El Síndic de greuges también vulnera los Derechos humanos

Por José María García

Esta semana se ha celebrado en Barcelona, un seminario internacional de Ombusman, bajo el tema de Retos actuales de los Derechos Humanos. El anfitrión será el que durante 12 años, ha sido el Sindic de Greuges, Rafael Ribó.

Su mandato al frente de esta institución, finalizaba el año 2010, pero el parlamento autonómico catalán , modificó la  vigencia de la ley para que pudiera renovar el cargo 9 años mas. Que el cargo de Sindic de Greuges lo elijan los políticos dominantes, responsables de todas las reclamaciones que debe tramitar esa institución, da que pensar. Que hayan reelegido al actual Sindic, demuestra la buena labor que debe haber hecho en favor de los que le han reelegido.

Ha sabido mantenerse en el sitio que le tocaba, o para el que había sido elegido, ante diferentes Presidentes de la Generaritat, y ante diferentes partidos políticos que han estado en el poder.

No deja de ser irónico que el seminario que se realiza sea sobre los Derechos Humanos, cuando somos muchos los que denunciamos la vulneración de los Derechos Humanos, que se realizan sistemáticamente en el ICAM (Institut Català d’evaluacions Mediques), organismo que depende del Departament de Salut de la Generaritat de Catalunya, y su respuestas ha sido siempre hacer la vista gorda.

Mientras que para ganarse el puesto, y la reelección, aun recordamos la actuación que tuvo en una denuncia que puso el jefe de servicios de cirugía cardiovascular, contra el hospital de la Vall d’Ebron de Barcelona, que culpó al Departament de Salut de la Generaritat de la muerte de 2 pacientes en lista de espera, en el mes de Agosto, por causa de los recortes, y que el Sindic resolvió en defensa de la administración Catalana, con una celeridad inusual, para que en las elecciones que se celebraban en el mes de Diciembre, no afectara electoralmente, al partido que ostenta el poder en Catalunya.

Ni las sospechas de malversación de fondos, cuando en los años 2009 y 2010, cuando fue acusado de efectuar 50 viajes internacionales, 25 por año. De lo cual dio como excusas que había realizado tantos viajes, por ostentar el cargo de presidente del capítulo europeo del Instituto Internacional del Ombudsman (IIO), aunque no todos los viajes fueron realizados en función de este cargo. Ni la rueda de prensa que dio en su día, donde algunos todavía guardamos en la retina, como en un alarde de elegancia y educación y señalando con el dedo al periodista que le preguntó sobre la naturaleza de estos viajes, le invitó a que abandonara la sala, del palacete que «ocupa» como sede. Han hecho dimitir al actual Sindic, que en el año 2019, cuando cumpla su actual mandato tendrá 74 años, si no quiere continuar en el cargo, porque méritos ha hecho suficientes para continuar en el cargo.

Sabiendo del espíritu viajero que inunda esa institución, y de los muchos viajes que ha realizado el Síndic, muchas veces acompañado de otros compañeros, a costa del heraldo publico, yo les sugerí, si podían ir a las puertas del ICAM,  a visualizar el estado afectado en el que se encuentran muchas personas después de haber sido citadas, pero por supuesto se negaron a hacerlo.

El presupuesto de esta institución es de casi 7 millones de euros, y en el palacete donde tienen la sede, trabajan 87 personas. Antes disponía de un chófer, pero aunque el actual Síndic, Rafael Ribo va diciendo que prescindió de él al tomar el cargo, la realidad es que fue la crisis la culpable de que eliminaran este privilegio.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS