El ladrillo provoca la mayor suspensión de pagos española

El presidente y principal accionista de la compañía (con el 60%), Fernando Martín, expuso ayer las «graves dificultades de tesorería» al Consejo de Administración en una reunión maratoniana en la que se decidió, por unanimidad, acudir voluntariamente al concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos.

La petición de la tercera inmobiliaria española ante el juzgado podría materializarse hoy, según un portavoz de la empresa. Colonial, de mayor tamaño que Martinsa Fadesa y que también cotiza, fue salvada por los bancos. Pero las 45 entidades financieras a las que Martinsa Fadesa debe 4.000 millones, han decidido no mover un dedo más.

La empresa explicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que durante ocho meses ha hecho «innumerables esfuerzos» para que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) le diera un crédito de 150 millones, condición para que la banca mantuviera el préstamo de 4.000 millones. Al final, también se lo pidió a esas 45 entidades acreedoras sin éxito. Y se ha quedado sin liquidez.

La deuda total asciende a 5.201 millones, al cierre de marzo. Pero la empresa del ex presidente del Real Madrid defiende que sus activos inmobiliarios valen 10.804 millones (6.625 millones en suelo).

La compañía justificó que la suspensión de pagos busca «garantizar la continuidad» del grupo. Venderá suelo y edificios y se pondrá bajo la supervisión de un administrador concursal pero, al hacerlo voluntariamente, Fernando Martín no perderá la gestión.

Recorte de plantilla

La decisión afectará de lleno al expediente de regulación de empleo (ERE) que Martinsa Fadesa tenía que concretar hoy. El recorte puede rondar los 275 puestos de trabajo, un tercio de los 829 empleos, aunque fuentes cercanas a la empresa rebajaron ese cálculo.

La inmobiliaria fue suspendida en bolsa por la mañana cuando caía un 24,7%, que se suma al batacazo de casi un 34% del viernes, lo que deja a la compañía con un valor de 680 millones. Otra preocupación para Fernando Martín.

Antes de conocer la noticia, el comisario europeo de Economía y Finanzas, Joaquín Almunia, dijo confiar en que la situación de la empresa no cree una reacción en cadena.

Las cifras clave

De los 5.200 millones que debe en total Martinsa-Fadesa, logró en mayo que 45 bancos y cajas refinanciaran 4.000 millones por la compra de Fadesa a Manuel Jove.

Martinsa no pudo lograr un crédito por 150 millones, una condición de la banca para mantener un acuerdo muy ventajoso: no tenía que pagar la deuda hasta 2011, sólo intereses desde diciembre próximo. Y eso ha sido la chispa que ha encendido el polvorín.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS