El paro en Villanueva de la Serena

Publicidad

Y ello con un gobierno que, haciéndose llamar socialista, no ha hecho nada para revertir esta situación.

Esta que atravesamos es una crisis general del sistema capitalista y de su globalización neoliberal. Si embargo, hay que advertir que no todos los países la sufren por igual. Incluso dentro de un mismo país, no todos los municipios se ven afectados de una misma manera.

El modelo económico de Villanueva de La Serena ha estado tradicionalmente basado en la agricultura y el comercio, dos sectores que en las últimas décadas han ido perdiendo influencia en la economía de la ciudad, desplazados por la construcción, sostenida por la burbuja especulativa inmobiliaria, y por el sector de servicios enfocados al consumo, que tanto daño ha hecho al pequeño comercio de nuestra ciudad.

De ese modo, en los últimos años hemos pasado en nuestra ciudad de una tasa de paro inferior al 15%, menos de 2000 parados, a una superior al 18%, más de 4000 desempleados. Y ello con un gobierno que, haciéndose llamar socialista, no ha hecho nada para revertir esta situación.

Este gobierno, al que podríamos denominar como gobierno de la propaganda, porque eso sí que lo hace muy bien, nos vendió a bombo y platillo la llegada de empresas foráneas que se iban a instalar en Villanueva de La Serena y que iban a crear empleo a espuertas: la famosa fábrica de preservativos, y otras de máquinas de aire acondicionado, de prefabricados de hormigón, una planta de galvanizados, otra planta de bioetanol… Nos vendió incluso la construcción de ¡un parque de hielo!

Este cuento de nunca acabar alcanzó su clímax con la construcción del polígono Montepozuelo, donde según el Ayuntamiento se iban a instalar más de 300 empresas, poniendo a Villanueva poco menos que a la vanguardia de la industria europea. Como hemos podido comprobar, nada de eso ha llegado, salvo algunas pocas empresas que han venido a por su trocito de tierra con el fin único de especular con el suelo, a sabiendas de que a este gobierno municipal no le importa en absoluto el progreso de Villanueva de La Serena, y mucho salir en la foto. Que luego el proyecto empresarial se ponga o no se ponga en marcha no les preocupa en absoluto.

En cambio, para nuestro alcalde socialista el progreso de Villanueva de La Serena consiste en que se instale una franquicia de una multinacional de hamburgueserías, que no ofrece nada a la ciudad, aparte de comida basura (que tan perjudicial es para la salud, como ya ha quedado sobradamente demostrado en diferentes estudios de médicos y nutricionistas de gran prestigio) y empleo basura (empleo precario, a tiempo parcial y con un salario que no supera los 700 €). Una multinacional que no ofrece nada a Villanueva porque nada de ella necesita. Sólo mano de obra barata y consumidores que aporten beneficios, beneficios que tampoco se reinvertirán en Villanueva.

La llegada de estas grandes superficies o multinacionales no favorecen en nada al pequeño comercio de la ciudad, que es el que de verdad crea empleo, un empleo de mejor calidad y más estable, del mismo modo que es el pequeño empresario local el que reinvierte sus beneficios en la ciudad y su comarca (aunque, también es necesario decirlo, el silencio y la falta de respuestas por parte del pequeño comercio le hace a la vez complice de esta situación, y en consecuencia responsable por omisión de su propia destrucción).

Tampoco la privatización de los servicios públicos favorece la creación de empleo, más bien al contrario. Todos sabemos que las empresas privadas están simplemente para ganar dinero, para obtener beneficios, y esto se consigue en la mayoria de las ocasiones a base de recortes de personal, de empeoramiento de las condiciones salariales, de la pérdida de calidad del servicio prestado…

Los trabajadores, que no somos los culpables de esta crisis, somos los que la estamos pagando, ya sea directamente, con la pérdida de nuestros empleos, o indirectamente, por la pérdida de calidad en los servicios públicos. Porque cuando un centro médico público se cierra o recorta sus servicios (como por ejemplo, el CM de Plaza de Salamanca en Villanueva), o se clausura un colegio o instituto, por la falta de fondos públicos (que curiosamente suelen escasear para otros menesteres, sin duda mucho más supérfluos), estamos perdiendo aquello por las que nuestros padres y abuelos lucharon tan duramente: el derecho a una sanidad y una educación públicas y de calidad, el derecho a un trabajo y a una vivienda dignas… En definitiva, a nuestros derechos más esenciales y a nuestra calidad de vida. Derechos que, si no ponemos prontamente remedio, veremos como se van perdiendo poco a poco, hasta sernos definitiva e irremediablemnte arrebatados.

Es por todos estos motivos que, desde Izquierda Unida, apostamos por un cambio de modelo económico, que es también un cambio de modelo de sociedad. Lo cual pasa sin duda por un cambio de política y de representantes políticos, que como queda demostrado día tras día no sirven a los intereses de Villanueva de La Serena y sí a los suyos propios y a los de sus allegados. Pero este cambio se antoja una tarea harto difícil, porque el PSOE es para buena parte del electorado villanovense como una droga: saben que les hace mal, que les arruina la vida… pero no parecen capaces de dejar de tomarla. Pero no por ello desde Izquierda Unida dejaremos de advertir de las consecuencias de su consumo, ni de seguir animando a iniciar una necesaria desintoxicación, ni de proponer alternativas más saludables…&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp

El cambio de modelo económico que desde Izquierda Unida proponemos para nuestra ciudad es un cambio radical, que pasa, entre otras medidas, por (1) recuperar, ampliar y mejorar los servicios públicos, creando bolsas de empleo público que en momentos como este son tan necesarias para luchar contra la exclusión social, (2) aprovechar mejor los recursos naturales con los que cuenta Villanueva de La Serena, apostando por la transformación en la localidad de los productos que nos da nuestra tierra (que los tomates que se crían en nuestro campo salgan de Villanueva ya fritos o en salsas, y no a granel, lo mismo que el arroz, el maiz, el aceite…), o (3) dar un impulso decidido a la creación de cooperativas, porque el trabajo cooperativo es una de las mejores soluciones para combatir el desempleo y el empleo precario, y una de las mejores herramientas que puede tener un pueblo para construir un crecimiento económico y un bienestar social más justos, seguros y sostenibles para todos.

Intervención en el acto público "¿Qué pasa con el paro en Villanueva?", convocado por el Foro Social para el Desarrollo y Bienestar de Villanueva de La Serena (Badajoz) y celebrado el pasado 7 de mayo de 2009.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More