El PP introduce en el Congreso la legalización de las devoluciones en caliente a través de la Ley de Seguridad

Agencias

«Los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta y Melilla, intentando el cruce no autorizado de la frontera de forma clandestina, flagrante o violenta, serán rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España», reza el párrafo que se ha incorporado al articulado de la regulación de extranjería, tal y como ha decidido este martes la ponencia de la Comisión de Interior de la Cámara Baja.

   Así, se introduce una nueva ‘Disposición adicional primera’ en la Ley de Seguridad Ciudadana en la que los ‘populares’ justifican que el objetivo es que la Ley de Extranjería contenga «una previsión que responda a la singularidad geográfica y fronteriza que concurren en las ciudades de Ceuta y Melilla».

   La medida ha sido criticada por la oposición y por las organizaciones humanitarias, que la consideran inconstitucional y contraria a los compromisos internacionales suscritos por España por vulnerar el derecho de solicitar asilo. A juicio del PP, sin embargo, «la singularidad de ambas ciudades queda ejemplificada entre otros, por el hecho de que constituyan las únicas fronteras terrestres de la Unión Europea en territorio africano y cuenten con un especial tratamiento en el ordenamiento jurídico comunitario. Es preciso, por lo tanto, reflejar expresamente dicha singularidad».    

   La aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana está prevista en la Comisión de Interior del Congreso para el 20 de noviembre, aunque al tratarse de una normativa de rango orgánico deberá pasar después por el Pleno del Congreso.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS