El PCE-Salamanca condena la reforma laboral durante su «pancartada contra el paro».

José Sarrión, Secretario de Empleo del PCE-Salamanca, ha declarado la oposición de esta formación política a la política laboral del Gobierno, que ha calificado en primer lugar de "oscura y poco democrática, al plantear un debate sobre un documento que no se hace público". Para el PCE, el Gobierno no puede anunciar un documento y no mostrarlo a la sociedad, evitando un debate en profundidad.

Por lo que ha dado a conocer de la reforma laboral, Zapatero parece dispuesto a que los trabajadores paguen la crisis de nuevo. A pesar de anunciar que se pretende aumentar la contratación indefinida, entre las pocas medidas que se han hecho públicas se encuentran el fomento de la contratación parcial, la generalización del uso del "Contrato para el fomento del empleo", y el ajuste de la causalidad del despido, de cara a disminuir despidos improcedentes para sustituirlos por otros debidos a causas económicas. Por tanto, una vez más, el Gobierno reduce los costes laborales a los empresarios, a costa de reducir derechos de los trabajadores. El PCE ha convocado al Gobierno a definirse: "¿está con Botín y Díaz-Ferrán o con los trabajadores? ¿va a aprovechar la crisis para replantear el modelo social, económico y productivo del país, o para continuar la estela de recortes de derechos que llevamos presenciando desde los 80?".

Por último, en un plano propositivo, los comunistas consideran que el Gobierno debería hacer pagar la crisis a quienes la han provocado, persiguiendo el fraude fiscal y el fraude de ley en la contratación, realizando una reforma fiscal progresiva y exigiendo la devolución de los 250.000 millones que se han regalado a la banca, especialmente cuando de nuevo el Banco Santander ha cerrado el año con beneficios. Es posible, en opinión del PCE, financiar así una inversión pública en sectores estratégicos, dirigidos al pleno empleo. "La solución implica la creación y el reparto de empleo de calidad, y no la precarización del mismo", ha concluido el PCE.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS