El mapa de la cooperacion asturiana

El mapa de la Cooperación asturiana año 2008

La&nbsp acciones de la cooperación asturiana, las que se pueden medir referidas al gobierno , a los ayuntamientos, a las ONG y a otras organizaciones en Asturias, durante al año 2008, marcan un mapa que debiera preocupar al conjunto de la ciudadanía.

En una ausencia de movilización social, se han estado tratando de colocar modelos distintos, más apegados a necesidades empresariales, que a la lucha contra la pobreza, y sólo algunos aytos y la postura de la Coordinadora Asturiana de ONGD ha impedido que Otro Modelo de cooperación se plasmara en los Planes Directores.

El gobierno, al que le cabe en la Axencia Asturiana de Cooperación una labor de coordinación e impulso, ha sido el peor gestor: Sólo una vez,&nbsp en año y medio,&nbsp ha convocado al Consejo de Cooperación.&nbsp Y aunque la Ley Asturiana de Cooperación, del anterior ejercicio, garantizaba una partida importante, y unas bases a cumplir,&nbsp desde la Agencia y la Consejería se ha tratado de variar significativamente el rumbo, intentando mayores vínculos empresariales, con viajes a Angola, Sudáfrica y Centroamérica, con modelos de mayor mimetismo de la central de cooperación en Madrid, con tendencia a favorecer el asistencialismo, y con una pésima relación con las asociaciones, hasta el punto de que muchas de su entorno se han sentido muy molestas por esa ausencia de interlocución.

El descenso de compromisos con los derechos humanos, y los gastos dispendiosos (medio millón de euros) en autopublicidad en una televisión pública, así como la lentitud en poner a disposición los fondos públicos de las convocatorias, hacen de este periodo de año y medio muy negativo, y merecedor de una revisión en profundidad para que no vuelva a ocurrir.

A final de año, con el nuevo cambio de personas en la gestión, parece que se retoman líneas y compromisos anteriores, de los que han dado rango mayor, entidad política, y métodos eficientes a la cooperación asturiana.

La Federación Asturiana de Consejos, con la lentitud habitual, sigue sin conformar el Fondo Asturiano de Cooperación, pese a estar establecido en la Ley.

Y ha estado desarrollando un proyecto particular, primero con financiamiento estatal de la AECI, y después del propio gobierno asturiano, para tratar de difundir y completar un Mapa de la cooperación municipal, que sin duda será util para el futuro,&nbsp pero cuyos recursos son inferiores a los que la Axencia había puesto a la disposición de la FACC durante tres años, para conformar el FONDO.

De entre los Aytos sigue habiendo disparidad en cuanto a grado de compromisos, de participación ciudadana, y de ritmo de gestión.

Desde el más grande, Xixón,&nbsp que también es el único que mantiene el&nbsp Cero-Siete presupuestario,&nbsp y un procedimiento más ágil de tramitación, con un Consejo de Cooperación que este año ha tenido más reuniones, para participar en más compromisos de solidaridad, hasta otros como Siero, que ha reducido la cooperación al CERO-Cuatro, y que pese a tener un Consejo de Solidaridad muy dinámico y propositivo,&nbsp que ha tenido iniciativas para solventar el descenso de interés politico , el Ayto ha agrabado su pertinaz e incomprensible retraso en la gestión.
Desde el de Avilés, afectado por el cambio en la concejalía, y con resolución de convocatoria a final de año, insuficiente presupuesto, y un consejo amplio que puede ser mejor y más utilizado para ampliar los campos solidarios, hasta el de Oviedo, que ha mantenido en el año su mediana cooperación, aunque sin cambiar la composición del consejo, atrasada en un año.

Castrillón ha doblado su partida pequeña de cooperación, y ha propiciado con el nuevo Consejo una actividad participativa , previa a las fiestas locales, como experiencia positiva de sensibilización.

Langreo no ha querido aceptar el requerimiento de que formalice un Consejo de cooperación, y Carreño no ha sabido gestionar en el año su pequeña partida, ni cumplimentar sus Bases que orientaban a la creación de su propio Consejo.

Del resto de aytos, con excepción de algunas partidas&nbsp relacionadas con Hermanamientos, poco se ha avanzado, y en otros se ha retrocedido en materia de cooperación, y ninguna Coordinación desde el gobierno les ha orientado en contrario, con la excepción, lamentable, de la emergencia en el terremoto del Perú, de agosto de 2007, cuyos aportes siguen sin gestionarse.

Finalmente el Parlamento Asturiano, que no ha tenido en agenda elementos relacionados con la cooperación, tampoco ha sabido dar cauce, por ejemplo, a la propuesta trasladada en mayo de Proposición No de Ley,&nbsp para adecuar a las acciones de gobierno en Asturias, con las recientes novedades en materia de Derechos de los Pueblos Indígenas, la Declaración de la ONU, y el Convenio 169 de la OIT ratificado por España.&nbsp Y sigue pendiente en la agenda de sus señorías..

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS