El montaje de Carlos Herrera y otros colaboradores de la COPE emulando el nacimiento de Jesús que no tuvo ninguna consecuencia penal

Por Post Digital

No solo Herrera podría ser acusado de blasfemo en esta imagen, ya que el resto de rostros también son sustituidos por otros profesionales del gremio, como el de la conocida Isabel Gemio, que se arrodilla sonriente (¿de pastorcilla?) ante un niño Jesús nada niño que bien podría ofender a muchos creyentes.

Al conocerse la noticia de la multa a un usuario de Instagram por simple y llanamente subir a la red social un fotomontaje en el que fusionaba su cara con el rostro de una imagen del Cristo de la Amargura, con el que se celebra la Semana Santa en Jaen -perteneciendo el acusado a la Hermandad de la Amargura (vaya cruz)-, muchas han sido las voces que se han alzado en contra de la decisión judicial que considera que el joven incurrió en un delito de ofensa a los sentimientos religiosos recogido en el Código Penal, pero que antiguamente la (Santa) Inquisición reconocía como delito de blasfemia o herejía.

Entre las muchas críticas por la sanción de 480 euros de multa y los clamores en defensa de la libertad de expresión, las redes sociales han querido recordar a las autoridades que personajes públicos muy conocidos ya cometieron anteriormente ese “pecado” sin haber recibido ningún castigo por ello, ni eclesiástico según “las leyes de Dios” ni penal según las leyes de España.

Entre estos personajes públicos se encuentra el presentador Carlos Herrera, cuya cara aparece como la de San José en un Belén de la COPE con el que la cadena felicitaba la Navidad. No solo Herrera podría ser acusado de blasfemo en esta imagen, ya que el resto de rostros también son sustituidos por otros profesionales del gremio, como el de la conocida Isabel Gemio, que se arrodilla sonriente (¿de pastorcilla?) ante un niño Jesús nada niño que bien podría ofender a muchos creyentes.

enlace

-->
COLABORA CON KAOS