El lobby nuclear presiona en la Cumbre de Seúl para recuperar la confianza perdida en la industria tras la catástrofe de Fukushima

Antes del inicio de la II Conferencia de Seguridad Nuclear que, liderada por Obama, se celebra en la capital de Corea del Sur, el lobby nuclear ha jugado sus cartas. Más de 50 países, cuyos primeros ministros se encuentran en Seúl, tienen prevista en su agenda la construcción de reactores nucleares. La alarma creada por el desastre ocurrido en la central de Fukushima, durante el terremoto de Japón, no ha frenado el plan de expansión de la industria nuclear. Tan sólo lo ha ralentizado.

El interés de Al Qaeda, y otros grupos terroristas, por adquirir armas nucleares planeará sobre las mesas redondas, pero la defensa de la industria nuclear es el objetivo del  lobby nuclear representado. La industria se compromete, siempre en la búsqueda de contrapartidas para su negocio multimillonario, a asegurar los materiales nucleares de alto riesgo, como el uranio altamente enriquecido y plutonio,  y a mejorar la protección de las instalaciones nucleares. El interés de los líderes políticos se centrará en cómo prevenir el tráfico ilícito de los materiales radiactivos que podrían ser utilizados en fabricación de  bombas. Por otra parte, se espera que los países participantes lleguen a un acuerdo para ratificar la Convención Internacional sobre la Supresión de Actos de Terrorismo Nuclear y la Convención de la Protección Física de los Materiales Nucleares.

“Creo que la energía nuclear sigue siendo la alternativa más viable, aunque es cierto que esta industria está teniendo dificultades en la expansión de su negocio después del accidente de Fukushima”, reconoce Jong-Shin Kim, presidente y Consejero Delegado  de la Corporación Estatal de Energía Nuclear e Hidráulica de Corea del Sur (KHNP), organizadora de esta cumbre. Los analistas del think thank Carnegie Endowment investigan las perspectivas y desafíos planteados por el resurgimiento del interés mundial en la energía nuclear. “Aunque la nuclear se mantenga como contribuyente potencial a mitigar el impacto del cambio climático, los desastres acaecidos en Japón ponen de relieve los riesgos inherentes a la tecnología nuclear”, advierten en un informe. Un informe de prospectiva realizado por la Asociación Mundial Nuclear prevé una paulatina construcción de centrales nucleares en España. Nuestro país pasaría a contar con 20 plantas en 2030.

El presidente español, Mariano Rajoy, que hoy llega a Seúl, será el encargado de presentar los resultados de un grupo de trabajo  sobre la denominada Iniciativa Global contra el Terrorismo Nuclear (IGTN). Estados Unidos y Rusia lanzaron la IGTN en 2006 para mejorar los instrumentos de los que dispone cada país para prevenir eventuales ataques con materiales nucleares y radiactivos. España se encarga desde 2010 de su coordinación. Esta iniciativa surgió tras los atentados del 11 de septiembre cuando se comenzaron a percibir nuevas amenazas tales como ataques terroristas con armas de destrucción masiva.

http://www.lacelosia.com/el-lobby-nuclear-presiona-en-la-cumbre-de-seul-para-recuperar-la-confianza-perdida-en-la-industria-tras-fukushima/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS