El Ministerio de Defensa inicia la venta de terrenos públicos al grupo Wanda

Publicidad

Todo se inició con una información publicada por El Confidencial. “El Ministerio de Defensa sacará a subasta pública los terrenos del que, sin duda, será el mayor desarrollo residencial de Madrid: Operación Campamento, dos millones de metros cuadrados”. No cabe duda. Un goloso negocio especulativo -el valor de los terrenos es de 200 a 250 millones de euros- que el Ministerio de Defensa está dispuesto a proporcionar al primer inversor privado que vele por sus intereses mercantilistas y personales a espaldas de los intereses de la ciudadanía y del vecindario del distrito más poblado de todo Madrid.

En vísperas electorales se avecina un pelotazo, de los grandes, con patrocinio de las administraciones públicos y como buque insignia el mismísimo Ministerio de Defensa.

Los terrenos del que hablamos están situados a 8 kilómetros de la emblemática y central Puerta del Sol de Madrid. Allí, muy cerca, en el Edificio España en la Plaza España, tiene previsto montar su cuartel general el multimillonario Wang Jianlin, dueño del grupo Wanda. El multimillonario ha echado el gatillo sobre estos terrenos y sus colaboradores han mantenido conversaciones con diversos agentes de las administraciones públicas. Pero estas conversaciones/negociaciones no han trascendido. A tal punto que la Plataforma contra la Operación Especulativa en Campamento han elevado un escrito a la Defensoría del Pueblo pidiendo que exijan a las administraciones que proporcionen información sobre esta operación. Y la Defensoría ha aceptado.

Pero la transparencia no es el lado fuerte del Ministerio de Morenés. El propio Ministerio de Defensa afirma, en su nota de prensa del pasado 27 de abril, que “ha publicado recientemente información sobre los terrenos de Campamento en la página web del Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (INVIED) y en páginas de internet especializadas”. Pero si vamos a la web de INVIED [www.invied.mde.es/09-noticias/] no conseguimos información porque ha sido borrada.

Por otro lado, en la misma nota de prensa se dice que la publicación de información sobre los terrenos de Campamento “no constituye, en ningún caso, un anuncio del inicio del proceso de venta o subasta de solares”. Vamos que “informan” en portales de venta de inmuebles y dicen que no es para vender. Morenés dice que “la información tiene únicamente carácter divulgativo”. Vamos que están embarcados en una campaña de difusión de los terrenos que tienen para ofrecer a inversores como Jianlin.

La guinda es que Morenés considera que “estas acciones se enmarcan dentro de las medidas de promoción del patrimonio inmobiliario del Ministerio”. Vamos, ningún interés en vender espacios públicos a intereses privados. ¡Toma ya!

Pero lo que sí confirma el Ministerio de la Castellana es que mantienen contacto con otras administraciones en torno a este jugoso negocio en vísperas electorales. En el ajo están metidos, como no, los amigos y amigas de la Gurtel: la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, el actual presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González y hasta la Secretaría de Comercio, esa misma que hizo o se presume que hizo negocios con el “pequeño Nicolás”. Una buena cuadrilla para que los negocios vayan a buen puerto.

Pero el esperpento viene al final de la referida nota de prensa. “Llegado el momento -dice el Ministerio de Defensa que se niega a proporcionar información a la ciudadanía y vecinos- estos terrenos seguirán el proceso habitual según los principios de transparencia y competitividad de subasta pública al alza, siguiendo la normativa estatal para la desinversión de inmuebles”. Toda una joya oiga. Con la bendición legal pero a espaldas de la ciudadanía. De momento no vendemos, no subastamos, pero ofrecemos información para una posible subasta.

A estas alturas nadie se cree las buenas intenciones de Morenés y su cuadrilla que están al servicio del gran capital financiero internacional, ese mismo que sólo crea precariedad y destruye el espacio ecológico en el que se encuadran los terrenos de Campamento. Ocupa ambas márgenes de la carretera A-5 en el tramo comprendido entre la avenida de los Poblados, la de Aviación, el límite con el término municipal de Alcorcón y con el término municipal de Pozuelo de Alarcón. El Plan General de Ordenación Urbana prevé la construcción de un intercambiador de transporte y la construcción de un tramo de túnel continuación del existente bajo la avenida de Portugal hasta la desviación de la carretera de Boadilla del Monte. Estas obras se proyectarán y ejecutarán por parte del ayuntamiento de Madrid y serán financiadas con cargo a la operación urbanística APE 10.23.

Si los planes de Wang Jianlin se cumplen, con la aquiescencia de las administraciones públicas y el Ministerio de Defensa a la cabeza, se consolidará una destrucción irremediable del espacio ecológico de esos terrenos, tal como han denunciado infinidad de veces las organizaciones ecologistas. Esta operación -en la que el Ministerio de Defensa sólo ha dado información pero no la fecha de celebración de la subasta ni su precio mínimo de salida- también será ruinosa para el vecindario. El objetivo de Wanda es construir 15.000 viviendas de alta gama por unos precios de 4000 euros el metro cuadrado. También tiene previsto construir espacios de ocio como los desarrollados en Asia y dirigidos esencialmente a clientes asiáticos. No existe información sobre si esos proyectos cuentan con el beneplácito del vecindario dueños en realidad de los terrenos que son públicos.

El pelotazo se avecina y el Ministerio de Defensa ha hecho el saque de honor. Seguiremos atentos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More