El misil Taepodong y satélite Kwangmyongsong 2

Robo unos minutos al domingo para comentar el reciente lanzamiento del misil de 3 etapas Taepodong y la puesta en órbita del nuevo satélite de comunicaciones.

Estoy ahora mismo en Bangkok y vuelvo a Pyongyang en 4 días junto a TV3 (Televisión de Catalunya) y 9 personas más de nuestra asociación de amistad con Corea. Ayer tuve entrevista telefónica con Catalunya Radio y quiero aclarar algunos puntos sobre este asunto ya que con excepción de nuestros canales autonómicos, pocos medios realmente se interesan por conocer nuestra opinión y se limitan a especular y decir barbaridades para crear sensacionalismo.

1- Los cohetes que ponen un satélite en órbita son de tres etapas, y equivalen a un misil ICBM o Intercontinental que tiene la capacidad de impactar en cualquier lugar del mundo. Esto no es nada nuevo. Ya lanzamos un cohete de esas características en 1998 demostrando la capacidad de la RPDC de defenderse ante un ataque de los EE.UU. De hecho fue esta tecnología la que obligó a la administración Clinton a adoptar una postura de "acercamiento” en vez de ””ataque preventivo””.

2- Las armas defienden la paz y soberanía de la República, sin ellas, EE.UU. ya hubiera invadido la RPD de Corea y el destino de la nación hubiera sido el mismo que Afghanistán o Iraq.

3- La RPD de Corea NO lanza el cohete para vendérselo a nadie, sino para desarrollar sus comunicaciones, tecnología y demostrar su capacidad militar.

4- Corea del Norte tiene todo el derecho a lanzar sus propios satélites. Tantos como quiera. Si EE.UU., Rusia, China, Corea del Sur o Japón pueden hacerlo, nosotros también. El satélite lanzado es de uso civil, pero en cambio EE.UU. tiene decenas de satélites con armamento y objetivos puramente militares y de espionaje. Esta es la típica postura arrogante de superpotencia que quiere monopolizar y regular no sólo el mundo, sino el espacio. EE.UU. es un imperio, pero fallido; su economía se desintegra pero todavía quiere imponerse al resto de naciones.

5- Varios medios de comunicación, repiten mecánicamente el slogan barato ”Corea del Norte es muy pobre, pero invierte dinero en un satélite”. Para empezar, aunque la vida en la RPD de Corea es humilde, todo el mundo tiene acceso a una vivienda, sanidad y educación totalmente gratuitas, además de no existir desempleo, cosas que no pasan en la propia Unión Europea o en los EE.UU. ¿De que vale tener un pais con una gran infraestructura, recursos y centros comerciales, si luego van a bombardearlo y reducirlo todo a cenizas? Esa es la lección aprendida por el pueblo coreano tras 5 años de reconstrucción, cuando los B-29 lanzaron decenas de bombas por kilómetro cuadrado, destruyendo cada edificio, templo y escuela. Sólo con una poderosa defensa que actúe como fuerza disuasoria, se puede construir un futuro.

6- Cualquier intento de imponer sanciones sobre la RPD de Corea no funcionará. Los EE.UU. llevan imponiendo bloqueos y sanciones desde 1953 de forma inútil.

7- Cualquier intento de utilizar las Naciones Unidas para los interes particulares políticos norteamericanos, conllevará la retirada de la RPDC de las negociaciones nucleares a 6 bandas y la continuación de desarrollo de tecnología nuclear. EE.UU. son los primeros interesados en que no construyamos centrales nucleares modernas de grafito para uso civil o militar. Por su propio interés se abstendrán de tomar acciones desesperadas.

8- Corea del Norte efectuó su primera prueba de explosión nuclear en el 2006 y dejó claro que esta tecnología no se exportará a terceros países, al contrario de EE.UU. que mantiene miles de ojivas nucleares y las vende a Israel o Reino Unido.

9- Catalunya Radio me solicitó un pronóstico antes de que el cohete fuera lanzado. Mis palabras fueron que una vez el cohete despegara, durante una semana o 10 días los medios hablarían de forma sensacionalista sobre el asunto, EE.UU. y sus aliados cercanos condenarían el evento públicamente, mientras tras las cortinas del escenario negociarían con nosotros cuantos millones de dólares darnos a cambio. Despúes de 10 días, todo retornaría a la normalidad. EE.UU. tiene que mostrar al mundo que es el ””líder”” y ””policía””, no puede permitirse desvelar que con nosotros tiene que dialogar al mismo nivel. De igual a igual. Esto sería una amenaza para su hegemonía y un ””mal ejemplo”” para otros países en vias de desarrollo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS