El PP de Medina del Campo se moviliza contra el cambio del nombre franquista a dos calles

El Partido Popular de Medina del Campo está recogiendo firmas entre los vecinos y comerciantes de las calles Ángel Molina y Carlos Velasco para que el Ayuntamiento de la localidad no cambie de nombre a estas vías, según confirmó ayer el portavoz del PP, Javier Rodríguez, quien agregó que, «con esta medida el nuevo equipo de gobierno formado por el tripartito lo único que está consiguiendo es levantar viejos rencores y fomentar el odio entre los vecinos».
&nbsp
Por el momento los populares ya han conseguido, según Rodríguez, 200 rúbricas y en su empeño por paralizar el cambio de los dos topónimos con reminiscencias franquistas que incumplen el artículo 15 de la Ley de la Memoria Histórica, pondrán unas mesas en la Plaza Mayor del municipio los domingos 4 y 11 de diciembre para «conseguir más apoyos». Asimismo, a mediados de este mes organizarán una reunión con los vecinos en el Centro Cultural Integrado Isabel la Católica para «unificar fuerzas».
&nbsp
El acuerdo para cambiar el nombre de estas dos calles se aprobó el pasado lunes en el pleno ordinario del mes de noviembre por medio de una moción presentada por IU y apoyada por el PSOE y por el PCAL-CI. La nueva denominación de estas dos calles será la que tenían antes del golpe de Estado del 18 de julio de 1936, por lo que la calle Ángel Molina se denominará Arrabal de Ávila y la calle Carlos Velasco pasará a ser Barrionuevo.
&nbsp
Según Rodríguez, el PP no estaría en contra del cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica, sino que «no es momento de cambiar el nombre de estas dos calles, ya que los vecinos y comerciantes de la zona tendrían muchos gastos extras por esta decisión que no tiene relevancia puesto que los dos personajes (haciendo referencia a las figuras de Ángel Molina y Carlos Velasco) no tienen entidad de genocidas».
&nbsp
Costes
&nbsp
Asimismo, el portavoz del grupo mayoritario en la oposición apuntó que la presentación y aprobación de esta moción por parte de IU es «un acto de venganza absurda». En su empeño por pulsar la opinión pública los populares puntualizan que «cambiar la dirección del DNI asciende a unos 21 euros y en el carné de conducir la cuantía es de unos 27 euros». Según la moción de IU, «la dedicación de una calle a una persona, fechas o hechos, es uno de los mayores honores que un pueblo puede ofrecer, pues convierte al homenajeado en ejemplo de los ciudadanos que viven o transitan por la localidad y se ensalza así a la persona o el acontecimiento que pasará a la memoria colectiva como el autor de un bien».
&nbsp
Ángel Molina era un joven falangista medinense, que murió en el frente el 3 de agosto de 1936 y era hijo del almacenista de frutas Jerónimo Molina, que formaba parte de la gestora municipal nombrada por la autoridad militar el 20 de julio de 1936. Y Carlos Velasco fue un militar nacido en Medina del Campo muy relacionado con la localidad de Bobadilla del Campo, donde murió.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS