El nuevo gobierno libio impulsará el sector privado preparando el terreno a las inversiones extranjeras

Inès BEL AÏBA en su artículo en Gara el día 30 nos dice:

“El nuevo régimen pretende reformar la economía tan pronto como sea posible, impulsando el sector privado. En los últimos cuarenta años, el Estado dirigía casi enteramente la economía mezclando socialismo y capitalismo.”

“Libia es un país rico, pero la tasa de desempleo supera el 30%. La guerra ha colocado la economía en un punto muerto, el sector bancario aún no está plenamente restablecido y sigue habiendo problemas de liquidez”

“La intención de Trípoli es promover el sector privado, facilitando el trabajo a las empresas y preparando el terreno a las inversiones extranjeras.”

Sin embargo Inés desconoce o no nos cuenta datos como que a pesar de décadas de embargo económico, en Libia trabajaban 1,5 de millones de extranjeros sobre una población de 6 millones, los libios mayores de 18 años tenían derecho indefinido al desempleo, la economía estaba creciendo al 6 % anual, los bancos libios eran estatales y mucho más salidos que los quebrados bancos occidentales y estaban en marcha infinidad de obras de infraestructura.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS