El pueblo chileno también enterró al dictador. ¡Pinochet al cajón por fascista y por ladrón!

Más de 3.000 personas participaron en el acto de homenaje a Allende, organizado por agrupaciones de derechos humanos y el Partido Comunista.

Los manifestantes saltaron y celebraron un verdadero carnaval alrededor de un ataúd negro que representaba el servicio fúnebre del ex gobernante de facto y se mezclaron consignas a favor de Allende y su gobierno con los epítetos contra Pinochet.

El punto más alto de la celebración fue cuando el grupo «Sol y Lluvia» empezó a cantar «Adiós General, adiós carnaval», que corearon todos los asistentes y que fue una de las canciones más emblemáticas contra Pinochet y su dictadura en los años 80.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS