El México de AMLO en la Lista Negra de Golpes de Estado de EEUU

Publicidad

Por Pablo Heraklio

A legos y profanos les ha sorprendido el golpe de Estado en Bolivia, a pesar de que había sido auspiciado desde hace por los menos 6 meses. A lo mejor es porque no se anuncia todos los días a todas horas en la tele, como Venezuela; y ya se sabe que lo que no sale en la tele no existe. Para que no os pille de nuevas, ya se habla de próximos Golpes, los agraciados son Argentina y México. Nos centraremos en el último.

Los medios tampoco hablan de los extraños movimientos que se suceden en la frontera sur norteamericana: la nueva doctrina estadounidense de «Guerra antiterrorista al Narcotráfico». Con este quimérico engendro que aúna en sí las doctrinas políticas de la «War on Drugs», iniciada por Richard Nixon que llevó a la ocupación de facto de Colombia, seguida por la «Humanitarian War» de Bill Clinton, que llevó a la Guerra de Yugoslavia, y la «War on Terrorism» de George W Bush, que llevó a la ocupación de Afganistán e Iraq, culmina un plan de infiltración perpetrado por la DEA. Su estrategia es la introducción de un clima de «Caos Controlado» que permita la consecución de objetivos, entre otros la progresiva anexión del territorio fronterizo. Su resultado parcial es que México ya vive un estado de guerra no declarada: con unos 33.000 muertos en 2018 es el país «en paz» con más muertos y desaparecidos del mundo «tantos muertos y fosas comunes como si estuviera en guerra«. Las armas americanas inundan el mercado negro y sus cárteles de la droga son también los más poderosos del mundo, tan solo por detrás de los ejércitos nacionales. Se podría pensar que partes del país se dan por perdidas y son ingobernables, bien por su aislamiento y subdesarrollo o bien por estar bajo control de los señores de los Señores de la Guerra Narcos; apoyado y entrenados por Estados Unidos.

De fondo, como no, el hecho de que México comparte la Cuenca Pérmica y la Cuenca Eagle Ford con Texas, que son parte de la Cuenca Petrolera del Golfo de México, siendo la parte azteca parcialmente inexplorada, mientras que la americana ya está necesitando complementarizarse con plantas de fracking. México también se está desarrollando industrialmente absorbiendo la producción norteamericana. A demás recibe enormes remesas del norte.

Pero como siempre no hace falta que me creáis, solo hace falta comprobar la veracidad de los titulares.

Movimientos de USA para anexionarse México aplicando la Guerra Antiterrorista contra «el narco»

Los voceros norteamericanos ya comienzan con su propaganda, Esta vez declaraciones de Daniel McCarthy, aspirante al Congreso por Arizona. La misma doctrina que ha esgrimido USA para justificar su invasión en Afganistán.

Se descubre la red de Oligarcas Mexicanos al Servicio de EEUU dispuestos a dar el Golpe de Estado en México

En sus propias declaraciones un grupo de multimillonarios solicita la Ingerencia directa de los Estados Unidos. Estos se organizan entorno al think tank «México Instituto»/ Woddorow Wilson Center dirigiendose al Congreso de los Estados Unidos: Jose Antonio Fernandez Carbajal, presidente de FEMSA; Alberto Bailleres, presidente Grupo BAL; Juan Francisco Beckman, presidente de Cuervo; Antonio del Valle Ruiz, dueño de Orbia; Claudio X. Gonzalez, presidente de Kimberly Clark México; la familia Servitje, dueños de Bimbo; Alejandro Martinez de Cinépolis; Pablo Escandon de Nadro; Alonso Encira, dueño de Hansa, entre muchos otros.

Carta oficial revela el complot internacional fascista orquestado por USA para derrocar al Gobierno Mexicano entorno al amparo a Evo Morales.

Fascistas Bolivianos amenazan con acciones contra México si no cancela el asilo a Evo Morales. Entre sus amenazas por su puesto se encuentra el solicitar la Ingerencia directa de Estados Unidos. «Sorpresa», España incluida en el grupo; cuanto facha queda.

Apretada Agenda de Golpes de Estado

En la agenda golpista 3 países parecen ser los nominados: la Bolivia de Evo Morales, que ya ha caído, la Argentina de Alberto Fernandez y el México de Amlo.

La probabilidad de que los tres eventos se sucedan es relativamente baja, pero teniendo en cuenta que uno de ellos ya ha sucedido, la surgencia del resto aumenta considerablemente. Más aún si tenemos en cuenta que Estados Unidos se repliega a su «Fortress America» e invierte en su patio trasero toda su fuerza. En las redes hay tensión, y se suceden las publicaciones virales que con más o menos razón proclaman el Golpe. Un momento de máxima tensión fue el Gasolinazo de 2017. Aún así nos es imposible adivinar la tendencia más allá de reconocer que la amenaza es real.

Gobierno y Élites Golpistas

Lo que se puede aprender es que a las oligarquías en el poder no les basta con ganar dinero, caso de Bolivia, sino que quieren ejercer su Poder; como han demostrado. Los dirigentes que no realicen cambios sustanciales en sus sistemas los abocarán a su destrucción por golpe de estado. Claro, que esto no lo pueden hacer sin perjudicar a las élites, que acelerarán el golpe de estado. Por lo tanto la única posibilidad que les queda es crear bases sociales fuertes. Esto no lo conseguirán sin otorgar soberanía, poder para el pueblo, lo que supone que las élites perderán poder, acelerando sus planes de golpe de estado. Y como hemos visto, también recientemente en Bolivia, pero también en Uruguay o Brasil, disminuir la pobreza, aumentar las rentas para la mayoría, no supone conceder ese poder al pueblo, esa soberanía, sino simplemente quitarle dinero a las oligarquías; las cuales acelerarán los planes de golpe de estado. Vamos que parece que la vía parlamentaria es un limo pantanoso en el que algunos se han quedado atrapados. Tal vez lo más sabio para ellos sea hacer como Lenin Moreno o Alan García, directamente venderse a la CIA.

Esta reflexión da que pensar sobre la fragilidad de los gobierno legítimos o no, y sobre si sería posible que en España, un ejército fanático y una policía desquiciada, articulados entorno a un partido fascista, serían capaces de dar un Golpe de Estado; parecido al que se dio en Cataluña con el 155.

Está clara la superioridad de las armas, de la policía, del ejército y de las élites. Nuestro camino por tanto no está en los parlamentos. El pueblo tiene clara la senda a seguir, esta ha sido marcada por las Insurrecciones Anónimas, descabezadas, descentralizadas, horizontales, ruidosas y constantes. Como en Chile, Líbano, Hong Kong, Francia, Ecuador, Iraq, Nicaragua y otras tantas que tendrán que venir. Tal vez para AMLO la suerte esté echada, pero el pueblo mexicano todavía tiene mucho que decir.

Salud! PHkl/tctca

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More