El pisito de Zaplana, Ministro de Tierras Míticas y Señor del Trabajo Precario

El pisito de Zaplana

losgenoveses.net


(Programa Electoral PP.1996)

«El PP cree que es posible hacer otra política de vivienda, que permita reducir su coste y facilitar el acceso a una vivienda digna a quienes hoy tienen más problemas, especialmente la juventud»

«La vivienda, que es un bien necesario y un derecho de todos los ciudadanos», establecido en el art. 47 de la Constitución; sigue siendo uno de los problemas más graves para la sociedad española, por su difícil o imposible acceso. En los últimos años los precios de la vivienda se han multiplicado de una manera desorbitada, se ha facilitado la especulación del suelo y hoy la media de gasto en vivienda absorbe más del 40% de la renta familiar, cifra muy superior a la europea.

——————————————————————————–
El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana, ha adquirido recientemente un piso en Madrid que le ha supuesto una inversión de 1.622.732,68 euros, cantidad que corresponde exactamente a 270 millones de las antiguas pesetas.

El piso comprado por Zaplana está situado en una de las zonas más cotizadas y caras de la capital de España: en pleno Paseo de la Castellana. El edificio, dedicado íntegramente a viviendas habituales, alberga una vivienda por planta.

La nueva propiedad de Zaplana puede considerarse muy amplia, ya que dispone de 532 metros cuadrados (!!!) útiles. Así se desprende de la descripción detallada que se hace del piso en el correspondiente registro de la propiedad de Madrid .

El piso consta, según la escritura, de un vestíbulo, un salón con chimenea, una sala de estar, un comedor, un cuarto de armarios, dos cuartos de baño y uno de aseo para los señores, un cuarto de vestir, cuatro dormitorios para los señores, un despacho, un vestíbulo para los niños, oficio, comedor para el servicio, cuarto de plancha, un dormitorio para el servicio, un cuarto de baño y cuarto de entrada y armarios, y cocina.

Zaplana devuelve el crédito con cuotas mensuales de 8.044,47 euros, pagaderas a trimestres vencidos, durante el primer año. En este plazo inicial el tipo de interés aplicable es fijo, al 3,36% anual, según se recoge en la escritura que detalla las condiciones del crédito hipotecario. Estas cuotas mensuales, equivalentes más de 1,3 millones de las antiguas pesetas, son sensiblemente inferiores a su sueldo como ministro, fijado anualmente por los presupuestos generales del Estado. Concretamente, la retribución bruta anual de un ministro del Gobierno como Zaplana queda establecida para este año de 2003 en 72.048,96 euros (unos 12 millones de pesetas).

Ese sueldo se percibe en doce mensualidades, sin pagas extraordinarias, según el artículo 23.1 de la ley de presupuestos generales del Estado vigente. Por lo tanto, el sueldo de Zaplana como ministro es de 6.004,08 euros al mes. La diferencia entre su sueldo y las cuotas mensuales del crédito hipotecario es de 2.040,39 euros. Los miembros del Gobierno no reciben otras retribuciones y la legislación solo contempla, al margen de los gastos devengados, unas dietas fijas cuando viajan fuera de Madrid, similares a las de los funcionarios de mayor rango. Asimismo se prevé el pago de la vivienda cuando un ministro procede de fuera de la capital de España (Zaplana ha estado residiendo desde su nombramiento en la vivienda existente en su ministerio).

En la escritura del préstamo no figuran avalistas terceros u otras garantías adicionales aportadas por los prestatarios. El único bien que lo garantiza es el propio piso. Para ello, según recoge la escritura, está tasado «para subasta» en la cantidad de 2.658.723 euros (más de 442 millones de pesetas), cifra que supera en un millón de euros al del precio de la compra-venta. El pago de estas cuotas de 8.044, 47 euros se prevé durante el primer año, ya que después se aplica el interés variable pactado para el resto de la vigencia del préstamo: el índice euribor aumentado en 0,40 centésimas. Este índice de referencia, el más habitual en operaciones hipotecarias, está actualmente fijado en el 2,504%.

Las condiciones del crédito hipotecario establecen que durante los tres primeros años -el primero con interés fijo y los dos siguientes variable- hay una carencia para devolver el capital prestado. Solo a partir del tercer año y durante un plazo de 300 meses (25 años), según se establece en la escritura. se amortiza el principal, 1,62 millones de euros, y los correspondientes intereses pendientes fijados, al alza o a la baja, según el euribor más 0,40 centésimas.

(Información publicada en la edición digital del periódico El Levante)

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS