«El rostro del águila», la música de la narración de Cesar Reyes

Intervención de Marta Sanz en la presentación del libro en la libreria Blanquerna, del Centro Cultural de la Generalitat en Madrid, 25 de Febrero, 2009

Hay lectores para muchos tipos de libros diferentes: lectores para la emoción, el vértigo, el entretenimiento; lectores que buscan encontrarse a sí mismos en cada libro que leen, permanecer con los ojos abiertos o cerrados, saber más o borrar lo que han aprendido; lectores que quieren llorar o reírse, olvidarse de sus problemas, hallar respuestas, preguntas, sentirse seguros, resbalar por la pendiente, despeñarse, encontrar la verdad o la mentira, asentar las certidumbres o perderlas todas de golpe; lectores que aspiran a dormir profundamente y otros que se regodean con historias que cortan la respiración…&nbsp

El lector de&nbsp El rostro del águila&nbsp de César Reyes Jiménez debe aspirar, sobre todo, a construir su conocimiento y a asumir que la literatura es una manera de representación de la vida que puede ser un fin o un cauce para entenderla y ojalá también para transformarla. César Reyes, en su libro, habla de astronomía, física, criptografía, ornitología, política, economía, sociología, ajedrez, filología e idiomas, filosofía, música e historia, sobre todo de historia… Y lo hace desde una perspectiva interdisciplinar donde unos saberes encajan con los otros o dentro de las otros como muñecas rusas: leyes físicas de la historia -¿será eso una metáfora el marxismo?-, filosofía de la física, música de la narración, ajedrez de la política, criptografía de los pájaros…&nbsp

Al final, los conocimientos se confunden en la médula, en el núcleo de la ficción novelesca, del relato de las biografías de mujeres y de hombres que viven los momentos más convulsos de la historia de Europa en el siglo XX desde la Gran Guerra hasta casi ahora mismo, con paradas en instantáneas trágicas que ha dejado cicatrices en la piel de muchas generaciones: la guerra civil española, la segunda guerra mundial, los campos nazis de exterminio, la reconstrucción y el levantamiento de economías capitalistas a sangre y fuego, los mengeles trasplantados a otro hemisferio, la legítima lucha del pueblo Palestino, la burocratización del socialismo en la URSS y la llegada de un capitalismo que convierte en mendigos o en hampones a amplios sectores de población… Costras que aún no se han secado y que nos vienen de heridas lejanas y próximas: cada familia tiene las suyas, aunque unas familias, las menos oportunistas, las más consecuentes, las más intrépidas, son las que a menudo más han perdido y presentan máculas indelebles sobre su mapa genético, sobre su memoria, sobre sus particulares historias del corazón…

El rostro del águila&nbsp es un ejercicio de memoria histórica internacionalista en el que la vida privada no es reflejo de la Historia con mayúscula, sino que la Historia, la visión panorámica y el encadenamiento de las acciones colectivas de los seres humanos, se erige en protagonista y se proyecta sobre las vidas particulares que, en este libro, no tienen más remedio que ser épicas, ya sea desde el heroísmo –más grande o más pequeño- o desde una corrupción moral casi viscontiana en el caso de uno de los personajes principales, August, nudo en el que terminan por confluir las tramas de esta red, de esta genealogía de causas y efectos, en la que cada acontecimiento está conectado con los demás: los grandes capitales, la inmoralidad de la industria farmacéutica y alimentaria, los ricos y los pobres, los países de primera y los de segunda, las lluvias y los lados, el aleteo de la mariposa que provoca un huracán al otro lado del mundo…&nbsp

Lo que se nos presenta como magia, miedo o superstición puede ser desentrañado por la aplicación de la racionalidad y del pensamiento lógico: en este libro, la Historia se bifurca como las ramas de un árbol, como las voces con las que se hila la narración: anotaciones de un diario, voces en primera y tercera persona, ecos de una posguerra triste hecha de chascarrillos, páginas de una Historia de la astronomía, cartas escritas por distintos personajes, monólogos interiores, narradores omniscientes que se van infectando con la voz de August y con su cínica visión del mundo que se contrapone a la de los luminosos personajes femeninos de esta novela, Marta y Laura.

El lector de&nbsp El rostro del águila&nbsp se va a encontrar con la mirada de César Reyes y se va a dar cuenta enseguida de que es un contrapeso a esa música de fondo que escuchamos a diario, un discurso de grandes y pequeñas palabras, de grandes y pequeñas biografías, que no es el que habitualmente tiene eco en los medios ni en esos gruesos libros de Historia donde sólo los vencedores tienen derecho a la memoria, toman la palabra y dan su versión de la realidad.&nbsp

Datos de la obra:

EL ROSTRO DEL AGUILA
Cesar Reyes Jiménez
Col. Narrativa 2
Ediciones Silente
ISBN: 9788496862210
PVP: 18 euros
21 x 14 cms. pp:272

Berlín años 30 del siglo XX, un tiempo de cambios en el que la barbarie nazi comienza su ascenso. Un grupo de españoles expatriados vive cerca del ojo del huracan…

Una novela de tesis, combativa, valiente, culta, bien escrita en la que el autor conecta con la realidad actual mas cercana. Una excursión a un tema clásico desde una perspectiva poco usual&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS