El mantero Sidil Moctar seguirá en prisión por su «condición de extranjero»

Publicidad

El abogado Andrés García, que representa el encarcelado, recurrirá la decisión judicial ante la Audiencia de Barcelona por considerarla «desproporcionada y discriminatoria»

El juzgado de instrucción 25 de Barcelona ha confirmado la situación de prisión preventiva por el vendedor ambulante Sidil Moctar, que ingresó en la cárcel Modelo el pasado 20 de mayo. En respuesta al recurso interpuesto por su defensa, la jueza Elena Carasol alega la «condición de extranjero» como razón de peso para mantener el encarcelamiento y, textualmente dice: «no tiene permiso de trabajo y residencia, ni medios de vida y arraigo en nuestro país, acreditándose el desconocimiento de las lenguas cooficiales como muestra la petición de intérprete durante la diligencia de declaración «. En un escrito de la fiscalía acusa a Moctar de agredir a un agente de la Guardia Urbana y de incitar unos 200 vendedores ambulantes a sumarse a la agresión. El portavoz del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, Aziz Fayé, denunció que instantes antes de los hechos el mantero había sido «golpeado» por los antidisturbios de la policía local, y que la grabación aportada como prueba había sido deliberadamente manipulada.

El defensor de Moctar denuncia que el porcentaje de encarcelamientos preventivos entre la población migrada supera el 18,6%, prácticamente el doble de la cifra que afecta a la población autóctona
El abogado Andrés García, en representación de Moctar, explicó que esta misma semana presentará recurso ante la Audiencia de Barcelona, ya que considera «inaceptable» que se emplee como argumento para aprisionar la utilización de intérprete en sede judicial. También ha dado a conocer datos estadísticos del Departamento de Justicia del pasado mes de abril, para denunciar que el porcentaje de encarcelamientos preventivos entre la población migrada supera el 18,6%, prácticamente el doble de la cifra que afecta a la población autóctona.

Mientras tanto, estos días se mantiene la actividad de los vendedores ambulantes en la zona del Puerto Viejo, sobre todo a lo largo del paseo de Borbón, el único punto de Ciutat Vella donde por ahora no se ha producido intervención policial. Este lunes a primera hora de la mañana un operativo conjunto de los Mossos y la Policía Portuaria ha echado los vendedores del entorno del Palau de Mar, pero dos horas más tarde se han vuelto a poner. La comunidad mantera en la zona suma más de 400 personas, la mayoría de ellas de origen africano.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More