El Paro Étnico Nacional y de Organizaciones Sociales: un nuevo mapa territorial

Publicidad

 

Es importante como transcurre el Paro nacional y  la anexión de otros sectores. El ministro de transporte está en asecho, la movilización de camioneros mediante la movilización de 150 mil camioneros,  es decir una movilización empresarial que yace bajo la Asociación Colombiana de Camioneros  por incumplimiento en acuerdos por parte del Gobierno Nacional desde el año 2011.

Muy necesario y urgente que se extienda el Paro.

Avance de la resistencia social  

Los  distintos gremios y sectores campesinos y populares avanzan hacia una acción de resistencia   social por el avance democrático de los territorios bajo el  movimiento  social  y organizativo. El Paro avanza en un colectivo social, se confluye de manera gradual  en una causa  popular y territorial: una  mesa en resistencia nacional étnica. Son  intereses comunes de  integración política  y sobre enfoques de problemáticas  espaciales distintas. El territorio  cambia y requiere nuevas formas de asumirse territorialmente el país.

El mapa territorial de  país cambia y con ellas las localidades rurales.  Con el famoso Plan de Ordenamiento Territorial-POT hacia  el 2018 de corte neoliberal,  desarticularon los proyectos de los planes de vida de las comunidades. Ahí tienen el  resultado  bello y acorde  con  la defensa de la vida y los derechos:  una resistencia social.  La  clave está- ¿Cómo se asumen las comunidades en estos nuevos mapas territoriales de resistencia? Con  anexión gradual  y con avances geo-referenciados de las necesidades ina-atendidas,  sobre las graves  violaciones de los territorios y las violaciones de los derechos civiles de miles de ciudadanos.

El gobierno debe  dialogar sin más premura, si no el cauce será otro. La mesa de diálogo con sectores múltiples, es el gran reto para viabilizar lo in-atendido,  lo aplazado y desconocido por   el gobierno en materia de tierras, educación, inclusión, la grave violación de derechos humanos, la soberanía alimentaria, la atención a los indígenas, campesinos, afros, la salud, la explotación de los hidrocarburos por parte de multinacionales, los aplazamientos de los acuerdos pactados de otros sectores que se suman  y la represión  establecida por el capitalismo.

Se requiere  que el presidente Juan Manuel Santos, se comprometa sin dilaciones , ni firmas  sinuosas , es imperante   que  actúe como  mandatario sobre los  planes de vida de las comunidades, estas en construcción  que no pueden estar exentas hacia una política pública social, y las cuales  deben responder  a  las  necesidades de las comunidades.

El proyecto de  territorio de las comunidades, de un lado no es un abordaje  técnico, si no  incluyente desde dentro. El mapa territorial de resistencia democrática que actualmente se libra con el Paro nacional, responde desde el requerimiento del  pensamiento en relación a los planes de vida de las comunidades y la lucha por el territorio  y los espacios económicos in-atendidos por el gobierno: por un lado,  desconocer  lo pactado con las comunidades, gremios y sectores populares  y de otro lado, la acción  estatal  de un  deplorable  Plan de Desarrollo Nacional 2018 (  POT). Se le pregunta  a Juan Manuel Santos y a sus  ministros -¡¿Cómo va asumir los planes de vida de las  comunidades,  ante estos mapas territoriales de agresión que ustedes mismo han propiciado ?

¡Que avance el Paro¡

                             Frente Anti-Fascista

 

Por María Fernanda Q. Alzate  (Frente Anti-fascista)  

Geógrafa- Analista

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More