El sindicato Cobas propone a Educación aumentar el horario del personal de los comedores para organizar turnos ante el coronavirus

Publicidad

El personal de comedores escolares de Canarias trabaja en contratos de tres horas y media al día. Se trata de una jornada que el sindicato Cobas considera «insuficiente» ante las medidas de seguridad necesarias que se deberán aplicar en los centros educativos ante el coronavirus cuando se produzca la vuelta a las aulas. Por ello, ha realizado por escrito a diferentes órganos de la Consejería de Educación una propuesta en este sentido, para que el personal al menos cuente con un horario de cinco horas al día; 25 horas semanales. 

El aumento de jornada que se solicita permitiría, según el sindicato, disminuir el número de alumnos y alumnas en el uso del servicio de comedor, de manera que se pueda minimizar las exposiciones de riesgo tanto de los trabajadores como de los escolares. Y es que, de cara a la vuelta a las aulas, Cobas recuerda que será necesario reducir el aforo de las instalaciones del comedor, mantener la distancia interpersonal de seguridad entre comensales «dejando libre un espacio entre cada uno de ellos y será muy importante evitar aglomeraciones en la entrada, salida y pasillos de acceso».

La propuesta del sindicato se basa en que los espacios de los que disponen muchos centros de Canarias para el servicio de comedor no es especialmente amplio, por lo que considera que se deberán ampliar los turnos de comida y que se organice el servicio de manera escalonada, de manera que el comedor comience antes y finalice más tarde, con menos comensales en cada turno, se recoge en el escrito presentado ante Educación. 

A juicio de Cobas, esta medida además supondría a una ayuda para las familias a la hora de conciliar la vida laboral y familiar. Por ello, insiste en que la jornada actual no es suficiente para hacer frente a esta situación nueva y en la que es necesario contemplar medidas de higiene y distancia social. Hacer turnos en el comedor consideran que será una forma de dar respuesta a esta necesidad. 

Además de esta iniciativa, el sindicato menciona otras medidas preventivas e higiénicas que afecta al personal de comedor tales como reforzar la ventilación del comedor o la desinfección de las mesas y superficies de manipulación frecuente por parte del servicio de limpieza entre los turnos de comida.

Cobas también recuerda que en la realidad de esta plantilla también se encuentra la de que, en ocasiones, no se podrá mantener la distancia de seguridad de dos metros por otras cuestiones. Y es que, la edad de los comensales oscila entre los 3 a 12 años y muchas veces hay que proporcionar «ayuda a los más pequeños para que terminen de comer, servirles agua, gofio… una vez estén sentados y comiendo», además de entretenerlos después del comedor y auxiliarles en caso de que suceda algún percance. Por ello, además de reorganizar el aforo permitido, recuerda la necesidad de suministrar de guantes, mascarillas y otras medidas de protección a la plantilla. 

No es la única reivindicación que ha realizado estos días el sindicato, que también exigía este martes la apertura de una mesa de negociación para abordar la reincorporación al trabajo de los empleados de este departamento tras la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. 

 

 

Fuente

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More