El occidente cristiano y los socialistas españoles

Primero perdieron la conciencia de clase y la ideología; luego abrazaron la doble moral y perdieron la vergüenza, que era lo último que les quedaba. Al final se quedaron en inmorales que pretenden erigirse nada menos que en administradores de los valores humanitarios, que ya es pretender.