El Partido del Pueblo Saluda a todas las fuerzas revolucionarias y democráticas que concurren a la VII Cumbre y a todos sus eventos colaterales.

Publicidad

La VII Cumbre de las Américas, cuyo lema es «prosperidad con equidad», pero que a la vez sella, la reintegración del continente entero, después de la exclusión imperialista de la Cuba revolucionaria, por más de 50 años, se convierte en un hecho histórico excepcional, esto implica la presencia de los presidentes de Estados Unidos y Cuba en el camino de la normalización de las relaciones de estos dos paises.

La circunstancia del contenido extraordinario de esta Cumbre, que se celebra en el istmo de Panamá, confirma la visión profética del Libertador Simón Bolivar que, aproximadamente dos siglos atrás pronosticó el papel que el destino le asignó a la cintura de América como el lugar apropiado para la afictonía continental.

Es oportuno consignar, que el General Omar Torrijos, que hizo posible la descolonización, impuesta por el imperialismo yanqui en la Zona del Canal, siguiendo esa visión bolivariana, impulsó el Grupo de Contadora para que sirviera de mediador de los conflictos socio-políticos, algunos muy sangrientos, en esta región, en ese momento.

Esta Cumbre por su trascendencia está destinada a convertirse en un hito y en una referencia, ante el panorama global, sacudido por los dolores de parto de un mundo distinto en camino, determinado por las leyes históricas objetivas.

En el plano nacional, la VII Cumbre está rodeada de una transición política, institucional y jurídica que va del sistema que nos impuso la criminal invasión yanqui en 1989, a un orden más cónsono con el deseo popular de una democracia participativa y plenamente soberana.

El detonante de esta transición ha sido el extremismo autocrático, delincuencial de la burocracia y la impunidad descarada y cínica del Gobierno de Ricardo Martinelli, hoy prófugo. Ricardo Martinelli se convirtió en un miembro del «Grupo Cero» de la internacional contra-revolucionaria continental que prestó nuestro territorio para que la gusanera internacional conspirara contra todas las aperturas progresistas que se están dando en América Latina y el Caribe.

Está claro que la posición de mediación internacional declarada por el actual Gobierno, anti-martinelista, es blanco de la gusanera internacional, que se está concentrando en nuestro país con el propósito de oponerse a la política internacional del Presidente Juan Carlos Varela y convertir a nuestra patria en una cueva de conspiradores contra revolucionarios. Su pretensión inmediata es aislar la revolución bolivariana de Venezuela y utilizar la Cumbre para que haga viable una invasión al hermano país. A estos les preguntamos: ¿De qué «prosperidad y equidad» podemos hablar cuando se viola la soberanía nacional de un pueblo, cuando se le intenta aislar económicamente, se le somete a la violencia por encima de todo orden constitucional y se le amenaza con la guerra, simplemente porque decidió tomar en sus manos su propia ruta del desarrollo?

Hay que hacer fracasar esos planes terroristas y proseguir con la transición democrática participativa del pueblo panameño.

 Los planes contra la Venezuela bolivariana aquí en Panamá no pasarán.

Ivanor Ruiz De León
Coordinador a.i.
Presidium del Partido del Pueblo
Panamá, abril de 2015

http://www.orientacion-y-lucha.org/

orientacion_y_lucha@hotmail.com

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More