El Rey está desnudo

El caos institucional se desborda y sale a la luz la precariedad del sistema de salud, de los servicios sanitarios, de la devastadora desigualdad social de los EEUU.

Publicidad

La economía de los EEUU cae en picada y más de 20 millones de trabajadores se quedan sin empleo, más que durante el gran crach de 1929. Las bolsas de valores ganan más que desde 1938. El «helicóptero Bernake» hace llover dinero fake-fiat sobre los bancos y las intituciones financieras. Una migaja va hacia los desempleados. Las comunidades latinas y afroamericanas sufren el triple la crisis por el coronavirus, caen como moscas fumigadas, los centros de ancianos se convierten en casas de horror por la muertes amontonadas, las colas por recibir comida de gracia se hacen kilométricas, millones en desesperación. Es solamente un virus. ¡God Bless America!

best week

EL ESTABLISHMENT YANQUI busca desesperadamente chivos expiatorios, su vocero, Trump, culpa a China y a la OMS del desastre propio. China, que en apenas tres meses, doblegó la curva de infección y controló la epidemia en suelo propio saliendo a flote como ningún otro país y ayudando sin límites a todos en la lucha contra la pandemia. Trump que en nombre de la clase dominante ignoró la epidemia ya en febrero/2020 y se burló de China, poniendo por delante los intereses de las elites financieras, grita como los ladrones «cojan al ladrón». Y mientras la Curva de Wuhan rompe en caída libre, la suya se eleva por encima del espectro gráfico para que a nadie le quede dudas sobre la enfermedad que quema las entrañas del monstruo.

Y PARA DESVIAR TODA LA ATENCIÓN sobre el desplome del tígre con patas de barro, el Títere-Presidente acusa estridentemente otra vez a Cuba, Venezuela e Irán como el eje del mal. Despliega una flota de barquitos de guerra frente a Venezuela pues va a contener el narcotráfico venezolano y cubano, para proteger el verdadero, el colombiano que seguirá inundando el mayor mercado, el norteamericano. Arrecia las sanciones contra los tres países, privándolos de acceso a equipamientos médicos y medicinas para enfrentar la epidemia COVID19, que el SAR-Cov-2 asesino acabe de hacer el trabajo sucio de la oligarquía imperialista yanqui. Cuba y Venezuela mantienen la epidemia bajo control. El sistema de salud público y universal de Cuba responde con sublimidad al reto epidémico.

El pueblo cubano, al contrario de todo el otro caos que domina los países de Latinoámerica espantados de sí mismos ante dicha epidemia, se mantiene protegido por uan ciencia de alto nivel y activo con un sistema de sanidad pública de primer nivel, en el combate solidario contra el mal. Salen sus brigadas de médicos a la Europa que se asfixia en su capitalismo de primer mundo. ¿Quedará algún cubano regado por el mundo que en momentos históricos como estos no se sienta orgulloso de la Revolución Cubana?. Sí, los pusilánimes, aquellos que al sol solamente le quieren ver sus manchas, esos que nunca han creído en el mejoramiento humano.

MEDICOS

EL PUEBLO NORTEAMERICANO, triste realidad, seguirá amando el capitalismo made in usa, votando otra vez por la oligarquía que le pisa el cuello, en una manifestación exultante del síndrome de estocolmo. Liquidada otra vez la candidatura del socialista Bernie Sanders por esa oligarquía demócrata-republicana, con toda la carga del corporativismo medíático que con el sometimiento del pueblo/consumidor asegura el imperio de sus ganancias, la masa amorfa seguirá alimentando con su trabajo a los dueños del capital que la controlan en su carrera de ratas, chapoteando en la exclusión, la precariedad, la pobreza, la miseria y las lucecitas de colores. 

EL CAPITALISMO SE HA TOPADO CON UNA IGLESIA. COSAS VEREDES, SANCHO.

……………………………………

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More