El Salvador. ¿Golpe “suave” en marcha? Declaran inconstitucional la Ley de Amnistía

Publicidad

La Sala Constitucional salvadoreña ha declarad0 inconstitucional dos artículos importantes de la Ley de Amnistía. El fallo fue ha dado a conocer este miércoles y la misma Sala informa que hay un voto disidente. Fuentes cercanas a la Corte señalan que el voto disidente es del magistrado Belarmino Jaime.

El hecho es muy grave ya que el gobierno del FMLN se halla en los últimos meses muy asediados por la derecha local y externa. El proceso ha recibido un duro revés que pareciera allanar el camino para pedir la destitución del presidente de la República Salvador Sánchez Cerén, ex comandante del FMLN.

La inconstitucionalidad declarada sobre dos artículos abre la posibilidad de enjuiciar a ex guerrilleros y militares.  Mientras a estos últimos no se los molestará, sí pretenderán abrir juicio al actual gobernante, iniciando así el proceso de “Golpe de Estado suave” o técnico, por lo cual desde El Salvador, se plantea a las organizaciones populares latinoamericanas que se movilicen condenando la nefasta actuación de la Sala de lo Constitucional, que respondiendo a intereses oscuros buscan hacer retroceder el proceso de cambio revolucionario.

Salvador Sánchez Cerén, presidente de la República.

Salvador Sánchez Cerén, presidente de la República.

De acuerdo con la cuenta de Twitter de la Corte Suprema “El texto de la sentencia y el voto disidente en la inconstitucionalidad de Ley de Amnistía se publicará cuando sean notificadas las partes”. No obstante, ha publicado un amplio boletín explicando las motivaciones que llevaron a que se declarara inconstitucional esa normativa.
Para empezar, se señala que el fallo se vincula a que los artículos 1 y 4 violan los derechos a la justicia, “a la tutela judicial o la protección de los derechos fundamentales, y al derecho a la reparación integral de las víctimas”.
Los magistrados reconocen que estos preceptos están contenidos en diferentes normativas y sentencias vinculadas a la Convención Interamericana de Derechos Humanos, a la Convención de Ginebra y al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, disposiciones que se ha emitido incluso décadas previas a que se promulgara la Ley de Amnistía en el país. Por ejemplo, el Pacto de Ginebra se remonta al año de 1949.
Por todas esas valoraciones, los magistrados de la Sala critican los artículos 1 y 4 de la Ley de Amnistía, que fue promulgada el 20 de marzo de 1993, días después que en el país se revelara el Informe de la Comisión de la Verdad.
El artículo 1 de la Ley de Amnistía expresa literalmente: “Se concede amnistía amplia, absoluta e incondicional a favor de todas las personas que en cualquier forma hayan participado en la comisión de delitos políticos, comunes conexos con éstos y en delitos comunes cometidos por un número de personas que no baje de veinte antes del primero de enero de mil novecientos noventa y dos, ya sea que contra dichas personas se hubiere dictado sentencia, se haya iniciado o no procedimiento por los mismos delitos, concediéndose esta gracia a todas las personas que hayan participado como autores inmediatos, mediatos o cómplices en los hechos delictivos antes referidos. La gracia de la amnistía se extiende a las personas a las que se refiere el artículo 6 de la Ley de Reconciliación Nacional, contenida en el Decreto Legislativo Número 147, de fecha veintitrés de enero de mil novecientos noventa y dos y publicado en el Diario Oficial Número 14 Tomo 314 de la misma fecha”.
El artículo 4 señala, por su parte, que como consecuencia de la “amplia amnistía” se comenzará a decretar “libertad inmediata” de todos aquellos que estuvieren condenados, además se finalizarían todos los procesos legales en ejecución, se dejaría sin efecto cualquier tipo de sentencia, en fin, se garantizaría la libertad plena para los implicados en delitos cometidos entre 1980 y 1992, años en que empezó y terminó la guerra civil en El Salvador.
En su sentencia, los magistrados valoran los Acuerdos de Paz en el sentido que estos contienen “cláusulas tendientes a combatir la impunidad y garantizar la justicia en las graves violaciones a los derechos humanos sucedidas en el conflicto armado”.
Así mismo, los magistrados de lo Constitucional hacen una salvedad a favor de la Ley de Reconciliación Nacional, aprobada el 23 de enero de 1992, siete días despúes de firmados los Acuerdos de Paz, en el sentido que esta normativa contenía excepciones para las personas “que, según el informe de la Comisión de la Verdad, hubieren participado en graves hechos de violencia ocurridos desde el 1° de enero de 1980, cuya huella sobre la sociedad, reclama con mayor urgencia el conocimiento público de la verdad, independientemente del sector a que pertenecieren en su caso”.
Es decir, se debía procesar a los responsables de “graves hechos de violencia”. No obstante, este apartado se suprimió el 20 de marzo del año siguiente (1993) con la aprobación de la Ley de Amnistía.
Los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles
Por otra parte, la Sala establece que los crímenes de lesa humanidad son de “carácter imprescriptible” según el derecho internacional, por lo que no pueden oponerse medidas internas en el país.
Señalan, además, que para cometerse este tipo de crímenes tuvo que existir una “estructura de poder” donde tiene igual responsabilidad los que emitieron las órdenes como quienes las ejecutaron.
“(Los delitos de lesa humanidad) son el resultado de lineamientos y órdenes emanados de un aparato organizado de poder, y donde es claramente visible la jerarquía, el mando y el funcionamiento automático de dichas estructuras armadas. En tal sentido, los autores materiales o directos generalmente actuaron bajo la dirección de los jefes máximos de las estructuras militares, paramilitares y guerrilleras a las cuales pertenecían. Todo lo cual implica una necesaria responsabilidad penal tanto de los ejecutores directos como de aquellos que dieron las respectivas órdenes violatorias de derechos fundamentales, y de los mandos que, estando en el deber jurídico de impedir abusos contra los derechos humanos cometidos por sus subalternos, no lo hicieron u omitieron cualquier tipo de control”.

resumenlatinoamericano.org/2016/07/14/el-salvador-golpe-en-marcha-declaran-inconstitucional-la-ley-de-amnistia-y-podrian-juzgar-a-ex-guerrilleros-y-al-mismo-presidente-salvador-sanchez-ceren/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More