El preso vasco Rego Vidal en casa, 40 días después de sufrir un infarto en prisión

Juanjo Rego Vidali espetxealdi arindua jarri diote

Amnistiaren Aldeko Mugimenduak pozez hartu du berria baina gogora ekarri du beste sei euskal preso politiko daudela espetxean gaixotasun larriekin.&nbsp

Juanjo Rego Vidali espetxealdi arindua ezarri diote:

Juanjo Rego Vidal gaixotasun larria duen euskal preso politikoari espetxealdi arindua ezarri diote. Dueñasetik Martuteneko espetxera ekarri dute aste honetan, Burgosetik igarota. Bere espetxealdia etxean bete beharko du eta horretarako hainbat neurri ezarri dizkiote:

  • Pultsera telematikoa jarri diote uneoro kontrolatua izan dezaten.

  • 10:00etatik 15:00ak arte soilik izango du aukera kalean egoteko.

  • Ezingo da Gipuzkoatik atera.

  • Egunero Martuteneko espetxera deitu beharko du 14:00etatik 16:00ak bitartean.

  • Astean behin joan beharko du sinatzera.

  • Amnistiaren Aldeko Mugimenduak poza agertu nahi dugu Juanjo Rego espetxetik atera dutela, eta eskertu beharrean aurkitzen gara azken urteotan Juanjo Rego Vidalen askatasuna eskatuz mobilizazio eta ekimen ugaritan parte hartu dituzten herritarrak.

    Juanjo Rego Vidalen bizitza muturreraino eraman du espainiar gobernuak azken urteotan. Eskaini dioten osasun asistentzia penagarria izan da, bere aurkako jazarpena ez duelarik etenik izan. Hala ere, azpimarratu nahi dugu Juanjok duintasun handiz aurre egin diola espetxe politika ankerrari, eta gogora ekarri nahi ditugu burutu dituen borrokaldiak bere egoera salatu eta bere aurkako jazarpen guztiei aurre egiteko.

    Hala ere kontrolerako neurri guzti hauek salatu nahi ditu, neurri hauen ondorioz Juanjo Rego Vidalek etxean preso jarraituko baitu.

    Oraindik orain gogora ekarri nahi dugu beste sei euskal preso politiko gaixotasun oso larriekin preso dituztela espainiar espetxeetan. Aurrerantzean ere gaixotasun larriak dituzten euskal preso politikoen askatasuna eskatzeko burutuko diren mobilizazioetan parte hartzeko deia luzatzen dugu.

    GARA:

    Juan José Rego Vidal ha vuelto a casa. Seguirá cumpliendo la condena en su domicilio de Intxaurrondo, en régimen de prisión atenuada y con medidas de control, debido a su complicadísima situación médica, y especialmente al infarto que sufrió hace ya 40 días en prisión. Con él son siete los presos políticos vascos enfermos que se encuentran en este régimen, aunque todavía hay seis que continúan entre rejas con dolencias graves o incurables.

    Tras casi quince años preso, cuatro de ellos gravemente enfermo, y a sus 70 años, Juan José Rego Vidal volvió ayer a casa. Etxerat confirmó a primera hora de la mañana que seguirá cumpliendo condena en su domicilio de Intxaurrondo, en Donostia, después de haber sido trasladado en los últimos días, primero de Dueñas (Palencia) a Burgos y luego a Martutene.

    Instituciones Penitenciarias confirmaba después que se le ha aplicado el artículo 100.2 del reglamento, que establece que «los penados enfermos muy graves con padecimientos incurables, según informe médico, con independencia de las variables intervinientes en el proceso de clasificación, podrán ser clasificados en tercer grado por razones humanitarias y de dignidad personal, atendiendo a la dificultad para delinquir y a su escasa peligrosidad».

    Sin embargo, como ha ocurrido con otros seis presos políticos vascos enviados a casa en los últimos meses, se le han impuesto diversas restricciones. En este caso concreto, está obligado a llevar una pulsera telemática, sólo podrá estar en la calle desde las 10.00 hasta las 15.00, deberá telefonear a la prisión de Martutene entre las 14.00 y las 16.00, no podrá salir de Gipuzkoa y deberá acudir a firmar al juzgado una vez por semana. Etxerat y el movimiento pro-amnistía han denunciado estas medidas y las trabas que pueden suponer para que mejore la salud del prisionero donostiarra.

    Seis años en estado grave

    Fuentes de Instituciones Penitenciarias admitieron que el infarto sufrido en prisión el pasado 7 de enero ha sido factor de- cisivo para esta resolución. Sin embargo, Juan José Rego Vidal se encuentra gravemente enfermo desde hace varios años, en los que no se ha dejado de demandar su libertad hasta ahora.

    Rego sufre problemas cerebrovasculares desde 1988, e hipertensión y diabetes desde hace quince años. Su situación ha empeorado de forma muy grave en prisión. Así, en noviembre de 2005 sufrió una trombosis que le afectó a la visión y a la pierna izquierda, además de padecer pérdidas de memoria durante unos seis meses y constantes mareos y hemorragias nasales.

    Tras calificar los médicos su caso como muy difícil, los problemas de próstata o de visión se fueron agravando. En setiembre de 2008, no se le trasladó a dos visitas que tenía en el Hospital Donostia, lo que tensó mucho su situación. Dos meses después, en noviembre, fue operado de próstata y cataratas. En julio de 2009, Rego Vidal sufría una angina de pecho, y en enero pasado, un infarto.

    El parlamentario de EA Jesús Mari Larrazabal valoró la excarcelación de Rego, pero criticó las medidas de control «extremas, que sobran y no corresponden a un caso como éste en que el riesgo de reincidencia por delito es nulo». Destacó que lo que correspondía aplicar es la libertad condicional, no la prisión atenuada. No obstante, saludó que la presión social y política por sus derechos ha sido «decisiva».

    http://www.gara.net/paperezkoa/20100220/184035/es/Rego-Vidal-casa-40-dias-despues-sufrir-infarto-prision

    NOTICIAS ANTICAPITALISTAS