El mundo se unió para exigir el fin de la violencia contra el Pueblo Mapuche

Diversas actividades se desarrollaron el pasado sábado, 29 de septiembre, para manifestar el descontento, la preocupación y el malestar que existe en la comunidad chilena e internacional, por las constantes vejaciones a que es sometido el Pueblo Mapuche tanto en su relación con el Estado de Chile; como también, con las empresas transnacionales que despojan los recursos naturales de las zonas que, históricamente, corresponde a su pueblo. La Manifestación Internacional de Apoyo y Solidaridad con el Pueblo Mapuche fue un duro llamado de atención respecto de la salud de los cuatro presos políticos mapuche, de la cárcel de Angol, que hoy cumplen 36 días en huelga de hambre.

La iniciativa, que partió de grupos ecologistas, de defensa de los derechos humanos y organizaciones de chilenos residentes en Madrid y motivo la adhesión en otros seis países, y una manifestación en Chile, para que la comunidad internacional esté al tanto del actuar del Estado de Chile que pese a suscribir el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) -que reconoce el derecho de los indígenas a ser consultados sobre las medidas legislativas que les afecten-, del juicio que se sigue en la Corte Interamericana de Derechos Humanos por violar las garantías fundamentales del Pueblo Mapuche a través de la aplicación de la Ley Antiterrorista en los procesos judiciales relacionados con sus reivindicaciones históricas y las constantes denuncias realizadas ante el Parlamento Europeo por «marginación» y «discriminación», continúan los embates contra este pueblo originario, en un  conflicto que NO enfrenta a chilenos y mapuche, si no los intereses de privados y del propio Estado chileno.

En Chile, los allanamientos a las comunidades Mapuche son constantes al igual que el asedio policial (que conlleva un alto coste psicológico para niños y ancianos, denunciado en reiteradas ocasiones por organizaciones de derechos humanos) y la violencia de las fuerzas policiales que ha terminado con la vida de, al menos, cuatro comuneros mapuche y ha dejado un sin número de heridos, incluidos niños. El Estado chileno ha implementado una política de “gatillo fácil” para sus agentes policiales en las zonas en conflicto, que han dado muerte a luchadores sociales Mapuche y cuyos responsables han quedado impunes e incluso han sido ascendidos en sus cargos y que ha sido denunciado en innumerables ocasiones por organismos de derechos humanos.

Las actividades en Bélgica, España, Francia, Holanda, Italia, Noruega, México y Suecia son un llamado de atención de la comunidad internacional para el cese de la represión a este importante pueblo originario y que el Estado de Chile cumpla con los compromisos adquiridos al firmar el convenio 169 de la OIT. Además de solicitar que se tomen medidas humanitarias antes que sea muy tarde y pueda perder la vida alguno de los presos políticos mapuche que se encuentran en huelga de hambre desde el pasado 27 de agosto.

La coordinación de los distintos grupos que participaron de la actividad no descarta realizar medidas de mayor presión, a nivel internacional, para propiciar un escenario que facilite el entendimiento y el respeto a las comunidades mapuche y su derecho a vivir conforme su cultura y en paz.

Agradeciendo de antemano su ayuda y la máxima difusión de esta información.

Un saludo fraterno,

Equipo de coordinación

Manifestación Internacional de Apoyo y Solidaridad con el Pueblo Mapuche

Contacto:

apoyomapucheienternacional@gmail.com

 napoyo.pueblomapuche@gmail.com

0034 633 23 41 02 / Carlos Morales

0034 655 06 14 30 / Nélida Molina

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS