El PCPE-Asturies exige la dimisión del delegado del gobierno

EL PCPE EXIGE LA DIMISIÓN DEL DELEGADO DEL GOBIERNO Y QUE SE INVESTIGUE LA ACTUACIÓN POLICIAL QUE LLEVÓ A PROHIBIR UNA CONCETRACIÓN CONTRA EL RACISMO Y LA XENOFOBIA.

El Delegado del Gobierno en Asturies ha cometido un nuevo acto de represión contra la izquierda social y política. En esta ocasión, contando con la colaboración de la Brigada de Información de la Policía Nacional.

En los últimos tiempos se suceden las agresiones contra inmigrantes, militantes de izquierdas y vecinos de los barrios de Otero y San Lázaro en Oviedo. La Coordinadora Antifacista d´Asturies (CAA) decidió convocar una concertación en la zona bajo el lema “NI RACISMU NI XENOFOBIA” para el día 16 de febrero, con la intención de concienciar a la población de la necesidad de combatir el racismo y comunicándolo debidamente a la Administración.

La Delegación del Gobierno prohibió tal concentración argumentando que según un&nbsp Informe de la Policía Nacional, en el bar denominado MADHOUSE estaba organizado un concierto nazi ese mismo día y que la verdadera intención de la CAA era provocar enfrentamientos violentos y boicotear el concierto.

La CAA recurrió la prohibición de Delegación del Gobierno ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias que, en el día de hoy, ha notificado una sentencia que lejos de reestablecer el derecho fundamental de manifestación de los convocantes confirma la prohibición de la concentración contra el racismo con el mismo argumento: habrá un concierto nazi que según el Tribunal “no requiere autorización”.

Paradójicamente, el mismo día que se notifica la sentencia el propietario del bar MADHOUSE declara a la prensa asturiana que nunca organizó ese concierto, que su local ni siquiera tiene licencia para ese tipo de actividades y que además estará cerrado ese fin de semana. Así, tanto la Delegación del Gobierno y la Policía Nacional como el propio TSJ, que amparó acríticamente un actuar administrativo que quiebra los derechos fundamentales de los asturianos y asturianas, han quedado en evidencia. Y no sólo por prohibir una concentración antirracista y cerrar los ojos ante un hipotético concierto nazi, sino también por haber basado su tesis en una falsedad, un concierto que no existía. ¿Manipulación policial o incompetencia?

Ante la gravedad de estos hechos, el Comité Ejecutivo del PCPE Asturies exige:

-La inmediata dimisión del Delegado del Gobierno, Antonio Trevín, por la represión constante al movimiento obrero, ciudadano y popular.

-La investigación de la actuación policial que dio lugar a la prohibición de la concentración, ante la posibilidad de que estemos ante una manipulación orquestada para reprimir una vez más a la izquierda política.&nbsp

Igualmente, el PCPE denuncia el empleo de informes de carácter político por parte de la Brigada de Información de la Policía Nacional, recordando cada día más a la odiada Brigada Político Social de la dictadura anterior. Se está investigando a ciudadanos y ciudadanas por razones políticas e ideológicas, generando verdaderas fichas políticas con intenciones netamente represivas.&nbsp El PSOE debe dar explicaciones a la ciudadanía sobre estos intolerables sucesos.

Llamamos a la población a participar en la concentración convocada por la Coordinadora Antifascista para el sábado 16 de febrero, a las 12 horas, en la Plaza de España, Oviedo, ante Delegación del Gobierno.

¡EL FASCISMO AVANZA SI NO SE LE COMBATE!
¡CONTRA EL RACISMO Y LA XENOFOBIA!
¡NO PASARÁN!

Comité Ejecutivo PCPE-Asturies.
14 DE FEBRERO DE 2.008.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS