer retroceder la ofensiva de la burguesía. Las fuerzas dudo que se estén agotando porque una parte muy importante de los trabajadores/as, debido sobre todo a la división sindical, no participó en la huelga del 26-S. Como dice ESK en su convocatoria: “No podemos pensar que tenemos los deberes hechos con la pasada HG del 26 de septiembre.”

En esta dirección también parece apuntar que, según información de prensa, en ELA ha existido un intenso debate sobre esta convocatoria, y que un sector (ignoro su dimensión) estaba a favor. Lo tomo como un indicio de que no valoraban que no hubiese fuerzas para la huelga o que fuese inoportuna por suponer un desgaste. Por otra parte, la gestión de las fuerzas disponibles debe tener muy en cuenta las batallas que debemos afrontar si no queremos retroceder más y ser vencidos. Un ejército puede encontrarse muy mermado, las tropas fatigadas, pero decidir un enfrentamiento porque darlo precisamente en ese momento y en esas condiciones es la mejor forma de administrar bien las fuerzas, para no retroceder más peligrosamente y para acumularlas. Cuando es la burguesía la que está a la ofensiva, no estamos en condiciones de elegir y esperar al momento “perfecto” para afrontar la lucha que nos viene impuesta.

Es verdad que la burguesía no tiene por qué conocer todas nuestras cartas, pero no es tonta, no se la puede engañar con blufs, así que se puede decir claramente, porque los trabajadores/as también necesitamos saber cómo nos encontramos de fuerzas no sólo en nuestra empresa (puede ser poco representativa por muy pequeña), o sector, sino a nivel general, cómo lo evalúan los sindicatos. Es decir, que si hubiese una debilidad para acometer el 14-N, debiera decirse, porque eso significaría que ni siquiera CCOO y UGT debieran en ese caso convocarla ahora para Euskadi. Si no hay condiciones no es bueno que los trabajadores/as gastemos energía inútilmente y nos llevemos la desmoralización de un fracaso. En esas condiciones una huelga, en vez de fortalecernos, nos debilita ante la burguesía y ante nosotros mismos; habría que llamar a aguardar un mejor momento. Pero ni LAB ni ELA dicen nada en ese sentido, cuando de ser ese el caso, sería su obligación.

Más sorprendente es que ELA, ya que no convoca huelga general pero sí está comprometida con la convocatoria de la CES a escala europea, en un comunicado tan importante no anuncie, ni siquiera apunte, a la posibilidad de llamar a manifestaciones, paros parciales, etc., es decir, participar en la jornada del 14-N al menos como Jornada de Lucha. Si tienen intención de hacer algo, es incomprensible que no se mencione en un comunicado que va a sentar como una bomba, reduciendo a lo puramente testimonial las posibilidades de huelga general, sobre todo en Gipuzkoa, donde predominan claramente LAB y ELA. ¿Tan debilitadas están las fuerzas como para no permitirse ni el sucedáneo de unas manifestaciones? Según la información de prensa, en ELA había división entre los partidarios de huelga general, los contrarios y otro sector que proponían movilizaciones como paros parciales, manifestaciones, pero finalmente ¡ni eso! Es decir, que se han impuesto los que estaban por no hacer nada frente a los partidarios de la huelga general y los que preferían unas movilizaciones, y esto ¡ante una convocatoria aprobada por su sindicato como miembro de la CES!. ELA llama desde la CES a un día de lucha y solidaridad; en su estado y en el vecino se convoca una huelga general y ELA no va a mover un dedo ese día. Por favor, que nos lo expliquen cómo es posible semejante grado de inconsecuencia.

¿Lo que convine a la clase o lo que conviene a los sindicatos? Me pregunto en qué términos se ha hecho el debate. La primera cuestión y muy simple que se debiera haber planteado con claridad a toda la clase trabajadora en Euskadi es la siguiente: Aceptando todos que existen motivos más que de sobra, que el 26-S no ha conseguido detener nada y que fue muy desigualmente seguido, teniendo en cuenta la correlación de fuerzas y las nuevas agresiones y el futuro que nos espera con el capital ¿conviene a la clase trabajadora en Euskadi hacer huelga el 14-N aprovechando la convocatoria para Europa, alguna otra movilización, o postergarla para otra ocasión? La respuesta no puede ser “ya hicimos una el 26-S” cuando no fue secundada por una gran parte de la clase y no se han obtenido resultados. Si no conviene, no conviene para ningún trabajador vasco, sea cual sea su afiliación o no. En vez de hacer este planteamiento, el real de ELA y LAB parece ser ¿conviene a nuestros sindicatos secundar la convocatoria europea del 14-N? Es decir a la cuota de influencia y poder en la clase trabajadora. Pero esto no se puede decir así, de modo que se disfraza como si fuese la estrategia astuta y secreta de un Estado Mayor de la clase que lo calibra todo, que da explicaciones que no explican nada, cuando debiera ser al contrario si se aspira a nuestra autoliberación, sin subordinarnos a aparatos sindicales o partidistas, ni nacionales ni estatales, y siendo todos capaces de evaluar y decidir por nuestros intereses. Como ELA y LAB no convocan, tampoco potenciarán que se celebren asambleas en las empresas los días anteriores y en esa fecha para que sean todos los trabajadores/as quienes aporten su opinión y decidan. Ya han puesto la luz roja y la señal de no circular en esa dirección.

Si no hay condiciones para una huelga general, no debe haberlas para nadie, ni para CCOO y UGT, ni para ESK, LAB, ELA, etc. Si la hay, la hay para todos, aunque la respuesta no sea la misma según sectores.

Es curioso que yo, que he hecho críticas muy fuertes a la convocatoria de la CES, llamo a aprovechar la ocasión para luchar y desbordar sus planteamientos en España, Portugal, Euskadi, toda Europa; sin embargo ELA, que es miembro de la CES y no le hace ninguna crítica, que ha aprobado su convocatoria para Europa, de hecho, no la secunda en nada, no la desborda sino que se queda por detrás.

La referencia de ELA, en su comunicado, a la Ley de Estabilidad, me da toda la razón en lo que venía diciendo desde hace tiempo (ver mis artículos en Kaosenlared). Sí era posible aprovechar esta HG para levantar la pancarta contra la Ley de Estabilidad y el Tratado de Estabilidad de la UE, tomando el testigo de la protesta en Francia contra el Tratado (París, domingo 30/09/2012 entre 50.000 y 80.000 manifestantes, ver mis artículos), aprovechando la concienciación de los trabajadores/as de Iparralde (País vasco francés) que lo han denunciado como el Tratado de la Austeridad a Perpetuidad, para reforzar los lazos mutuos con esa reivindicación común. A la vez, haciendo esto, ELA habría desbordado los planteamientos de la CES que no quiere atacar los pilares de la estrategia de gran capital europeo, y se habría diferenciado claramente de los de CCOO y UGT, habría dado un gran paso en la imprescindible lucha común de los trabajadores/as europeos contra el Tratado, fortaleciendo así nuestra resistencia y creando las bases para la contraofensiva, tal como vengo desarrollando en muchos artículos. Y la clase trabajadora de Euskadi se habría puesto a la cabeza de toda Europa por ser la primera en hacer una huelga general también contra el Tratado, dando el primer paso efectivo para generar una nueva dinámica en la lucha europea que habría fortalecido también la lucha en el marco estatal y nacional.

Recuerdo a todos que la Ley de Estabilidad y el Tratado de Estabilidad que denuncia ELA, cuentan con la aceptación y ratificación del PNV, el partido de la burguesía vasca nacionalista. Así que la lucha consecuente contra esa Ley supondría el enfrentamiento con la estrategia del PNV. No he conseguido encontrar en la web de ELA ningún documento de análisis y crítica de la Ley de Estabilidad y del Tratado de Estabilidad de la U.E. Difícilmente se va a poder llevar una campaña contra ello y una lucha si ni siquiera se plasma en un escrito. Si algún lector de este artículo lo conoce, le pido y agradezco que me lo indique en un comentario. En tanto, ofrezco a todos el análisis que hice por mi cuenta, publicado en Kaosenlared.

ELA convierte en papel mojado el acuerdo firmado en la CES y no está dispuesta a nacer NADA el 14-N. Sin embargo, ELA, aunque denuncia las políticas que vienen de la Europa del capital y lanza flores a la convocatoria europea de la CES, no se ha comprometido a nada para secundarla lo más mínimo. Si es cierto lo que dice Unai Sordo, máximo dirigente de CCOO Euskadi (El País http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/11/02/paisvasco/1351890430_561082.html  )  ELA, como miembro de la CES, aprobó la convocatoria para Europa, aunque ya demostraría poca voluntad para secundarla porque apostilló que “cada organización hará lo que entienda que tiene que hacer”, en su caso ¡nada! No quiero meterme en camisa de once varas, pero esa expresión es muy diferente de esta “cada organización concretará los términos y los medios en los que participará en la jornada del 14-N” lo que es de cajón y sobra apostillar dado que esos son los términos implícitos de la convocatoria. A pesar de que habrá huelga general en Portugal, España, paros en Italia, Grecia y movilizaciones en otros países. ELA firma una llamada de la CES a la “acción y solidaridad” y ¡ni acción ni solidaridad! ¿Ni apuntar ni comprometerse al sucedáneo de una miserable manifestación de protesta y solidaridad? ¿Esto es lo que tiene que ofrecernos el nacionalismo a los trabajadores/as? Menos palabras y más hechos. A la primera ocasión histórica que se presenta de unir en la lucha a los trabajadores europeos, por limitada y confusa que sea, se desprecia. ¡Glorioso! ¡Así, así, se forja la unidad y la fuerza de nuestra clase! Si de esta manera, de hecho, dais la espalda a los trabajadores/as vascos, españoles, ibéricos y europeos, merecéis que los trabajadores/as os demos la espalda y hagamos la huelga a vuestro pesar.

Esto me hace sospechar que el interés de ELA por la Ley de Estabilidad no sobrepasa un horizonte nacional. En concreto, el objetivo de EH Bildu de negociar con el Estado en la Comisión Mixta del Concierto Económico, la revisión unilateral de la Ley de Estabilidad por el Consejo Vasco de Finanzas. Algo que no se conseguirá, a no ser que sea de poco alcance porque el PNV, el PSOE, el PP y UPyD han ratificado el Tratado de Estabilidad de la U.E. El PNV se abstuvo en la votación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria porque el PP accedió a incluir una cláusula de su aplicación pero con respeto al Concierto Económico vasco.

Como el Tratado de Estabilidad (con sus versiones nacionales) es un pilar estratégico del diseño de la U.E. a partir de 2020 con consecuencias graves en los años previos y responde a una estrategia conjunta de la burguesía europea, sobre todo del gran capital, para que la lucha contra él triunfe, debe pasar por la unidad de los trabajadores/as europeos. No hay salida ni solución nacional o estatal a la estrategia del capital, sino lucha de la clase trabajadora europea por hacerla fracasar, o la derrota. Si España no podría lograrlo por si sola ante el frente unido del resto de Europa, menos una nacionalidad pequeña como Euskadi que ni siquiera puede decidir sola sino que depende de la negociación con Madrid. Pero a la pequeña burguesía, que concibe el mundo desde su pequeñez, le encanta estas fantasías, porque además contribuyen a desviar a la clase trabajadora de su camino internacional. La vía que yo propugno es el camino contrario al de ELA que evita la más mínima implicación en una movilización europea ¡convocada por ella desde la CES! Necesitamos muchas más jornadas de lucha europea, muchas huelgas generales europeas que tengan entre sus objetivos la derogación del Tratado si queremos hacer fracasar la estrategia del conjunto de la burguesía, evitar que nos derroten antes de 2020 y así poner en pleno vigor y rigor el Tratado de Estabilidad, el Tratado de la Austeridad a Perpetuidad.

Con su descuelgue del 14-N, ELA y LAB, hacen su aportación al escepticismo de los trabajadores/as sobre el valor de las huelgas y de las huelgas generales para cambiar sus condiciones y frenar al capital. Si las huelgas generales en Grecia demuestran su casi impotencia ante el frente unido de los pesos pesados de la burguesía europea, jugar como lo hacen los sindicatos con las convocatorias de huelga, llevará al hartazgo y desinterés; una bonita contribución a los boletos que acumulamos para nuestra derrota, el punto de no retorno, que puede ser en muy escasos años (tal vez ya para 2015, fin de la legislatura del PP).

ELA y LAB se lo ha puesto en bandeja a CCOO y UGT para que se laven la cara y queden como más luchadores y unitarios. Seguro que ELA y LAB han contribuido a que los trabajadores/as del resto del estado español que no podrán admitir su falta de argumentos y solidaridad, se sientan más unidos a los vascos y sean capaces de ponerse de su lado cuando el nacionalismo español les agreda y niegue sus derechos, incluido el de independizarse si los vascos así lo quieren.

Se ha perdido una gran oportunidad para dar un paso en la dirección correcta: ir venciendo el aislamiento nacional y estatal que nos conduce sin duda a la derrota frente a la ofensiva conjunta del gran capital europeo, al horizonte de pobreza generalizada y miseria de 2020. El tiempo corre en nuestra contra y cada error lo pagaremos caro, porque no vivimos tiempos de estabilidad y de cesiones capitalistas, sino de profunda crisis y ofensiva burguesa a toda máquina que aprovechará todas nuestras debilidades. Estamos hablando de sufrimiento ahora y muchísimo más en los próximos años. No tardaremos en darnos cuenta de que al primar los criterios nacionales en vez de los de nuestra clase, los intereses de los aparatos en lugar de los de nuestra clase, no luchar de ninguna forma en el 14-N en Euskadi, fue un gran paso en la dirección equivocada que, de persistir como apunta ELA y LAB con su insistencia localista nacional, marcará el punto de inflexión definitivo a nuestra derrota. Sabremos que habrá llegado, pero ningún día nos encenderá la luz roja si seguimos daltónicos y la confundimos con la verde, como ahora ELA y LAB.

Pero yo, una trabajadora no abertzale, aunque esté por el derecho a la independencia si así lo quieren la mayoría de los trabajadores/as (no me voy a subordinar a los intereses de la burguesía del PNV ni a la española) ¿quién soy para enmendar la plana a los geniales estrategas de ELA, LAB, etc.?

Visto el pronunciamiento de LAB, sus trampas y mentira, y la disposición de ELA para hacer ¡nada! el día 14-N, no puedo evitar que me asalten las sospechas de que haya algo detrás.

¿Se están supeditando los intereses de nuestra clase a los de los aparatos sindicales que buscan marcar territorio y dejar claro quién es el que toma la iniciativa para convocar y dónde, el que permite que una convocatoria pueda o no tener gran seguimiento? ¿Se está supeditando la lucha, incluso de una jornada de protesta, a las conversaciones para pactos de legislatura, etc., entre EH Bildu y el PNV, para el nuevo gobierno tras las recientes elecciones del 21 de octubre?

Mientras ELA no dé una explicación convincente de su actitud, tengo el pleno derecho a no creérmela a pesar de ser más inteligente que la de LAB.

He demostrado con mi argumentación que si bien CCOO y UGT contribuyen a la división de los trabajadores/as vascos y de todo el estado (por ejemplo, el 26-S) y de Europa con los planteamientos conciliadores de la CES, también ELA y LAB contribuyen a la división de los trabajadores/as vascos, de los de Hegoalde (Euskadi y Navarra) con los de Iparralde (País vasco francés), y de todos con los trabajadores/as ibéricos y del resto de Europa. Los aparatos sindicales siempre obtienen con ello ventajas (complicidad con la burguesía nacional, tolerancia, subvenciones, afiliación, control de los trabajadores, etc., o sea, algo de poder), pero somos los trabajadores/as quienes salimos perdiendo. De hecho, su fuerza se alimenta de nuestra división fomentándola de un modo u otro.

Con una perspectiva histórica. Los sindicatos, CCOO, UGT, ELA, LAB, otros, cada vez están demostrando más a las claras que no sirven ante todo a la clase trabajadora. Por su estructura (aparatos permanentes con intereses particulares) funciones (negociación), ante un capitalismo no tiene nada que ofrecernos más que explotación, pobreza y miseria, se irán convirtiendo cada vez más en servidores encubiertos (o descarados) de la burguesía y en saboteadores efectivos de nuestras luchas. A las concesiones y trampas de hoy le seguirán las traiciones completas de mañana. Si no queremos sufrir la derrota histórica que está esperándonos a la vuelta de la esquina, debemos comprender que debemos aprender a tomar el protagonismo, en grupos de reflexión y lucha, favoreciendo el desarrollo de asambleas de debate y toma de decisiones, depender cada vez menos de lo que digan y hagan los sindicatos y montárnoslo por nuestra cuenta. De lo contrario, os lo digo desde ahora, la suerte está echada, descenderá el telón para la clase trabajadora por mucho tiempo. Sea cual sea el futuro que tengamos, será el que nosotros nos hayamos ganado a pulso con nuestra acción u omisión, lo merezcamos o no. La realidad está ante los ojos de quien se atreva a verla, aunque duela.

No quiero extenderme más. Para desarrollar los argumentos y conocer otros relacionados, remito a mis artículos anteriores, con enlace al final de éste y a través de “Mi página”. Pero sí quiero hacer unas observaciones a quienes han criticado mi toma de postura respeto a LAB y el 14-N también en Euskadi.

A mis críticos. Mi crítica está argumentada respetando el texto completo de LAB. Aporta pruebas documentales demostrando lo que dice. Mi argumentación se extiende a otros textos a los que me he remitido. He escrito varios artículos en los que apoyaba la huelga del 26-S convocada por los sindicatos nacionalistas vascos, y no sólo para Euskadi, sino para toda España, criticando por ello a CCOO y UGT. He criticado en numerosas ocasiones las posiciones de CCOO y UGT, su colaboracionismo con la burguesía, la trampa del referéndum, su ideología ciudadanista, su estrategia pro-capitalista, su divisionismo de los trabajadores/as, etc., cuestionando su “carácter de clase”. Defiendo el derecho de los vascos a independizarse, si así lo quieren la mayoría de los trabajadores vascos, le guste o no al resto de España, como lo he hecho también con Catalunya. Quien se atreva a negar estos extremos, ante la prueba de mis artículos, es un falsificador y mentiroso. Me mantengo punto por punto en la crítica a LAB, pero dispuesta a rectificar si se me presentasen argumentos convincentes, cosa que hasta ahora no se ha hecho, porque no eran más que falsificaciones de mis posiciones o escapadas para no afrontar los hechos probados.

A Kaosenlared. Recogiendo los argumentos anteriores y algún otro os envié el viernes al mediodía un correo solicitando que seleccionaseis el artículo de crítica a LAB. También añadía: “En Kaosenlared no debe haber “vacas sagradas” blindadas a la crítica si ésta viene de la izquierda anticapitalista y revolucionaria e incluso de otros que sean intelectualmente honestos y no unos reaccionarios”. No sé cuál es exactamente el criterio que manejáis. Al ir a introducir este artículo y abrir el anterior me he encontrado con la sorpresa de que me ha salido el cartelito “Editar artículo”. Recuerdo que cuando lo coloqué salí del Login, me aseguré de que había desparecido el cartelito entrando varias veces en la web y comprobando que el artículo estaba bien. Si es por algún fallo técnico que no habéis podido seleccionarlo y no porque  la crítica a los abertzales de LAB, EH Bildu o Sortu sea el límite dentro de Kaosenlared,  os vuelvo a solicitar que, aunque con cierto retraso, lo seleccionéis, y también éste. Si esa crítica es el límite, conviene que lo sepamos todos para saber a qué atenernos, porque no creo que se corresponda con el interés de la mayoría de los lectores de Kaosenlared ni los de la clase trabajadora, sobre todo en casos como los que estoy criticando.

Profundizar: sólo una selección de los artículos más relacionados publicados todos en Kaosenlared.

“Sindicato abertzale LAB se descuelga de HG del 14-N en Euskadi con pretextos. Crítica desde la clase trabajadora” (01/11/2012) libre publicación. Ver el archivo pdf con las pruebas.

http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/36003-sindicato-abertzale-lab-se-descuelga-de-hg-del-14-n-en-euskadi-con-pretextos-cr%C3%ADtica-desde-la-clase-trabajadora.html

“Razones para HG también en Euskadi. El campo de batalla para vencer o sucumbir es Europa. Sí a la HG del 14-N” (31/10/2012)

http://kaosenlared.net/territorios/t/euskalherria/item/35877-razones-para-hg-tambi%C3%A9n-en-euskadi-el-campo-de-batalla-para-vencer-o-sucumbir-es-europa-s%C3%AD-a-la-hg-del-14-n.html

“14 N Huelga General. En la convocatoria de CCOO no existen los trabajadores como tampoco el Tratado de Estabilidad” (26/10/2012)

http://kaosenlared.net/especiales/e/elcapitalismoenbancarrota/item/35389-14-n-huelga-general-en-la-convocatoria-de-ccoo-no-existen-los-trabajadores-como-tampoco-el-tratado-de-estabilidad.html

“¿Qué son el Tratado y la Ley de Estabilidad? Abaratar, empobrecer y derrotar para 2020. Futura política fiscal” (31/08/2012) seleccionado como Destacado

http://www.kaosenlared.net/especiales/e/elcapitalismoenbancarrota/item/29222-%C2%BFqu%C3%A9-son-el-tratado-y-la-ley-de-estabilidad?-abaratar-empobrecer-y-derrotar-para-2020-futura-pol%C3%ADtica-fiscal.html

Para acceder a los artículos, ensayos y libros que vengo publicando en Kaosenlared: en el buscador Google (en Yahoo no sale):   «Aurora Despierta» site:kaosenlared.net     Y hacer clic en la primera dirección que pone: Aurora Despierta.  Y dentro “Enlaces a mis artículos y ensayos”    … Os da acceso a “Mi página” en Kaosenalred donde he metido los enlaces a los textos que voy publicando, aunque puede que no esté del todo actualizada. Si en el artículo aparece mi nombre en rojo, haciendo clic en él se puede acceder a “Mi página”, aunque puede que no esté actualizada.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS