«El movimiento de los pensionistas ha conseguido frenar al poder»

Publicidad

Economista, escritor y colaborador de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de PensionesXavier Pérez Dávila expresó ayer en la Casa de Cultura su rechazo a la propuesta de Producto Paneuropeo de Pensiones Individuales que se someterá a votación en el Parlamento Europeo. «Es un producto financiero de capitalización que va a canalizar nuestros ahorros a los mercados de capitales que controlan los especuladores. Pone en peligro el sistema de pensiones, renuncia a combatir la pobreza y perpetúa nuestra dependencia colonial de Silicon Valey. Solo serviría para que Patricia Botín y Francisco González se hagan más ricos», manifestó durante la ponencia de apertura de las jornadas ‘Presente y Futuro de las Pensiones Públicas’, organizadas por el Colectivo por el Sistema Público de Pensiones Avilés.

-¿Sustituiría esta fórmula al sistema actual de pensiones?

-El objetivo es caminar hacia la sustitución de los sistemas actuales de reparto por otro sustentado en dos pilares: pensiones públicas modestas y dos fondos de capitalización, uno obligatorio y otro voluntario. Lo que busca es reducir las pensiones públicas y complementarlas con fondos privados

-Muchas voces advierten de que el actual sistema es insostenible

-No estoy de acuerdo. Según la Comisión Europea y la patronal de los fondos de pensiones hacia 2050 en el estado español se podrían pagar pensiones públicas dignas sin que supusiera una carga importante para la sociedad. En cambio, la Comisión Europea prefiere reducirlas para abrir espacio a los fondos de capitalizacion y ampliar un mercado único europeo de capitales.

-En Asturias hay menos de 1,2 cotizantes por pensionista

-El sistema público de pensiones descansa sobre una caja única de todo el Estado. En este momento hay 3,5 millones de personas paradas, otros dos millones trabajan a tiempo parcial contra su voluntad y la tasa de actividad femenina aún es muy inferior a la masculina. Si se adoptase una política económica que buscase crear empleo en actividades social y ecológicamente útiles el número de cotizantes subiría rápidamente en 5,5 millones y el sistema generaría superávit. El problema es una política económica que impide crear empleo, consecuencia en gran medida de las políticas de austeridad.

-La revalorización de las pensiones se vuelve a vincular al IPC. ¿Cómo lo valora?

-En el último año han aparecido dos movimientos con una fuerza extraordinaria, el de mujeres y el de pensionistas, el primero que ha conseguido frenar al poder. Ha frustrado sus planes, que eran reducir el sistema de pensiones públicas para abrir espacio a los fondos privados de capitalización. Es un triunfo extraordinario.

-¿Cual sería la pensión mínima digna?

-Si se toma como índice el 60% de la renta media estaría sobre mil euros y, a corto plazo, se podría a aspirar a que se acercase al salario mínimo, novecientos euros.

-En Asturias la pensión media está por encima de muchos salarios.

-La defensa de unas pensiones dignas no se puede separar de la defensa de una sociedad mas igualitaria en la que se reduzca la explotación. Uno de los objetivos de la reforma laboral del PP era debilitar la capacidad de negociación de los trabajadores para hacer caer los salarios. Y así ha sido. La remuneración total de los asalariados ha caído en 42.500 millones de euros. Hay que derogar la reforma laboral y recuperar el ejercicio real de los derechos de sindicación y de huelga para poder defender salarios dignos.

-Los defensores de la reforma esgrimen que el paro ha descendido.

-Ese argumento responde a un concepto del neoliberalismo salvaje en el que vivimos según el cual los empresarios crean empleo cuando se les permite degradar las condiciones laborales. En cambio la investigación empírica demuestra que se crea empleo cuando hay demanda de bienes y servicios. La recuperación tiene más que ver con factores como la caída del precio del petróleo o los bajos tipos de interés que con la reforma laboral.

-La Seguridad Social vive del crédito. ¿Como se podría revertir?

-Hablar de déficit de la Seguridad Social es una operación ideológica. Es un gasto que hay que afrontar, como se afrontan el de defensa o el de la Casa Real. Se les asigna una cantidad y punto. Lo que es cierto es que la diferencia entre cotizaciones y gasto en pensiones es del orden de casi dos puntos del PIB.

-¿Cuál sería la solución?

-Recuperar el peso de la masa salarial sobre el PIB redundaría en un significativo aumento de la recaudación. También hay otras vías, como eliminar bonificaciones a la contratación que no sirven para nada pero reducen los ingresos y afrontar vía impuestos parte del gasto en pensiones, cosa en Dinamarca. Lo que la sociedad tiene que decidir es qué porcentaje del PIB se debe destinar al gasto en pensiones. En mi opinión tendría que estar relacionado con el peso de los mayores de 65 años en relación a la población total.

 

 

El comercio

 

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More