El juzgado escucha el mandato de Naciones Unidas y paraliza el desahucio de Argumosa de forma indefinida

Publicidad

El desahucio de Josefa Santiago, Pepi, la vecina de 65 años que vive en la calle Argumosa con sus dos hijas, ha quedado aplazado, según ha informado esta vecina a las personas que se han congregado en la puerta del edificio para frenar el desalojo que estaba programado para este mismo viernes a las 9.30 de la mañana con el lema #PepiSeQueda. El juzgado escucha así el dictamen de Naciones Unidas y lo reconoce como vinculantes, según ha puesto en valor el Sindicato de Inquilinas de Madrid tras saber que Pepi seguirá en su casa.

Más de un centenar de personas se habían concentrado pasadas las 21 horas del jueves 27 de septiembre frente al portal de Pepi. Pasadas las 8:30 se retiró la policía, que había acordonado los accesos a la calle. El motivo ha sido la orden de la Delegación de Gobierno, que ha atendido la resolución del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas, instando a la suspensión del desalojo.

PRESIÓN VECINAL

Vecinos y vecinas de Lavapiés, convocados por la PAH Centro, el Sindicato de Inquilinas de Madrid, el colectivo Lavapiés, ¿Dónde Vas? y la Asamblea de Bloques en Lucha, así como decenas de personas provenientes de otras PAH de barrios de Madrid, instalaron tiendas de campañas en la acera para intentar evitar el dispositivo policial, que se ha desplegado hacia las 6.30 de la madrugada.

Era la tercera orden de lanzamiento de desahucio contra la vivienda de Pepi y aunque nada hacñia prever que el Juzgado de Primera Instancia nº 33 ordenenara la paralización del desahucio en esta ocasión, un resolución del alto comisionado de Naciones Unidas que se conoció antes de la acampada despertó la esperanza de las congregadas.

La portavoz de la PAH, Alejandra Jacinto, explicó que a las 17h de la tarde del jueves habían recibido una notificación del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas que exige la paralización del desahucio de manera indefinida  hasta que la administración pública no garantice una alternativa habitacional a Pepi. Además, establece que el Estado español tiene que cumplir con este dictamen y en caso de no ser así, advierte al Gobierno español que será sancionado por ello.

No obstante, las diferentes plataformas y colectivos vecinales, desconfían. Aunque Naciones Unidades se ponga del lado de Pepi y del resto vecinas del bloque de Argumosa 11, y obligue al Gobierno español a cumplir esta resolución, saben que no es la primera vez que este desobedece una resolución de Naciones Unidas.

Tal y como han idicado en nota de prensa, “la mayoría de jueces y juezas españolas sí que suspenden los desahucios ante este tipo de resoluciones, pero no siempre. Además, durante los últimos meses la jueza encargada del caso de Pepi y su familia se ha mostrado favorable a las presiones de la propiedad, Inversión en Proindivisos S.L., y en contra del derecho a la vivienda”. Razón sufiente para mantener la convocatoria de stop desahucio y la acampada frente al portal del bloque de Argumosa 11, que se ha convertido en el último símbolo de resistencia contra la especulación inmobiliaria.

En la misma nota, la asamblea #BloquesEnLucha exige al Delegado del Gobierno en Madrid que suspenda el despliegue policial y solicitan tanto al Gobierno de la Comunidad de Madrid como al Gobierno municipal que garanticen una alternativa habitacional a Pepi y su familia, así como a todas las habitantes de Madrid con procedimientos de desahucio abiertos. También han vuelto a pedir al Ayuntamiento de Madrid que proceda a la expropiación del edificio situado en la calle Argumosa 11 para garantizar la función social de la vivienda.

Del mismo modo, aprovechando que Naciones Unidas de nuevo les da la razón, exigen “que el gobierno apruebe de forma inmediata la Ley de Vivienda de la PAH”, así como que se prohiban todas las subidas de alquiler por fin de contrato y se paralicen todos los desahucios de manera preventiva. Por último, advierten: “si las autoridades no garantizan el derecho a la vivienda en nuestro país, lo haremos nosotras”.

Pasadas las 2 de la madrugada del viernes 28 de septiembre, decenas de personas permanecen acampadas en tiendas frente al portal. Otras permanecen en el interior del bloque acompañando a Pepi y al resto de vecinas afectadas.

https://www.elsaltodiario.com/desahucios/naciones-unidas-exige-la-paralizacion-del-desahucio-de-argumosa-11

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More