El PSOE crea una comisión permanente de presidentes de Cajas socialistas

Los presidentes socialistas de las Cajas de Ahorro han acordado constituir una comisión permanente encargada de mantener un diálogo fluido con el PSOE y, por su intermedio, con el propio Gobierno, en torno a los problemas de un sector en el punto de mira a cuenta de la crisis económica y los problemas derivados del aumento de la tasa de morosidad. Según las fuentes consultadas, la idea responde a una iniciativa personal del vicesecretario general y número dos del partido, José Blanco, y fue materializada en la reunión que los cajeros de adscripción socialista mantuvieron el pasado 24 de octubre (enlazar noticia del lunes 1) en la sede del partido, en la madrileña calle de Ferraz.

Octavio Granado, actual secretario federal de Política Económica y Empleo del PSOE, que ofició de anfitrión en la reunión de Ferraz, asumió la conveniencia de crear esa comisión que deberá mantener al PSOE y al Gobierno puntualmente informados de la situación del sector, aunque pidió que, para hacerla eficaz y operativa, su composición quedase reducida a tres de los Presidentes asistentes, elegidos como estimaran pertinente. De esta manera, los reunidos acordaron que la misma estuviera compuesta por Narcís Serra, presidente de Caixa Catalunya, en representación de las Cajas de mayor tamaño; por Antonio Pulido, presidente de Cajasol, en representación de las Cajas de dimensión media, y por Jesús Medina, presidente de Caja Extremadura, en representación de las Cajas pequeñas.

Llama la atención el hecho de que los reunidos en Ferraz coincidieran tácitamente en dejar fuera de la comisión a Braulio Medel, el veterano presidente de Unicaja cuyo excesivo protagonismo a la hora de intentar arrogarse la representación del PSOE en el sector parece que empieza a pasarle factura, siendo así que nunca ha terminado por conciliar ese afán de protagonismo con su ambigua y calculada posición respecto de su militancia política.

Braulio Medel, en horas bajas

¿Un Medel en horas bajas dentro del PSOE? Eso pareció traslucir la reunión de Ferraz, que puso en evidencia los problemas por los que atraviesa la relación de Medel con Ferraz, un Medel necesitado de agarraderas políticas para seguir al frente de Unicaja al vencimiento, en 2010, de su actual y último mandato legal. En esa reunión, y buscando consagrarse como líder del PSOE en el sector, el de Unicaja expuso a los reunidos en torno a Granado la necesidad de exigir a Juan Ramón Quintás, presidente de la CECA, el cumplimiento del pacto con el PSOE que le ha permitido permanecer en la Presidencia de la patronal del sector.

En virtud de dicho pacto, el nuevo Director General Adjunto que debe sustituir a José Antonio Olavarrieta debería ser nombrado a propuesta del PSOE. Para su sorpresa, sin embargo, los presentes dejaron de lado su propuesta por estimar que el supuesto pacto no había sido propiciado por el partido, sino por el propio Braulio en su afán de agradar a éste, por un lado, y por considerar impropio que el partido se inmiscuyera en el nombramiento de un cargo meramente profesional, por otro.

Modificación de la Lorca

La reunión de Ferraz, en fin, venía precedida por un largo debate en torno a la posible modificación de la LORCA para facilitar la renovación de los consejeros de las Cajas cuyos mandatos caducan próximamente y no son renovables (lo que ocurre, entre otros, con Medel), con la excusa de que tal modificación debería propiciar las fusiones entre Cajas de distintas Comunidades Autónomas. En esta línea, el propio Medel y Octavio Granado han mantenido una serie de contactos que, al parecer, han terminado por poner sobre aviso al número dos y hombre fuerte del PSOE, que ha decidido «tomar el mando de las operaciones» de la forma expeditiva que le caracteriza.

En la reunión de Ferraz, en efecto, Blanco dio órdenes concretas a Granado de zanjar en seco las especulaciones sobre aquella posibilidad, por lo que el también Secretario de Estado de la Seguridad Social anunció a los presentes que en ningún supuesto el PSOE contempla la posibilidad de emprender la modificación de la LORCA, y mucho menos para permitir la reelección a los Presidentes cuyos mandatos expiran definitivamente en el año 2010 o dentro de la legislatura. Razón por la cual los capos de Cajas socialistas que se encuentren en esta situación, deberán buscarse la vida mediante soluciones singulares o «triquiñuelas» (sic) pactadas con sus respectivos Gobiernos autonómicos.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS