El presidente de la patronal española (CEOE) Díaz Ferrán y de Air Comet tiene problemas económicos y laborales

Un juez decreta otro embargo a la aerolínea de Díaz Ferrán

Air Comet se quedará sin 14 millones por impagos en un leasing de aviones

S. R. ARENES / B. CARREÑO – MADRID

Publico

Los problemas se acumulan para la aerolínea del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y su socio, Gonzalo Pascual. Un juzgado de Madrid ha decretado otro embargo de dinero de Air Comet el segundo en tres meses por impagos a una empresa de leasing (alquiler con opción de compra) de aviones norteamericana, International Lease Finance Corporation. La compañía dejó a deber 11,24 millones de euros y a esto se unen otros 3,37 millones que ha fijado "prudencialmente" el juez para "intereses y costas de la ejecución", según la diligencia judicial a la que ha tenido acceso Público.

La notificación, fechada el pasado 25 de septiembre, se ha dirigido a varias aerolíneas españolas y extranjeras y a varias agencias de viajes, entre las que el juez ha incluido, curiosamente, a Marsans, que también es de Díaz Ferrán y Pascual. En el escrito, el Juzgado de Primera Instancia número 86 de Madrid les advierte de que el dinero que tengan pendiente de pagar a Air Comet por los billetes que hayan vendido de esta aerolínea tendrá que ir directamente a una cuenta judicial hasta que sume la cantidad embargada.

La consecuencia es que la aerolínea de Díaz Ferrán se queda sin facturar los más de 14 millones que iba a ingresar el pasado 15 de octubre tras la liquidación mensual de billetes que hacen aerolíneas y agencias de viajes. Fuentes del grupo sólo admitieron que hay conflictos con empresas de leasing y "unos se califican de una manera y otros de otra".

Fuentes del grupo sólo admitieron que hay conflictos con empresas de leasing

Esta merma de ingresos llega en un momento en el que Air Comet atraviesa una grave situación financiera y afronta impagos de nóminas y cotizaciones sociales de sus trabajadores.

Una asociación de agencias de viajes trasmitió la semana pasada la información sobre este embargo a la Dirección General de Aviación Civil, del Ministerio de Fomento, "requiriéndole que actúe de inmediato", según consta en una circular. El Ministerio no hizo ayer comentarios sobre este asunto.

El embargo se suma al que otro juez de Madrid decretó en julio por orden de un tribunal de EEUU. Air Comet dejó a deber 1,2 millones de dólares (menos de 900.000 euros) a la empresa de leasing JT Power Megatron.

El crédito de 20 millones se demora

La aerolínea Air Comet, presidida por Gerardo Díaz Ferrán, aseguró la semana pasada a sus trabajadores –y a este diario– que ayer iba a firmar un crédito puente de 20 millones de euros. Con el dinero iba a poder pagar todos los atrasos de nóminas de sus casi 1.000 empleados, a los que debe entre dos y cinco meses, más pagas. Pero no fue así. En su primera reunión con el comité de empresa recién formado (que representa a más del 80% de la plantilla), el director general de la compañía aérea, Eduardo Aranda, admitió ayer que no se ha producido la firma del préstamo, según fuentes del comité. Fuentes de la empresa admitieron después que es así, pero que “están pendientes de firmarlo próximamente”. La línea del ICO de 600 millones para aerolíneas que se pondrá en marcha la próxima semana puede ser la verdadera salvación de Air Comet.

El comité de empresa rechazó ayer firmar un acta que la empresa vinculaba con un nuevo compromiso de pago porque no vio claras las garantías. Para el lunes hay convocada una manifestación de la plantilla ante la sede de la aerolínea para protestar porque llevan meses sin cobrar. La empresa prometió el viernes al comité de handling un anticipo de 400 euros y esta semana el resto hasta completar la paga de dos meses. La segunda parte no la ha cumplido y a los trabajadores no les ha llegado aún el dinero de los cheques.

“Todo ha quedado en papel mojado; los trabajadores ya no se creen nada”, señaló Pedro Maceiras, representante del sindicato de pilotos, Sepla, en el comité de empresa. Maceiras añade que “es un robo porque reconocen que no pagan cotizaciones sociales”. / S.R. ARENES

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS