Publicado en: 15 octubre, 2015

(El “paciente salvado” del PP) El número pobres y en riesgo de exclusión registra máximos históricos en el estado español: 13.657.232 personas

Por Kaos. Derechos humanos

El porcentaje de españoles en situación de riesgo de pobreza y exclusión social se incrementó el año pasado del 27,3% al 29,2% de la población, afectando ya a un total de13.657.232 personas. La cifra, correspondiente a 2014, es la más alta desde que se mide la pobreza, la privación material severa y la intensidad de […]

El porcentaje de españoles en situación de riesgo de pobreza y exclusión social se incrementó el año pasado del 27,3% al 29,2% de la población, afectando ya a un total de13.657.232 personas. La cifra, correspondiente a 2014, es la más alta desde que se mide la pobreza, la privación material severa y la intensidad de trabajo en los hogares con el índice europeo Arope, ha denunciado este jueves la red europea de lucha contra la pobreza (EAPN, en sus siglas en inglés) en la presentación de su quinto informe sobre ‘El Estado de la Pobreza’ en España.

Cuando parecía que el crecimiento del riesgo de pobreza se frenaba, ha vuelto a producirse un aumento “especialmente significativo” de 1,9 puntos porcentuales en un año, que se traduce en 790.801 personas más en riesgo de exclusión, destaca el informe.

El riesgo de exclusión y pobreza —que estudia renta, privación material y empleo— se ceba cada vez más con la población menor de 16 años, donde la tasa de pobreza alcanza el 30,1%. Mientras, ésta es sensiblemente menor entre los mayores de 65 años, de un 12,9%. El último año, además, una de cada dos familias en riesgo de pobreza y exclusión era monomarental o monoparental (53,3%). Y su tasa Arope había crecido 5,7 puntos porcentuales.

El informe de EAPN destaca el crecimiento de la bolsa de “trabajadores en riesgo de pobreza”, que ha pasado del 11,7% al 14,2% en un solo año. Este salto demostraría que “no cualquier empleo protege de la pobreza“, dicen los expertos, que a su vez conectan este fenómeno con la “evolución creciente de la jornada parcial: en el segundo trimestre de 2015 afecta al 16% de los ocupados.

Cuando el indicador mide exclusivamente los ingresos, también aumenta el número de pobres. En este caso, se debe a que la bajada de las rentas en general está haciendo descender el umbral de la pobreza, que se contabiliza como el 60% de los ingresos de la mediana de la población. El año pasado, el porcentaje de españoles bajo el umbral de la pobreza subió del 20,4% al 22,2%. Para 2014 el umbral de la pobreza se situó en 7.961,3 euros (663,4 mensuales). En situación de pobreza severa —con ingresos inferiores a 332 euros— se encontraban 3,2 millones de personas el año pasado (6,85% de la población) y eso son 400.000 más que el año previo.

El informe detecta diferencias regionales muy importantes en la extrema pobreza. Así, mientras en Navarra el porcentaje afectado es del 1,8% de la población, en Andalucía sube hasta uno de cada diez residentes (10,4%). La tasa de pobreza también varía mucho en función de la nacionalidad. La población extranjera (55,4%) y extracomunitaria triplica a la población española (18,4%).

Respecto a la privación material, que tiene en cuenta nueve consumos, desde que se mide el Arope (2004) nunca había habido tanto porcentaje de población con retrasos en el pago de los recibos relacionados con la vivienda principal (11,7%). Otra de las variables que más han crecido es la pobreza energética. Así, el número de personas que no pueden mantener su vivienda con temperatura adecuada ha crecido en tres puntos porcentuales, hasta llegar a un 11,1% de la población española. Casi la mitad de la población (46,4%) no puede permitirse una semana de vacaciones al año y la capacidad de afrontar gastos imprevistos es muy difícil para el 42% de la población. Asimismo, un 7,2% no puede disponer de ordenador y un 6% no puede permitirse tener coche.

En la variable de la calidad del empleo, a pesar de que baja la tasa de paro, el incremento de los trabajos a tiempo parcial y en contratos temporales está consolidando elperfil del trabajador empobrecido. El número de trabajadores pobres ha subido desde el 11,7% en 2013 al 14,2% en 2014. Las comunidades de Canarias y Andalucía tienen las tasas más altas de baja intensidad laboral, 28 y 27% respectivamente. Las menores tasas se registran en Navarra y Baleares (7,5%).

Según el informe, “los  que peor lo tienen” en España son 2,9% de población que padecen los tres factores de penuria: desempleo, pobreza y privación material. Es algo más de un millón de personas que “se encuentran en la peor situación económica y social posible“.

La red europea de lucha contra la pobreza destaca además que “la sociedad española tiene un alto nivel de desigualdad, dado que el 20% de la población con mayores ingresos tiene rentas casi siete veces mayores (6,9 veces) que el 20% más pobres. Esta relación de desigualdad es de cinco para la media de la Unión Europea. Si se considera el 10% más rico y el 10% más pobre la distancia llega a 14 veces. De hecho, el 10% más rico posee ingrsos equivalentes a los de la mitad de la población española.

La tasa Arope se ideó para que los Estados de la UE midieran el grado de empobrecimiento de su población y consiguieran reducirlo antes de 2020. En el caso de España no debería haber más de 1,4 ó 1,5 millones de personas en situación de riesgo de pobreza. Transcurrida la mitad del período, el cumplimiento de ese compromiso exige una reducción de más de 2,5 millones de personas en situación de pobreza y exclusión.

http://m.20minutos.es/noticia/2579829/0/arope/maximos-pobreza-espanoles/2014/

-->
COLABORA CON KAOS