El Reino Unido se va de la U.E y abre la puerta a que sigamos por ese camino

Publicidad

No es una novedad lo que es y para qué está la actual Unión Europea. Un espacio económico diseñado por las grandes corporaciones y mega empresas para garantizarse sus beneficios capitalistas, con saqueo imperialista incluido. Muchas personas tuvieron con lo ocurrido en Grecia una clase rápida de la cárcel que supone para los pueblos estar dentro de ese negociado. Esto de la “democracia” y las “libertades”, que sus aparatos mediáticos venden sin rubor, vale hasta que alguien osa cuestionar o dudar del marco que establece la troika (brazo armado-financiero) de la U.E. En ese momento es arrasado, tal como ocurrió con Syriza y sus líderes succionados, que sin tener siquiera un programa rupturista, planteaba cosas intolerables para los dueños de la unión. En la actual U.E la izquierda tiene prohibido ganar elecciones, lo máximo que se permite es que la socialdemocracia dirija algún país, ya que ha dado mil veces muestras de su lealtad y servidumbre irrenunciable al capitalismo y el unionismo respetuoso con los mercados y el crimen organizado.

Hace unas horas, el Reino Unido ha concretado su salida de la U.E. La izquierda había votado en el referéndum por alejarse de ese marco que resulta indefendible, tal y como se está demostrando. Cualquier presupuesto que contenga alguna medida social es rechazado los Juncker boys. Se ha demostrado que no es posible cambiarlo desde dentro, porque si resulta complejo revertir en un solo país la correlación de fuerzas, hacerlo en 27 ya es casi un chiste. El no al pago de una deuda contraída por dirigentes ajenos a los intereses populares, el no al euro y la OTAN es el camino para avanzar, por eso los poderosos opinan (y ejecutan) exactamente lo contrario.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More