El secretario de la mezquita de Ripoll confirma que el imán estaba controlado por la Policía Nacional

Publicidad

La Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía de Girona controlaba al imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, supuesto responsable de los atentados de agosto de 2017 en la ciudad de Barcelona y en el municipio de Cambrils.

Así lo ha explicado Hamid Barbach, secretario de la Comunidad Islámica Annour, donde trabajaba el imán, en la sesión de la Comisión de Investigación de los atentados del 17 de Agosto celebrada esta mañana en Ripoll. Barbach, a preguntas de la diputada de la CUP, Natalia Sánchez, detalló que la policía española preguntó hasta tres veces por el comportamiento del imán y si tenía los papeles en regla, todo esto en las semanas previas al atentado.

Concretamente, Barbach explicó que la policía visitó el centro dos veces para preguntar sobre Es Satty. En una de estas visitas él fue testigo directo. Y una tercera vez los policías se pusieron en contacto a través «de un número oculto» y avisaron que querían el registro de la entidad.

Según la información del sumario aportada por la investigación de los Mossos D’Esquadra, esta llamada de la Policía Nacional fue para reclamarles los estatutos de la entidad y la documentación de Es Satty. El registro y recogida de la documentación no se pudieron consumar porque el día propuesto por la policía tenían una reunión concertada en la mezquita de Manlleu.

La comunidad Annour les dejó la documentación en el buzón de la entidad. Así, la primera visita fue en «frío», sin quedar; una segunda con cita y una tercera por teléfono para recoger información.
También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More