El Juez Andreu imputa a los 78 usuarios de las tarjetas black de CajaMadrid

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu imputó el miércoles a 78 titulares de las tarjetas opacas de Caja Madrid, con las que altos cargos gastaron 15 millones de euros durante una década sin control por parte de la entidad, que luego se fusionó con otras cajas para convertirse en Bankia y terminó siendo rescatada por el Estado.

De momento, Andreu ha citado a declarar como imputados a 27 consejeros y administradores de Caja Madrid y Bankia, por un presunto delito de administración desleal o apropiación indebida, según un auto conocido el miércoles.

El juez quiere aclarar si estas tarjetas se emitieron como gastos de representación o como complemento de retribución, para definir si se trata de un presunto delito de administración desleal o apropiación indebida.

Los expresidentes de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato y Miguel Blesa están imputados en el caso, que estalló en octubre de 2014, cuando se descubrió la existencia entre 2003 y 2013 de unas tarjetas opacas, concedidas al margen de los estatutos, sin justificaciones y sin tributación, y el juez les impuso fianzas.

En un momento de descrédito político derivado de la peor crisis de la democracia combinada con diversos escándalos políticos y financieros y con el rescate a parte de la banca con fondos europeos, el caso popularmente conocido como de las «tarjetas black» provocó un gran revuelo social y mediático.

Andreu también citó como testigos a cinco directivos que nunca usaron las tarjetas y al expresidente de la caja Jaime Terceiro.

Agencias

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS