El mercadeo de la economía capitalista: principal factor de riesgo del coronavirus

Publicidad

Llegan informaciones de hospitales (recortados) desbordados y con el propio personal sanitario (recortado) en peligro. Habría que intervenir todas las infraestructuras y hospitales privados, y rescatarlas del virus que busca beneficios empresariales antes que beneficiar la salud del pueblo.

Habría, incluso, que exigir desde ya hacer hospitales en días, como hicieron en China.

Ahora se entiende bien que no estaban locos. Que era necesario para contener la expansión viral y no dejar morir a la gente más frágil en casa. Como está pasando ya en este occidente «tan avanzado».

Pero ¿cómo hacer hospitales aquí si lo que toca es recortar más y más para, otra vez, poner los recursos a disposición de grandes sistemas financieros y empresariales? Hay que rescatar al pueblo. Y aquí solo se entiende de rescatar de nuevo a parásitos peores que el propio virus. Habría, pues, que quitarse la epidemia de la deuda fabricada por bancos y grandes corporaciones que han utilizando el Estado a su antojo. En definitiva, urge una planificación que ponga la persona en el centro de la atención y no garantizar más y más beneficios indecentes. En ese sentido, hay un pánico mayor que el que pueda extenderse entre «los de abajo». Es el terror de los propios sátrapas del capital y de sus mercenarios de la «clase politiquera» ante un pueblo que exija que se planifique su rescate vital. Y es, sobre todo ese pánico del capital y su aparato estatal, lo que les lleva incluso a preparar estados sitios preventivos. Ellos no van a hacer lo que necesitamos que se haga, y tienen temor a que la gente se… amotine la justicia por su mano.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More