El PSOE sobre cambio climático: Verdades incómodas

El pasado miércoles, 17 de diciembre asistí a una conferencia titulada “El cambio climático: una realidad que exige compromisos” (1) impartida por la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, Teresa Ribera en la sede del PSOE de la Calle Ferraz en Madrid.

Su charla se inició con los resultados de la cumbre de Poznan y el acuerdo alcanzado en la UE, para luego recalcar la importancia de la solidaridad, la coherencia y la congruencia frente al cambio climático.

Se paso al turno de preguntas, tras pedir la palabra (un error del moderador me colocó en la última posición de las preguntas) esto fue lo que comenté y pregunté a la ponente.

En primer lugar, me gustaría decir que los resultados a los que ha hecho referencia durante su intervención, en concreto el VII informe de evaluación del IPCC, ya están desfasados. Informes más recientes indican que el calentamiento se está acelerando más rápido de lo previsto y que el acuerdo de la UE conocido por 20, 20, 20 se queda corto en la reducción de las emisiones. Según el Met-Office Hadley Centre en un informe publicado en septiembre debería reducirse un 30% las emisiones para 2020 respecto a los niveles de 1990, teniendo en cuenta además, de que se están detectado fenómenos de retroalimentación positiva que hagan incluso inútil un esfuerzo semejante y quizás el clima ya está fuera de nuestro control.

Por otra parte, ha hablado Vd. de solidaridad y yo me pregunto, ¿Cómo podemos ser solidarios si somos uno de los países más alejados de los objetivos del protocolo de Kyoto? Lo cual nos va a costar mucho dinero en multas. También me habla de coherencia, ¿Es coherente decir que se lucha contra el cambio climático y a la vez apoyar loa construcción de una refinería en la comarca de Barros en Extremadura, continuar con el PEIT (Plan Estratégico de Infraestructuras), y además, el presidente Zapatero ha prometido dar incluso más dinero para más infraestructuras como salida a la crisis económica? ¿Es coherente mantener abierta centrales térmicas como la de As Pontes que cada día emiten millones de toneladas de CO2 a la atmósfera? ¿Cómo es posible que no cumplamos con los objetivos de Kyoto y luego vayamos a Europa a liderar la lucha contra el cambio climático?

Comenté que obviamente preferimos un gobierno que al menos crea que el cambio climático es provocado por el hombre, no como el “primo” de Rajoy, pero que empezábamos a cansarnos de tanta retórica y pocos hechos. Sabemos que las medidas que hay que tomar son impopulares, que si la sociedad no cambia y se toman esas medidas habría un cambio de gobierno que volvería a la posición de partida. Señalé que el gobierno enviaba señales confusas a los ciudadanos, mientras que las asociaciones y o­nG’s que trabajan en esta materia piden ahorro y eficiencia energética a todos, el gobierno pide eso y luego, se embarca en la construcción de más carreteras, puertos, aeropuertos y nos invita a los ciudadanos a consumir.

En tercer lugar, antes de ayer, el periodista de The Guardian, George Monbiot en una entrevista con Faith Birol, autor del informe World Energy Outlook 2008, ha puesto una fecha para el pico del petróleo o “peak oil” en concreto el año 2020. Eso significa que en tres legislaturas podemos encontrarnos, en un país tan dependiente como España de los combustibles fósiles importados, con un gran problema: ¿Ha pensado el gobierno o el PSOE en un plan de contingencia para afrontar esta tesitura?

Teresa Ribera me contestó respecto a los informes del IPCC que eso reforzaba la fuerza y el rigor de los informes, aunque no hizo mención, a que los acuerdos alcanzados no servirían de mucho. Ya lo había comentado antes, era optimista con los acuerdos alcanzados en medio de la crisis y con los países en desarrollo negociando duramente.

Sobre que España era insolidaria con los otros firmantes de Kyoto afirmó que ella lo veía desde otra perspectiva. Según ella, somos el país 23 dentro de la OCDE en emisiones per capita. Por otra parte, me intentó colar una milonga. Afirmó que a diferencia de Aznar que quería quedarse fuera de los países que luchaban contra el cambio climático, Zapatero optó por una postura más inteligente de incluirse dentro de los acuerdos. Bueno, como todo el mundo sabe el gobierno de Aznar ratificó el protocolo de Kyoto, eso si, con ninguna intención de cumplirlo y ahora el gobierno de Zapatero indica que el acuerdo era muy exigente. La propia Teresa Ribero fue la que indico este extremo “el acuerdo para España era más exigente que para otros países” y por eso, “ahora parece que estamos más alejados de los objetivos” y “veía que las políticas nacionales iban encauzadas” hacia ese objetivo mínimo. Se intentaría conseguir este objetivo y luego ver si se podría mejorar.

Aquí, era cuando esperaba que comentara algo sobre la refinería de Barros, el PEIT y la pregunta del “peak oil” pero ya se sabe que el tiempo es limitado y lamento comunicar a los lectores que me quede con las ganas de escuchar la respuesta cuando el moderador, Hugo Morán, dijo que habíamos superado el tiempo (eran las 9 de la noche). Eso si, aún le dio tiempo para anunciar que el PSOE está comprometido en la lucha contra el cambio climático y para ello crear una comisión para ir estudiando los progresos del estado español en esta materia.

En resumen, al menos 50 personas, supongo que casi todos miembros del PSOE tuvieron que escuchar una posición más crítica respecto a las anteriores preguntas y se mencionó de pasada un futurible pacto de estado para afrontar el gran problema al que nos enfrentamos. Por supuesto, no cualquier pacto de Estado, sólo aquel que tenga como objetivo reducir nuestras emisiones al mínimo posible y ya no digo manteniendo la economía porque ambas cosas son imposibles. Si es necesario, vayamos hacia el decrecimiento.

Referencias:

(1) http://www.webmurcia.com/nacional/4878-hugo-mor-n-apuesta-por-una-respuesta.html

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS