El Área de Juventud de IU-Extremadura denuncia las insuficiencias de nuestro modelo constitucional.

Más allá de los habituales halagos y las declaraciones vacías de contenido tan&nbsp habituales a la hora de hablar de nuestro sistema constitucional, el Área de Juventud de IU-Extremadura, plantea la necesidad de abrir de una vez por todas un espacio de debate y reflexión sobre las reformas que deben acometerse en el texto de nuestra norma constitucional, y la falta de coherencia entre los principios planteados y las políticas desarrolladas por los diferentes gobiernos desde los años de la transición.

&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Efectivamente, la Constitución Española contempla en su articulado el compromiso de al menos dos tipo de&nbsp derechos,&nbsp los denominados derechos fundamentales, incluidos en el Título Preliminar y en su Título I, y por otra parte, aquellos derechos directamente relacionados con el ámbito económico y social de la vida de los ciudadanos, que según se establece en la propia constitución no son de aplicación directa sino a través de las leyes que los desarrollen. En nuestra opinión, el mero hecho de que los artículos que se refieren a los derechos económicos y sociales de los ciudadanos tengan no sean de aplicación directamente, es un buen síntoma de las prioridades políticas de los partidos mayoritarios que participaron en el diseño de nuestra norma constitucional. A partir de aquí podemos entender las incoherencias que resultan de la comparación entre la afirmación&nbsp constitucional de algunos derechos y las gravísimas carencias que se deducen de su aplicación. Desde aquí nos preguntamos: ¿Cuál será la opinión que les merece a los parados el derecho al trabajo contemplado en el artículo 35 de nuestra Constitución?¿Cuál será la opinión de nuestros jóvenes sobre el cumplimiento de derecho una vivienda digna reflejada en el art. 47 de la CE?¿Qué es lo que ocurre con el compromiso adquirido para la consecución del pleno empleo en el art.40?¿Cuál es el de grado de cumplimiento del contenido de&nbsp ese mismo artículo en el que podemos leer «Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa» en una región con un 39,9% de su población que vive en condiciones de vida por debajo del umbral de la pobreza?¿De verdad hay alguién que crea que aquellos que se encuentran en situación de precariedad económica o social están en disposición de hacer valer sus derechos como ciudadanos de un Estado democrático?

&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Pero la celebración del día de la Constitución no sólo poner de manifiesto las carencias del modelo social implantado por el PSOE y el PP, también es un momento más que acertado para poner de relieve otras circunstancias que nos hacen poner en duda la calidad de nuestra democracia, como bien puede apreciarse en al considerar la justicia de nuestro sistema electoral, el secuestro reiterados al que están sometidas algunas de las instituciones más importantes de este país como el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial, o&nbsp la inutilidad del Senado como cámara de representación territorial. &nbsp

&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Desde el Área de Juventud de IU-Extremadura, creemos que este no es el momento de celebrar los logros de nuestra Constitución, sino una oportunidad para que los ciudadanos se planteen cuales han sido los resultados, y hasta cuándo se va a posponer el inicio de un reforma que cada vez se nos antoja más necesario en una Constitución que en pleno siglo XXI proclama la monarquía parlamentaria como forma del Estado..&nbsp
&nbsp
&nbsp

Fdo: Área de Juventud de IU-Extremadura.&nbsp &nbsp

En Mérida, a 5 de diciembre de 2008

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS