El Partido

La necesidad actual de disponer, de una herramienta tan elemental, práctica y objetiva, como es un partido comunista fuerte y organizado, es tan imperante que debería darse prioridad a este objetivo acuciante en la lucha revolucionaria del Pueblo Trabajador.

Sin un Partido cComunista fuerte y unido, nuestra lucha como revolucionari@s está completamente descalza y lejos del objetivo parlamentario y democrático-revolucionario al que aspiramos la izquierda revolucionaria.

Existen como sabemos dos partidos que rivalizan entre si en demagogia y falta de acción objetiva y práctica, el PCE Y el PCPE. Estas dos partidos están haciendo un flaco favor a la lucha revolucionaria, y brindando a oscuras con la causa capitalista, neoliberal y aristocrática -burguesa.

Es una vergüenza y un deshonor que un partido comunista esté supeditado como falange a un partido de centro-izquierda como es IU. Una vergüenza para cualquier comunista de honor y razón, que deja claro el papel de reducto revolucionario al que ha quedado supeditado toda acción y reflexión revolucionaria en en el seno mismo de IU. La revolución ha sido vendida y almacenada por los reaccionarios pasivos de IU, en los trasteros de su ideología neoburguesa. de centro izquierda.

El PCPE sigue objetivamente en la retorica revolucionaria aunque no en su dirección,acción y objetivos. Un partido comunista no es algo privado, no es una sociedad anónima, es un instrumento del Pueblo y para el Pueblo, no una sala de reuniones, cigarrillos, cafés y pancartas trasnochadas.

Un partido comunista tiene que ser del Pueblo, abierto a  tod@s>, independientemente del nivel intelectual que tenga cada cual, pues no se trata de ser el más listo de la biblioteca del Kremlin, sino trabajar día a día con el realismo imperante y necesitado de un partido comunista fuerte y organizado. El estalinismo está fuera de lugar, es esencial quedarse con lo mejor, pasar página y trabajar desde lo nuevo y actual, desde esta propia realidad y desde este país, está conjunción de autonomías, y será tarea nuestra que sean en un futuro, conjunción de repúblicas independientes y asociadas.

Sin un partido comunista fuerte y organizado, la lucha revolucionaria está completamente huérfana de un órgano direccional que pueda plantar cara, ideología y acción de masas, a toda una serie de elementos partidistas neoliberales y neoburgueses.

Es tarea y obligación de  tod@s>  l@s>  revolucionari@s>, conseguir este objetivo, hay que unirse en un solo partido. El anarcosindicalismo debe apoyar sin reservas este instrumento de acción revolucionaria y no hacerle el juego al capital, eximiéndose de sus responsabilidades respecto a la ciudadanía y a sus instrumentos de emancipación.

Por el Comunismo Libertario, por la República y Repúblicas, por el Socialismo, por el Anticapitalismo, por el Anarcosindicalismo, por el Autogobierno, por la Democracia, debemos crear el Partido Comunista Revolucionario Anticapitalista.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS