El prior del Valle de los Caídos acusa al Gobierno de prevaricar

Por Europa Laica

Las pretensiones de los abades del Valle de los Caídos de ser la única autoridad en el complejo momumental franquista no son algo reciente.

El prior benedictino Santiago Cantera no sólo  se sigue negando a obedecer las sentencias judiciales que le obligan a permitir la exhumación de vícitmas del franquismo enterradas en el complejo, sino que tampoco permite la entrada a los técnicos de Patrimonio Nacional, que no sólo es el propietario del conjunto monumental donde se aloja, sino que también destina a su abadía 340.000€ de las arcas públicas.Y acusa al Estado de creer “a sabiendas” en una “falacia“, que es la de que los restos mortales de las vícitmas de la Guerra Civil que reposan en el Valle de los Cáidos lo hacen en un cementerio público (de Patrimonio Nacional), no en un lugar de culto. El último gesto de resistencia de Cantera es interponer un recurso de alzada ante la Vicepresidenta del Gobierno y Ministra de Presidencia, Soraya Saénz de Santamaría.

Problemas con la autoridad que les acoge

Las pretensiones de los abades del Valle de los Caídos de ser la única autoridad en el complejo momumental franquista no son algo reciente. Patrimonio Nacional, en un informe redactado el 25 de febrero de 1976, ya cree que existe un “afán de la Comunidad Benedictina de pretender ser ella la única que represente, administre y dirija en todos sus aspectos el Patronato de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos”. El propio almirante Carrero Blanco tuvo una agria correspondencia con el abad, que exigía dinero y autoridad con el argumento de que “ustedes tienen el deber de apoyarnos con algo más que unas pesetas”. Y aún hoy en día se les apoya con no pocas pesetas. Los benedictinos gestionan los beneficios derivados de la explotación de la cafetería, restaurante y hospedería del Valle y reciben anualmente del Estado 340.000€. El Estado también se hace cargo del mantenimiento y conservación de la abadía y de la Basílica.

Nada de esto le parece suficiente a Cantera, que aduce que investigar y realizar la exhumaciones es una “injerencia en el derecho a la libertad religiosa” y “un desatino“. El pior cree que los estudios de los técnicos del Estado y las posibles medidas de exhumación suponen, además, un posible sacrilegio ya que, según él podrían “atentar contra la sacralidad de reliquias de beatos y mártires con causa de canozación abierta”.

Cantera está convocado a hablar en el Senado

Las reiteradas muestras de desobediencia del prior han motivado que se haya solicitado su comparecencia ante la Comisión de Justicia del Senado, donde debe comparecer el 12 de marzo, aunque no es obligatorio y áun no es seguro que presente. Junto a él, está convocado el abogado de las familias de las víctimas, Eduardo Ranz. Ranz, a la espera de su comparecencia, prefiere ser prudente. Aunque sí declara: “mucho me temo que el Papá acabará pidiendo disculpas por los abusos cometidos en El Valle de los Caídos”.

A continuación, mostramos el recurso envuado por el prior: El Plural

 · FUENTE: EL PLURAL
-->
COLABORA CON KAOS