El juzgado ve legal que Sagunt ondeara la bandera republicana

Por María Romero

Una sentencia da la razón al ayuntamiento y rechaza el recurso presentado por la Delegación del Gobierno.El fallo recuerda que la ley no prohíbe el uso de la tricolor en los edificios públicos.

El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 9 de València considera que Sagunt no actuó fuera del ordenamiento jurídico al ondear la bandera republicana en los edificios públicos durante la celebración del 87 aniversario la II República el año pasado. Así lo recoge la sentencia 369/18 dictada por el magistrado de este tribunal en la que se desestima el recurso interpuesto por la Abogacía del Estado contra el Ayuntamiento de Sagunt tanto por colgar la bandera el pasado 13 de abril de 2018 en el edificio consistorial y la Tenencia de Alcaldía así como «por el acuerdo plenario por el que se decide llevar a cabo la exhibición».

Según el demandante, ambas acciones eran contrarias a derecho y vulneraron la Constitución en su artículo 4, la Ley 397/1981 y el principio de neutralidad y objetividad de las administraciones públicas, acusaciones que se niegan en el fallo. En éste se asegura que no se han vulnerado la norma ya que «no se sustituyó la bandera española oficial por la de la República» y aclara que «tampoco esta norma establece una prohibición taxativa de hacer uso de banderas diferentes a la española en los edificios públicos» poniendo como ejemplo la de las Comunidades Autónomas, la de diputación o la del municipio.

La sentencia deja claro que «tampoco se infringe el principio de neutralidad y objetividad de la administración» como se alegaba en el recurso contencioso administrativo, ya que éste «no puede implicar la negación de tomar decisiones de carácter ideológico por parte de las administraciones públicas que gozan de autonomía reconocida en el articulo 140 de la Constitución», puesto que esto derivaría en una «inactividad práctica» de las propias administraciones, en este caso el ayuntamiento, recoge el fallo. A este respecto la sentencia recuerda que «los consistorios están compuestos de concejales elegidos, en los cuales la ideología ha de estar presente y tenida en cuenta por los electores».

Por otro lado, añade el fallo que la decisión plenaria de aprobar la exhibición de la bandera republicana tampoco está prohibida por la normativa a la que apunta el demandante en su recurso y recalca que la «ilegalidad» a la que hace referencia, que se basa exclusivamente en su carácter ideológico, «supondría también la imposibilidad de realizar cualquier homenaje o celebración a través de banderas o de alguna otra manera».

Otro de los argumentos utilizados por el demandante para justificar su recurso contencioso contra Sagunt fue la jurisprudencia existente a este respecto, argumento que desmonta también este fallo, que aclara que «se han utilizado sentencias que no sientan jurisprudencia al no ser firmes.

Finalmente, al no admitir el recurso del demandante, Sagunt no pagará costas del proceso.

 

Enlace con la noticia

 

 

COLABORA CON KAOS