El PSOE lidera la exigencia de más movimientos a la izquierda abertzale

El PSOE lidera la exigencia de más movimientos a la izquierda abertzale

Partidos vascos y españoles -excepto EA- se esforzaron ayer en intentar restar importancia al emplazamiento dirigido por la izquierda abertzale a ETA. El PSOE lideró esta ofensiva para elevarle el listón de exigencia, más allá incluso del discurso habitual de Rubalcaba.

Un día después de que la izquierda abertzale emplazara a ETA a refrendar su apoyo al proceso democrático y se dirigiera a esa organización y a los dos estados para que adopten compromisos concretos, los partidos optaron por modificar sus discursos anteriores para tratar de elevar el listón de las exigencias. Durante varios meses el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reiterado que «hay dos opciones: o ETA lo deja o Batasuna le convence para que lo deje». En el día de ayer, por contra, estos términos fueron cambiados por otros como la recurrente demanda de condena a las acciones de ETA.

Fue el caso del Gobierno de Lakua, cuya portavoz, Idoia Mendia, aseguró que la nota de la izquierda abertzale tras la muerte del policía francés no constituye «un avance», sino «una decepción más. Todos esperamos mucho más de la izquierda abertzale. Tienen que hacer una condena firme del asesinato y del terrorismo, en general. Y eso es lo único que cabe que hagan», añadió en una entrevista a Herri Irratia.

El consejero de Interior, Rodolfo Ares, consideró que los independentistas «se refugian en la ambigüedad», con lo cual sus «anunciadas apuestas se quedan en papel mojado». Al igual que Mendia, recurrió a acusar a la izquierda abertzale de utilizar este discurso con el único objetivo de intentar estar en las elecciones de 2011, una tesis que no comparten siquiera otros dirigentes del PSOE como Jesús Eguiguren, que han afirmado públicamente que la iniciativa de la izquierda abertzale va bastante más allá.

El PP fue quien menos tuvo que cambiar su discurso, ya que en los últimos meses siempre se ha negado a otorgar cualquier valor a las iniciativas de la izquierda abertzale. Su presidente en la CAV, Antonio Basagoiti, dijo ayer en RNE que el comunicado con el emplazamiento a ETA y los gobiernos de París y Madrid «es más de lo mismo. La gente bien intencionada que esperaba un paso de Batasuna no tenía los pies en el suelo».

Para Basagoiti, la izquierda abertzale busca una negociación y para eso «pone cara de bueno, pero debajo hay un lobo».

Partidos vascos como PNV, EB y Aralar tampoco estuvieron muy lejos de estas posiciones. Así, el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, consideró que la izquierda abertzale «ha demostrado grandes dosis de sumisión y cobardía. No han superado aún la prueba del algodón y han perdido una ocasión de oro», valoró en Onda Vasca.

Para el coordinador general de Ezker Batua, Mikel Arana, el comunicado fue «insuficiente» porque «ya no puede haber medias tintas». Admitió que «eso puede ser un paso en ese mundo, pero no es el paso que demanda la mayoría». Patxi Zabaleta, coordinador general de Aralar, también quiere más: «Batasuna debe exigir a ETA el cese en la práctica de la lucha armada, porque eso es la consecuencia racional y lógica de los principios que ha proclamado», apuntó en Radio Euskadi.

La única excepción a este discurso oficial fue EA, que estimó que la izquierda abertzale «por primera vez emplaza a ETA a que reconozca la única validez de las vías políticas».

Para Ikerne Badiola, «nunca hemos dicho que el camino iba a ser sencillo, pero estamos en un escenario objetivamente mejor que el de hace unos meses; existe un consenso absoluto en los partidos soberanistas sobre que cualquier avance tiene que venir por vías civiles y democráticas».

«Buscan contradicciones»

Desde la izquierda abertzale las exigencias de condena se toman como un intento de «buscar contradicciones en el seno de la izquierda abertzale, en lugar de buscar soluciones». Lo dijo Xanti Kiroga en Info7 Irratia.

Kiroga recalcó que la apuesta inequívoca de la izquierda abertzale es el proceso democrático, añadió que no renuncian a nada y preguntó por qué los demás no se centran en «lo realmente importante: dar pasos hacia un escenario democrático».

Currin saluda la petición y pide a ETA un alto el fuego

El facilitador sudafricano Brian Currin, que el lunes exigió que se aclare totalmente la muerte de Jon Anza, salió ayer también a la palestra tras el tiroteo de París. Antes que nada, en la nota enviada a los medios expresó su condena «incondicional» de la muerte de «un policía francés inocente», y subrayó que «la violencia, en cualquier forma, independientemente de quién la comete, no traerá la resolución del conflicto vasco».

Currin valoró la posición adoptada por la izquierda abertzale, ante la que se declaró «esperanzado». Destacó que se abogue por la ratificación del apoyo a medios no violentos y exclusivamente democráticos, y recordó que esta apuesta está fijada en la declaración «Zutik Euskal Herria». El experto sudafricano también se dirigió a ETA y le pidió que «vaya un paso más allá y declare un alto el fuego inmediato e incondicional». GARA

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS