El líder de los ataques terroristas en Barcelona y Cambrils, informante del Estado español desde 2014

Publicidad

Por Conrado Ugarte

Como hemos informado esta tarde en nuestra nota «Atentados del 17-A | El CNI espió los teléfonos de los autores días antes de la masacre» y basados en la exclusiva del diario digital Público, el CNI de España sabía que un grupo terrorista con sede en la ciudad catalana de Ripoll estaba preparando un ataque. El periódico ha tenido acceso a información que confirma esta relación entre la agencia de inteligencia española y el cerebro del ataque, además de demostrar que los espías de la CNI estaban monitoreando los movimientos del grupo hacia y desde la ubicación de su fábrica de bombas.

La agencia de inteligencia se comunicaba con es-Satty, el imán de Ripoll, a través de un sistema difícil de detectar y conocido como» correo electrónico muerto«, que consiste en escribir correos electrónicos en el borrador sin enviarlos. Las dos personas que desean comunicarse ingresan al mismo buzón de correo y las agregan a sus borradores, pero como nunca presionan «enviar», los datos no circulan en Internet. Como señala Público, este sistema fue inventado por Bin Laden.

Si bien este periódico ha tenido acceso a documentos de inteligencia, para así relacionar al imán con el CNI y develar el grado de segimiento a través de los teléfonos móviles de la célula terrorista, ya en 2017 los Mossos d’Escuadra habían descubierto la relacion del informante Satty con la Guardia Civil de España.

Un confidente añejo

No es ninguna novedad que es-Satty era confidente del Estado español. El Gobierno de Rajoy, como el de Sanchez, lo han venido tapando. Como así tambien los medios concentrados. Ya en el año 2014 Satty es fichado por el Estado español a través de los servicios de inteligencia del reino. (Más abajo desarrollaremos).

El 17 de agosto de 2017, los atentados en Barcelona y Cambrils sacudieron a la Nación catalana, poniendo a prueba como nunca la capacidad del gobierno catalán, y especialmente, de su policía.

Hace 8 meses, en el medio alternativo VilaWeb, el colega Vicent Partal en su crónica «Las cien horas de persecución a Younes», uno de los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils, nos revelaba la importancia que había adquirido la localidad de Ripoll en relación con el imán confidente, Abdelbaki se-Satty.

Y es que en principio, Ripoll no entraba en los planes de las pesquisas. Pero, tras haber sido identificados los coches en Alcanar y, más aún, tras el atentado de Cambrils, la relación de Ripoll con el grupo terrorista liderado por el imán, era evidente. Cuatro de los domicilios de los atacantes eran en Ripoll, lo que implicaba la existencia de un grupo consolidado en esta villa.

La investigacion llevó a los Mossos a entrevistarse con el presidente de la mezquita Annour. Allí, el relato de Ali Yassine los dejó helados: la policía española había visitado la mezquita en tres ocasiones, la última tan sólo un mes antes del 17A. Lo peor: la policía catalana no sabía nada.

En aquél momento, nadie sabía que Abdelbaki se-Satty, el imán de Annour hasta hacía pocas semanas, era un «confidente de la policía española y la cabeza del grupo que había preparado los atentados».

Ali Yassine explicó que, en abril de 2016, se habían presentado en la mezquita dos miembros de la policía española con base en Girona pidiendo por los intergrantes de la junta de de la mezquita. Y dejaron un correo electrónico oficial al que les enviaron toda la documentación que pedían. Posteriormente, dos miembros de la policía española volvieron a Ripoll, pidiendo los estatutos de la junta y, específicamente por Abdelbaki se-Satty. En julio de 2017, funcionarios de la policía española hicieron una tercera visita y pidieron si había habido algún cambio en el organigrama del oratorio. Les respondieron que se-Satty había sido despedido y que se había marchado diciendo que se iba Marruecos.

Con posterioridad a estos relatos, el gobierno español «reconoció que se-Satty era confidente de la policía española hacía años», por lo que aparecieron las preguntas tan incómodas como naturales: ¿qué razón tenía la policía española para ocultar a la policía catalana su presencia en Ripoll? Y: ¿cómo es que no sabían que su confidente había huido y ni se han preocupado de saber dónde estaba? Un mes antes de los atentados sabían, por fuerza, que habían perdido la pista de un confidente, una persona con vínculos yihadistas demostrados, que había estado en la cárcel y que había sido identificado como colaborador en varias operaciones anteriores. En ese momento, aunque no estaba claro si algunos de los restos humanos que iban apareciendo en la casa de Alcanar pertenecían a se-Satty, pronto se supo que sí. Y entonces, las preguntas y los rumores sobre qué cosas sabía el gobierno español y cuáles no, fueron imparables. Sin embargo, no han dado nunca ninguna explicación concluyente. Ni hace dos años, ni ahora.

Ocultamiento hegemónico

Ayer, el medio digital Público ha revelado que los servicios secretos españoles escuchaban, transcribían y controlaban todas las conversaciones entre los terroristas antes de que cometiera los atentados en Barcelona y Cambrils.

A más de 24 horas que se destaparan los vínculos del CNI con el cerebro de los atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils, Abdelbaki es-Satty, así como  las escuchas telefónicas de las conversaciones de los autores materiales de la matanza, en Madrid se impone un absoluto y estremecedor silencio. Ninguna autoridad del Estado ha salido al paso de estas gravísimas acusaciones.

Vergonzoso y desolador es ver cómo, las portadas de los distintos medios concentrados, han tapado toda esta información, que sí ha trascendido a través de nuestros medios alternativos de comunicación e información.

Datos reveladores

Si bien la relación entre el jefe terrorista informante y el Estado español se conocían fehacientemente por los aportes brindados por los Mossos d’Esquadra, el periódico Público ha obtenido nuevos datos de enorme trascendencia. Las capturas de pantalla de la cuenta de gmail que se ha utilizado para las comunicaciones entre el imán y el CNI:  [email protected] . Estas nuevas revelaciones son el resultado de un año de investigación durante el cual el periódico abrió fuentes de inteligencia, recopiló documentos confidenciales y extrajo datos de las investigaciones de los ataques.

Esta dirección de correo electrónico  estuvo activa hasta al menos dos meses antes del ataque terrorista de 2017. El último mensaje dejado en el correo muerto fue el 19 de junio de 2017, cuando ya se estaban fabricando las bombas que serían utilizadas para el ataque.  Las contraseñas para acceder a esta dirección de correo electrónico se encontraron en los restos de la fábrica de bombas del grupo en la ciudad de Alcanar, cuya explosión accidental el 16 de agosto de 2017 mató a es-Satty y a otro miembro del grupo terrorista.  Como resultado de la explosión, la célula se movió rápidamente y al día siguiente improvisó el horrible ataque de la Rambla y un segundo ataque mortal en la ciudad de Cambrils, en lugar de la explosión de la bomba de alta potencia en la que habían estado trabajando, posiblemente dirigida a la Sagrada Familia en Barcelona.

Los informes confidenciales del CNI demuestran que la inteligencia española monitoreaba la célula terrorista de Ripoll. Que la agencia española escuchó sus conversaciones y siguió sus movimientos. Que el CNI estaba al tanto de los viajes realizados por los miembros del grupo jihadista de Ripoll a Alcanar y conocía la existencia de la villa donde se fabricaban los explosivos. Que los servicios secretos españoles vigilaron a los terroristas hasta el mismo día de los ataques y que el nombre de se-Satty se borró de los archivos de la CNI después de los ataques.

Las autoridades españolas vigilaban los movimientos terroristas.

Los informes de inteligencia especifican en detalle los viajes que los miembros de la célula terrorista hicieron varios meses antes de los ataques de agosto de 2017. El documento del servicio secreto español enumera los viajes separados de los miembros del grupo terrorista a Suiza y Alemania, y a Francia y Bélgica, todos en diciembre de 2016. Este segundo viaje se realizó con el mismo automóvil Audi A-3 que luego se usó en el ataque de Cambrils.

El CNI, supervisó los movimientos en cuatro países de los tres jóvenes que fabricaron los explosivos en Alcanar, no solo observando sus itinerarios, sino también con conocimiento anticipado de sus planes, a través de escuchar sus conversaciones.

El CNI ayudó es-Satty a ser imán en Ripoll

El imán de Ripoll, confidente del CNI, fue fichado por los servicios de inteligencia españoles en el año 2014 a cambio de no ser deportado. Más tarde, fue el mismo CNI quien le ayudó a ser imán en Ripoll, desde donde radicalizó a los jóvenes autores de los atentados, según ha publicado este mismo miércoles el diario Público.

El interés de los servicios secretos españoles se despertó por es-Satty después de que éste asegurara que un grupo islamista, que le había obligado a transportar 136 kg de hachís por lo que fue detenido en Ceuta, lo señalaba como posible fuente de información sobre grupos yihadistas.

El CNI, sin embargo, después de los atentados negó que se la hubiera querido captar, sino que sólo se le había interrogado sobre sus contactos con islamistas sin ficharlo. Negaron todo aunque se publicó en la prensa sobre: los contactos dentro de la prisión, los informes sobre él o el seguimiento de un posible proceso de radicalización mientras cumplía condena.

El medio digital español ha sacado a la luz nueva información. Unos documentos que demuestran que los servicios de inteligencia mintieron y, realmente, tenían mucho más controlado a es-Satty de lo que han dicho. En estos informes, dan cuenta de que es-Satty llevó a cabo «actividades proselitistas» sobre otros musulmanes en la prisión, además de mantener un «proceso de radicalización» y ser «conflictivo». Las mismas Instituciones Penitenciarias lo identificar como «islamista radical» desde su llegada a la prisión.

Pero de golpe, luego de una visita a Ceuta en 2012 para asistir a su juicio, la cosa cambió completamente. Es-Satty pasó a tener un «perfil de actividad muy bajo, no destacando por ningún motivo especial, manteniendo a partir de ahí una actitud completamente diferente». En ese momento, se valoró que podía ser por el miedo a ser expulsado a Marruecos, aunque mejorara el comportamiento, no podía evitarlo.

El CNI abre las puertas a los atentados

Después de que la Subdelegación del Gobierno en Castellón decidiera deportarlo, sus abogados se presentan y se produce un hecho por demás de sugerente. Es-Satty se presentó a la vista que tenía que decidir sobre el recurso con un certificado de vida laboral de más seis años en España y un contrato de trabajo en vigor. El juez dictaminó que tenía suficiente «arraigo laboral» para quedarse en España como residente. No cabe la menor duda de que recibió «ayuda extraoficial para evitar su expulsión a cambio de convertirse en confidente«, como han confirmado fuentes del propio CNI.

Pero además, fue el mismo CNI -otra vez- quien arregló las recomendaciones y avales necesarios para que es-Satty fuera admitido como imán del oratorio de Ripoll, con el fin de que desde allí se infiltrara en redes yihadistas europeas. Así, el Estado español le ha dejado las puertas abiertas a los terroristas para lo que vendría después.

Sin embargo, este no había sido el primer contacto de es-Satty con los cuerpos policiales españoles. Ya en 2005 se le había relacionado con reuniones de una red de captación y radicalización que operaba desde Vilanova y la Geltrú. Incluso se le llegó a pinchar el teléfono, ya que se le señalaba como uno de los colaboradores estrechos del líder de la célula de radicalización.

Pero, otro hecho que llama poderosamente la atención, se produce. La investigación sobre él se anula al poco tiempo, solicitándose el cese de la intervención del teléfono y aseguran en los informes que «no se ha observado que hubiera vinculación con la red de reclutamiento de muyahidines». Después de esto, el juez lo excluyó de la orden de procesamiento contra 22 imputados en la misma causa por presuntamente captar yihadistas e incluso ayudar a escapar a algunos terroristas del 11-M.

Fuentes: Público/El Nacional Cat/VilaWeb/Vicent Partal/Redcom/

https://telegra.ph/El-l%C3%ADder-de-los-ataques-terroristas-en-Barcelona-y-Cambrils-informante-del-Estado-espa%C3%B1ol-desde-2014-07-18

Red de Comunicación Popular Redcom

En Telegram: @CanalREDCOM

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More